Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 17 mayo 2022
13:01
h
En Bergantiños, la preciada bandera ondeará en Caión, Pedra do Sal, Razo, Saíñas, Laxe, Ermida, Balarés y Osmo, y en Costa da Morte, en Arou y Ézaro // Barbanza lucirá la de Coroso // Son sólo la tercera parte de las de hace un lustro TEXTO S. Souto

Ni más, ni menos: once playas de la comarca renuevan su sello azul

Un total de 112 playas gallegas pertenecientes a 34 concellos tendrán este verano Bandera Azul, distintivo con el que cada año la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) reconoce a arenales de todo el mundo en base a criterios de sostenibilidad y servicios.

Entre todas las galardonadas en esta última edición, sólo tres lucirán ese distintivo por primera vez: la de Porto Suevos (Arteixo), la de Banda do Río (Bueu) y la de Santa Baia (Vigo). Además, una recupera el galardón que había perdido el año pasado: la Fontela Valea, en Barreiros.

Y, si bien es cierto que Galicia concentra una de cada cinco de las banderas concedidas este año en todo el país, con 112 arenales reconocidos que se extienden a lo largo de 42,7 kilómetros, consolidando su posición entre las comunidades españolas que reciben cada año un maior número de distintivos azules para sus playas, junto a la Comunidad Valenciana y Andalucía, lo cierto es que muchas han dejado de ondear en los últimos años a medida que la crisis fue obligando a los concellos a recortar gastos para mantener algunos de los servicios que, precisamente, condicionan tal reconocimiento.

A lo largo de los 29,5 kilómetros de arenales con los que cuenta el litoral de Área de Compostela y que bordean 24 concellos, ondearán este verano once de esas banderas en siete municipios, casi una tercera parte de las que había en 2017.

En este ámbito litoral los distintivos azules ondearán este verano en las playas de Caión (Laracha); Pedra do Sal, Razo y Saíñas (Carballo); Laxe (Laxe); y A Ermida, Balarés y O Osmo (Ponteceso), en la comarca de Bergantiños; en las de Arou (Camariñas) y O Ézaro (Dumbría), en la Costa da Morte; y en la de Coroso (Ribeira), en Barbanza. Exactamente las mismas que el año pasado. En todo caso, suponen el 30,5 % de las 36 concedidas en total en 14 concellos de la provincia de A Coruña.

Y, mientras algunos alcaldes gallegos sacan pecho (como el de Sanxenxo, que repite como el municipio de toda España con más arenales galardonados, un total de 17), otros se consuelan alegando que el distintivo, a su entender, no es para tanto. Es el caso del regidor de Rianxo, Adolfo Muíños, cuyo gobierno decidió hace años no solicitar banderas azules y considera que se trata de un distintivo privado “que non engade ningún valor ao que xa temos”. Al respecto, explica que lo importante es que se avanza cada año en la mejora de servicios, instalando duchas, pasarelas para personas con discapacidad y aseos, además de contratar un servicio de limpieza o sumarse al proyecto Praias sen fume. Eso... y seguir trabajando para mantener la calificación de excelente en sus aguas.

Pero en el litoral de Área de Santiago ondearán también banderas azules en dos puertos deportivos: el Club Náutico Boiro-Marina Cabo de Cruz (Boiro), por décimo año consecutivo, y el Real Club Náutico de Portosín (Porto do Son), que lleva ya 31 años luciéndola. Son dos de los once puertos deportivos que la recibirán este verano, junto al Real Club Náutico Sanxenxo, el Club Náutico Portonovo de Sanxenxo y el Porto Deportivo Juan Carlos I de Sanxenxo; el Club Náutico Sada y el Porto Deportivo Sadamar; y los de Cangas, Baiona, Ribadeo y A Coruña.

el protagonista
“Só a pedimos para coroso polas altas esixencias”
Image
Manuel Ruiz Rivas
Alcalde de Ribeira

“Escollemos pedir Bandeira Azul para Coroso porque é unha das praias urbanas máis coñecidas e visitadas de Galicia, moi ben comunicada a través da autovía do Barbanza. A razón de que non a pedíramos para outros areais débese ás altas esixencias demandadas para exhibir o distintivo, sobre todo no que ten que ver co servizo de salvamento e socorrismo e dadas as dificultades que temos os concellos nos últimos veráns para cubrir prazas”, dijo el alcalde de Ribeira, Manuel Ruiz.

{ la letra pequeÑa }
La cuestión de fondo
Suso Souto

DIJO UN DÍA un exconcejal de Turismo del Barbanza que el distintivo que acababa de perder una playa de su concello era “un trapo azul”. Lo dijo, claro, como mal perdedor, y para justificar, probablemente, su parte de responsabilidad al respecto, o del gobierno al que pertenecía. Él ya no es edil, pero esa playa es hoy un ejemplo desde el punto de vista ambiental. Que no ondee en ella la Bandera Azul no implica que no la merezca. Pero es evidente que ese distintivo acredita calidad de las aguas, accesibilidad, dotación de servicios, gestión ambiental y sostenibilidad. Presumir de Bandera Azul es importante, pero lo esencial es presumir de playas cuidadas. Y el trabajo que los concellos hacen al respecto merece hoy mi aplauso.

15 may 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.