Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 20 julio 2024
09:49
h

Miñones se resiste a fechar cuándo se unirán Santiago y Lugo en 50 minutos

El delegado visitó las obras de la autovía A-54 en Arzúa // El de Melide a Palas es el tramo más adelantado // Fuentes municipales aluden a “restos arqueolóxicos”

“Non houbo xeito de arrincarlle un prazo, máis aló de que o tramo Palas-Melide vai máis adiantado que o de Arzúa-Melide”. Asistentes a la visita del delegado del Gobierno a las obras de la autovía Santiago-Lugo confirman la negativa de José Miñones a concretar el remate de un vial que situará a la capital gallega a 50 minutos de la lucense. Y es que la presencia de restos arqueológicos “pode que de orixe romana” no parece ayudar a fijar una fecha esperada, desde hace décadas.

Así, y más allá de lo aportado por fuentes municipales, el acto sirvió para que el representante del Ejecutivo de Pedro Sánchez hiciese hincapié en que, en estos últimos dos años, “se desbloquearon los tramos que quedaban por iniciar de esta autovía A-54”, de forma que ahora “estamos en su recta final”. De igual forma, aportó que el Ministerio de Infraestructuras trabaja “intensamente” en ambas partes del trazado de la A-54 “con 250 personas y un total de cincuenta máquinas”.

El trecho Arzúa-Melide, de 16,4 kilómetros de longitud y 116,5 millones de euros de inversión total, se inicia al sur de la localidad de Melide, en la intersección de la N-547 con la carretera autonómica AC-840, y finaliza en Arzúa, conectando con el tramo ya en servicio de la A-54 entre Arzúa y Santiago de Compostela. Tras discurrir por los ayuntamientos de Santiso y Melide, finaliza al sur de la localidad de Melide, donde conecta con el tramo contiguo, que también está en obras.

En el trazado se incluyen cuatro conexiones: enlace Melide Sur con la carretera autonómica AC-840, enlace de Santiso con la carretera CP-4603, enlace Arzúa Sur con la carretera autonómica AC-905 y enlace Arzúa Oeste con la N-547 y con la carretera autonómica AC-840.

También se proyectan 25 estructuras, entre las que destacan 9 viaductos: Catasol, Cabazás, Fontesagrada, Valverde, Boente, Iso, Brandeso, Ladrón y el del enlace Arzúa Oeste. Se ejecutarán además diez pasos superiores y seis inferiores, de los que dos de los primeros y hasta cuatro de los otros mencionados son específicos para pasos de fauna o multifuncionales, además de servir a la permeabilidad transversal de la autovía.

FIN. Con la finalización de las obras de este tramo Melide-Arzúa y las del tramo contiguo Palas de Rei-Melide (85,63 millones de euros de inversión y 11,7 km de longitud), se completará la totalidad del trazado de la autovía A-54. Un total de 93,4 kilómetros que supusieron más de 700 millones de inversión desde su inicio. Y, en paralelo, conllevará una importante mejora de la seguridad vial, tanto rodada como peatonal, de la N-547, donde actualmente hay un importante tránsito de peregrinos, y de las villas por donde circula esta carretera nacional.

En esta visita participaron también las subdelegadas del Gobierno en A Coruña, María Rivas, y en Lugo, Isabel González, y los alcaldes de Melide, José Manuel Pérez, y de Santiso, Manuel Adán, además de la teniente de alcalde de Arzúa, Begoña Balado.

Por su parte, Miñones no pudo evitar subrayar que hay un compromiso “claro y firme de este Gobierno de recuperar el tiempo perdido en las infraestructuras gallegas, con decisiones e inversiones históricas”, dijo a pie de obra el delegado del Gobierno.

04 feb 2023 / 06:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.