Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 27 noviembre 2021
18:56
h

La padronesa desahuciada por el exmarido denuncia desamparo

Mª Carmen Seoane asegura que el juzgado rechaza todos sus escritos // Insiste en que nunca recibió la notificación que la obligaba a salir de la casa

“No sé que hacer. Ya tengo un abogado de oficio pero el juzgado bloquea todos los escritos que presenta. Los rechaza y no me da ninguna opción. Ahora duermo en casa de una vecina, pero no puedo seguir así. Estoy desamparada”. Este es el SOS que María del Carmen Seoane vuelve a lanzar tras permanecer mas de un año sin casa al ser desahuciada por su exmarido del domilicio familiar de Outeiro, en la parroquia de Carcacía (Padrón).

La situación de esta mujer, que ha vivido en su coche y desde hace unos meses duerme en casas de vecinos, fue denunciada en febrero por la Plataforma Stop Desahucios de Barbanza. Mª Carmen insiste en que ella nunca recibió la notificación del desalojo, que sólo llegó a su hijo. Sin embargo, en septiembre de 2020 se ejecutó la orden y la obligaron a abandonar una casa que fue adquirida por su excónyuge tras ser subastada por impagos. Desde entonces, vive la mayor parte del día en la calle. Asegura haber tocado todas las puertas (Concello, Servizos Sociais, abogados, juzgado, amigos, hijos...) pero “só teñen boas palabras”.

A sus 59 años, Mª Carmen, que tiene dos hijos, dice estar viviendo su peor pesadilla. Cuando se casó compraron la finca en la que construyeron la casa familiar y, cuando se separó, en 2006, se quedó en la vivienda. Debía asumir la hipoteca y pagar unos 70.000 € a su excónyuge. En 2012 la casa se tasó en 213.000 €.

Ella cuenta que tiene una discapacidad del 37 %, que vive con una pensión de 430 euros al mes y que antes, cuando vivía en la finca, aprovechaba su trabajo en la huerta para sacar dinero extra. Pero, con todo, no pudo hacer frente a todos los pagos y recibos de la casa, que en 2017 fue embargada y, en la posterior subasta, adquirida por su exmarido. Desde entonces mantiene un contencioso, porque ella sostiene que no le notificaron el desahucio que fue ejecutado el 11 de septiembre de 2020.

“O meu exmarido, que vive en Suiza, permite que meu fillo viva na casa, pero ameázao e di que, se me deixa entrar, tamén o bota”, dice.

26 nov 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.