Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 06 mayo 2021
23:23
h

Tributo con embajador suizo al peregrino que pasó por Oroso en 1531

Heinrich Schömbrunner contará con placa y un memorial este martes en Sigüeiro // Incluye ruta

Se trata de un homenaje que lleva cinco siglos aguardando. Y este martes, ante el mismísimo embajador de Suiza Hanspeter Mock, el Concello de Oroso rendirá tributo al peregrino helvético Heinrich Schömbrunner von Zug que, en 1531, pasó por el municipio camino de Compostela, viviendo una apabullante cantidad de aventuras y sucesos.

Los actos comenzarán a las 09.30 horas en la entrada al Camiño Inglés, en la rúa Álvaro Cunqueiro de Sigüeiro (junto al colegio que recibe el nombre de esta Vía Jubilar). Allí tendrá lugar el descubrimiento de un memorial en recuerdo al caballero suizo. En el mismo está prevista la intervención del alcalde de Oroso, Manuel Mirás, y el embajador de Suiza en España y Andorra, Hanspeter Mock.

Acto seguido habrá un recorrido por la Ruta Inglesa hasta el Paseo dos Peregrinos Ilustres, donde se inaugurará una placa conmemorativa y se entregarán los galardones del concurso escolar Escríbelle unha carta a Heinrich Schömbrunner von Zug.

Hay que recordar que resultaron agraciadas las misivas de Candela Baña Manteiga y Adriana Lorenzo Rodríguez, ambas del CEIP Camiño Inglés y, por el CEIP de Sigüeiro, Lola Fernández Lojo y Martín Otero Barriuso. Asimismo, el jurado concedió otros dos premios a otros tantos alumnos del colegio inglés St. John’s, en la localidad inglesa de Bishop Auckland.

Heinrich Schömbrunner, católico muy devoto, salió a caballo de Zug, su ciudad natal, el 2 de febrero de 1531. Como era costumbre, formó luego un grupo con otros peregrinos de Luzerna para evitar los asaltos y, tras pasar París y Tours, recorrieron en barco parte del río Loira hasta llegar al puerto francés de La Rochelle, muy usado por los seguidores de Santiago para alcanzar la capital herculina. Allí consiguieron pasaje tras abonar una buena cantidad para la época, 68 ducados.

Después de visitar la Catedral de Santiago y permanecer tres jornadas en la capital de Galicia, emprendió un regreso repleto de vicisitudes, narrando que “llegamos a la altura de Bretaña. De repente el viento se puso malísimo y se levantó un viento fortísimo que a nosotros no se nos ocurría otra idea que morir y perdernos”. Sin embargo, parece que la intercesión del Apóstol cuajó, y salvó la vida, a diferencia de los de un tercer buque del convoy, que naufragó.

04 may 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.