Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 diciembre 2021
15:11
h
El Trío Alborada, formado por Enrique Miramontes, José Manuel Suárez y Alberto Suárez, se han lanzado a las calles de Val do Dubra con su música // La iniciativa les ha hecho cerrar varias fechas para esta verano TEXTO Xosé Manuel Lema

Sesión vermú puerta a puerta para que no decaiga la fiesta

La pandemia ha azotado con dureza al mundo de las orquestas. Y cambiado los planes de muchos profesionales. Con el horizonte todavía nublado hay quien ha optado por alguna alternativa. Es el caso del Trío Alborada, con base de operaciones en la localidad de Paramos (Val do Dubra). El conjunto formado por dos veteranos del mundo de las verbenas, como son Enrique Miramontes y José Manuel Suárez Nieto y por el joven Alberto Suárez, no quería quedarse un año más con un calendario de actuaciones testimoniales. Tenían ganas de actuar y no querían resignarse y limitarse a hacer unos pocos eventos. Y han decidido salir a la carretera. A la carretera, a las calles, o los caminos vecinales. Todo depende.

Tenían claro que no querían perder el contacto con la gente. “A cousa estaba crúa para sacar o escenario. Pensamos que sería bonito tocarlle á xente nas portas. Barallamos moitas ideas. Queríamos traballar e levarlle á xente algo de alegría. Escoitar algún aplauso. Que como a todo o mundo ó músico gústanlle os cartos pero tamén son moi importantes os aplausos”, confiesa Alberto.

Y prepararon un carrito electricamente autosuficiente, equipado con dos bafles de 1.500 watios y mesa de mezclas. Un remolque musical enganchado al vehículo que conduce José Manuel y dando soporte a las voces de Enrique y Alberto que armados con sus micrófonos inalámbricos están dispuesto a que la llama festeira siga encendida. Ofrecen un pasacalles puerta a puerta con paradas incluidas. Y en esas paradas también entra en funcionamiento el chófer, aportando su voz.

Con el apoyo del Ayuntamiento de Val do Dubra realizaron una prueba piloto, que resultó exitosa. Se realizó por las calles de Bembibre. La gente salía a las ventanas (algunas personas no daban crédito), para ver el carrito sonoro y dos cantantes ofreciendo un show “pasacalles”. Con repertorio variado y mucha simpatía. Sin cortarse ni un pelo y bailando por las aceras, como si de un sofisticado palco se tratara. Otras personas se cruzaban con esta sesión vermú en movimiento en plena calle, o salían a las puertas del establecimiento o casas particulares. Llamó mucho la atención. “Podemos ir cantando o noso repertorio polas rúas, saudando á xente que está nas fiestras ou polas eiras e rematando cunha pequena actuación” explica Alberto Suárez. Lo importante es repartir canciones por cualquier sitio.

La iniciativa ya le ha hecho cerrar varias fechas para este verano, en distintas localidades. Y están abiertos a más eventos. “Hay gente que nos llama y que ya sabe lo que quiere y nos pide que hagamos ese pasacalles que vieron anunciado en internet. Y hay otra que nos comenta que quiere hacer una fiesta en su aldea y que le digamos como se hace” comentan.

Siguen además con el formato tradicional y no dejan de lado el espectáculo de acordeones que les ha granjeado cierta fama por toda la provincia. De hecho, José Manuel y Alberto continúan dando clases de este instrumento por diferentes localidades.

En un momento tuvieron que optar por un sistema online pero ahora se alegran de que ya se pueda ir recuperando la formación presencial. Y como es lógico, invitan a las comisiones de fiestas a que no lleven por el desánimo. Si no son tiempos para grandes conciertos, siempre hay la posibilidad de llevar la música puerta a puerta. La familia Alborada está animada. Con la música sobre ruedas y los cantantes gastando su voz y la suela de los zapatos. Con profesionalidad e ilusión.

01 ago 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.