Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 26 noviembre 2022
02:00
h
Monitorizan el campo de césped artificial de Carreira en el marco de un estudio pionero de las medidas para frenar la liberación de partículas de caucho reciclado y polietileno al medio ambiente // Instalaron filtros en redes de pluviales y riego, una barrera perimetral y un sistema de limpieza de botas TEXTO S. Souto

Ribeira, referente ante los microplásticos

En España se generan unas 300.000 toneladas de neumáticos fuera de uso por año; de ellas, cerca de 75.000 se destinan a rellenos de campos de fútbol de césped artificial, según Signus (entidad sin ánimo de lucro creada en 2005 por iniciativa de los principales fabricantes de neumáticos, como Bridgestone, Michelin, Pirelli, Continental y Goodyear). En estos momentos, la Comisión Europea está estudiando una regulación que restringe el uso de microplásticos añadidos de manera intencionada al medio ambiente.

Dentro de las posibles restricciones se encuentra la aplicación del caucho reciclado, procedente del neumático en esta aplicación, dado que la partícula añadida a los campos de césped artificial tiene un tamaño entre 0,8 y 2,5 milímetros.

Para conocer el impacto que tendrían las medidas aplicadas en ese tipo de campos con objeto de reducir la liberación de este tipo de material, Signus, en colaboración con el Instituto de Biomecánica de Valencia, ha puesto en marcha un proyecto que consiste en la monitorización de un campo de fútbol de césped artificial para evaluar la efectividad de las medidas de contención, recogidas en la norma europea CEN/TR 17519, que evitan la liberación de microplásticos al medio ambiente.

Para el estudio se seleccionó el de A Guía, de la parroquia ribeirense de Carreira, por estar expuesto a una climatología intensa de lluvia.

Así, se instalaron una serie de filtros en el sistema de recogida de aguas pluviales y de riego del campo, una barrera a lo largo de todo su perímetro y un sistema de limpieza de botas a la entrada y salida del terreno de juego. También se colocaron contenedores en los vestuarios para concienciar a los jugadores de la importancia de recoger las partículas que puedan depositarse en sus botas y en su ropa.

El objetivo de este estudio es identificar las fuentes de liberación de microplásticos de este tipo de superficies. Con la información obtenida se evaluará el impacto que tendría dicha regulación europea, teniendo en cuenta la efectividad de las medidas de contención aplicadas en el campo del Carreira Club de Fútbol.

PARTÍCULAS DE POLIETILENO. Entre los datos que hasta ahora aportó el análisis del material recogido están los referentes a la identificación de una nueva fuente de microplásticos procedentes del propio césped. Se trata de partículas de polietileno procedentes del filamento verde, una posibilidad que hasta ahora no había sido tenida en cuenta por los expertos, pero que aparece en un porcentaje del 18 % sobre el total de los microplásticos recogidos gracias a las medidas de contención (el valor total medio es de 350 gramos al mes por campo). Estos resultados ponen de manifiesto la necesidad de implementar medidas de contención en todos los campos de césped artificial para evitar no sólo la liberación de microplásticos añadidos de forma intencionada al medio ambiente, como los gránulos de caucho reciclado, sino también aquellos que se generan de forma no intencionada por el uso del campo, como el polietileno que simula el césped.

18 may 2022 / 14:34
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.