Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 05 diciembre 2021
02:00
h
Nueve de las calles que desembocan en la fachada marítima se prolongan hasta la dársena // Se estima que los trabajos finalizarán en diciembre TEXTO Marta Torres

O Son se abre al mar en la última fase de reforma

La remodelación integral del borde portuario de Porto do Son, en la que el Ejecutivo gallego invierte más de cuatro millones de euros, entra en su última fase. Con esta intervención, que abarca una superficie total de 26.000 metros cuadrados a lo largo de toda la franja marítima de la localidad, se pretende favorecer la integración del puerto en la villa facilitando la labor de los usuarios del muelle y haciendo la zona más atractiva para vecinos y visitantes.

Por ello, el objeto fundamental de esta actuación es humanizar y reordenar el espacio y abrir el municipio al mar, como antiguamente, de manera que se creen amplias áreas para el aprovechamiento y disfrute de los lugareños. Actualmente, tras más de doce meses de ejecución, los trabajos se centran en la línea próxima al mar, en el trazado paralelo a la avenida de Galicia, donde se está construyendo un paseo peatonal de cinco metros de ancho.

En él desembocan nueve de las catorce calles que dan a la fachada marítima (Roda, Espíritu Santo, Montevideo, Trincherpe, Nova, Jesús, Contra, San Antonio y Dúas Saídas) que se prolongan con pavimento de piedra hasta el mar, atravesando la mencionada avenida a modo de pasos peatonales. De esta forma se conseguirán nueve miradores, ya que las vías acabarán en escaleras, gradas y balcones a pie de dársena.

Y será en esta misma área, entre las calles Montevideo y Trincherpe, donde se hará un guiño al pasado de la localidad sonense con la construcción de una pérgola de madera de elevadas dimensiones que se destinará tanto a exposiciones temporales como a pequeñas actividades culturales. Se denominará Espazo Secadoiro, en recuerdo de los antiguos secaderos de pescado.

Los trabajos reformarán por completo el borde portuario desde el cruce con la AC-550, donde se levantó una gloriera que regula el tráfico, la cual obligó a reubicar el emblemático hórreo en el jardín portuario. En este espacio todavía queda pendiente habilitar una plataforma, que será un mirador (aprovechando el desnivel), a la que se trasladará el crucero, así como el acondicionamiento de un aparcamiento con capacidad para veinticuatro vehículos, o la rehabilitación del área situada a los pies de la calle Barranqueira, en la que se aplicará un pavimento natural y en la que se colocará una fuente.

A falta de dos meses para que la fachada de Porto do Son luzca nuevo aspecto, ya se completó el grueso de la actuación, que también incluye la creación de varias zonas de integración puerto-ciudad, la reorganización de las vías de circulación con un nuevo trazado o la dotación de zonas de aparcamiento y de un edificio de servicios náuticos y portuarios en las cercanías del dique.

“En estos dos últimos meses vamos a acabar de coronar la obra de la fachada marítima y es donde van a empezar a surgir los últimos detalles. En esta última fase, con el ajardinamiento y gran volumen de árboles, será cuando el borde litoral estrene su aspecto más espectacular”, afirmó la teniente de alcalde sonense, María Maneiro.

La dirección de obra está realizando la selección de ejemplares que se plantarán en diferentes zonas del borde portuario. En total serán más de 130 árboles adaptados al ambiente marino, de gran porte y alturas de entre 6 y 9 metros, que darán volumen a la fachada. Entre las especies vegetales habrá arce piramidal, camelias y platanus hispánica.

18 oct 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.