Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 20 septiembre 2021
23:12
h

Usuarios de la lonja de Ribeira alertan de serias deficiencias

El 7 de agosto de 2017 entraba en servicio la nueva lonja de Ribeira, la mayor y la más moderna de las construidas por la Xunta y que contó con una inversión de 14 millones de euros. Pero la intensa lluvia caída a primera hora de la mañana de este martes no sólo inundó las oficinas y almacenes de varias empresas que tienen alquilados allí sus locales; también desbordó la paciencia de algunos usuarios de las instalaciones ante las deficiencias que arrastra el edificio y ante la dejadez respecto a su mantenimiento.

Los trabajadores de la empresa EnviMar se encontraron este martes una auténtica catarata sobre los ordenadores de sus dependencias en la rula. El agua dañó mobiliario, equipamiento y documentación. “El mantenimiento de la lonja es inexistente. Hay problemas con el suministro de frío y de agua salada y con la depuradora. Los materiales que se utilizaron no son aptos para un lugar donde se trabaja con agua salada; no se puede consentir que haya puertas oxidadas en un complejo en el que se manipula pescado. Portos nunca hizo tareas de mantenimiento: sólo parchear algunas cosas puntualmente”, señala José Ramón, de Envimar.

Por su parte, Fernando Carreira, gerente de la empresa concesionaria de la lonja (Lonxa de Ribeira), dijo que “sólo tenemos responsabilidad de mantenimiento de la sala de subastas, los muelles de carga y el sótano” y que, por tanto, en otras dependencias, como almacenes y oficinas, corresponde a Portos.

Este diario pudo comprobar la existencia de preocupantes deficiencias en el complejo, que van mucho más allá de las humedades. El óxito está devorando las puertas e incluso el suelo en zonas de tráfico de pescado. Hay numerosas manchas de humedades por las infiltraciones de agua del exterior. No funcionan los montacargas ni los ascensores. Y hay al menos dos enormes grietas estructurales de unos cinco centímetros de ancho en el suelo de la planta superior.

Además, no hay personal de seguridad (sólo lo hubo los 8 primeros meses) ni sistema de control de acceso.

Por otra parte, el pasado 8 de agosto caducó el permiso de autorización que le fue concedido a la empresa Lonxa de Ribeira para la gestión del complejo por un período de tres años, más otro que se prorrogó. Y Portos no convocó aún el concurso para la concesión definitiva.

El organismo autonómico le ofreció a la citada empresa seguir un año más con el permiso temporal, asumiendo la totalidad del mantenimiento del edificio. Una oferta que la firma rechazó.

MANTENIMIENTO
Cosa de dos
Fallan los suministros de frío y agua, el óxido devora el edificio y no hay control de acceso

··· Portos de Galicia está evaluando los daños por la entrada de agua de la lluvia en la lonja, y ya envió personal para inventariarlos. Su presidenta, Susana Lenguas, estuvo en contacto con el gerente de la instalación. Como primera medida se procedió a limpiar los canalones de la cubierta para facilitar el desagüe. Una vez recopile los datos de los daños, evaluará las causas.

··· Sobre el mantenimiento de la lonja, señala que “nas zonas concesionadas ou autorizadas a terceiros é responsabilidade do propio concesionario/autorizado” y que el ente autonómico se encarga “de servizos xerais, como a limpeza e o mantemento preventivo das instalacións comúns”.

··· En cuanto a la renovación de la autorización para la gestión de la lonja, dijo que “continúa en proceso porque a empresa xestora non aceptou inicialmente as condicións que Portos ofreceu. Ante esta situación, Portos e a empresa seguen a manter reunións nas que se está traballando por achegar posicións”.

15 sep 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.