Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 04 julio 2022
14:29
h
La poeta Regina Muñiz Gerpe pone en valor la cultura de la aldea con actividades, talleres, visitas y fiestas a su granja escuela // Cuenta con un invernadero y una plantación ecológica además de animales y un laberinto de maíz TEXTO Xosé M. Lema

Villa Regina, la esencia del rural o como cumplir un bello sueño

Villa Regina es una oda al mundo rural. Un soplo de aire fresco en aldeas que siguen perdiendo población. Una invitación a reflexionar sobre la importancia de la tierra. Es el aula de la naturaleza que en el lugar de A Castiñeira, en la parroquia xalleira de Bazar, gestiona Regina Muñiz Gerpe, conocida poeta de la comarca, cuyos versos rezuman precisamente todo lo que hay en este enclave.

“Gustaríame por en valor a cultura de aldea, con actividades, talleres, visitas e festas. Villa Regina non é só unha granxa escola é unha forma de vida” comenta Regina. Es la forma de vida que tuvo siempre y a la que volvió. En 2015 dejó el cuidado de sus vacas de leche y trabajó en otros sectores. La idea de Villa Regina planeó durante años por su cabeza, pero no se atrevió. Hasta que sintió la llamada de la madre Naturaleza, la “voz fonda” de la tierra: “Non respiraba, tiña que volver á terra”.

Su nuera le echó un cable muy potente y presentó el proyecto en la Fundación Juana de Vega. En la entidad seleccionaron su propuesta y le ofrecieron un completo asesoramiento. Y se puso todo en marcha, no sin antes tropezar con los trámites burocráticos y la nebulosa normativa.

Y hace poco puso a andar su sueño. En el complejo dos pequeños y cariñosos perros, Roque y Toñito, reciben a los visitantes que se encontrarán con una casa rural típica, un hórreo, carro de vacas y aperos de labranza. No falta la gaita, que Muñiz sabe tocar. Como sabe manejar con soltura el tractor con el que trabaja cada día.

Volviendo a los animales, la reina es Rosalía, una cerda de raza celta de unos trescientos kilos de peso. Hay más cerdos, gallinas de diferentes especies, patos mudos y cabras que campan a a sus anchas en una finca anexa con una hermosa cabaña a su disposición.

Hay mucho espacio. Ya fueron excursiones de niños que disfrutaron recorriendo un “labirinto de millo” diseñado para ellos. Con pruebas y juegos. Regina Muñiz les ofrece poemas, cuentos y leyendas. Pueden esparcirse por el campo, jugar o probar el columpio.

Hay también un invernadero, en donde berenjenas o tomates crecen cobijadas. Pero también el tradicional huerto familiar, con plantas aromáticas y “curandeiras”, propicias para comidas, infusiones o para ser banquete de abejas, mariposas y distintos insectos. Porque en Villa Regina todas las especies son bienvenidas. Todo con cuidado natural, sin química. “Esta terra da de todo, é moi agradecida”, comenta mientras mira al horizonte y señala el nacimiento del río Xallas, en el Monte Castelo. Algo que reivindica con pasión.

También se percibe el Castro de Turnes. Todo en un ambiente idílico y amplio. Donde uno puede desconectar hasta el punto de que pasan las horas sin darse cuenta. Sin ruidos. Con los ojos ilusionados de la anfitriona que comparte sus experiencias en Facebook e Instagram, en su cuenta @madeinvillaregina. Está contenta por las visitas que recibe. Incluso ya se ha celebrado algún cumpleaños. Está feliz y se nota.

Aquellos que visitan Villa Regina abandonan el lugar con la certeza de que van a regresar. Y bien lo pudieran hacer deleitándose en el coche con la sintonía de E bebín, un poema de Regina que se convirtió en la canción de inicio del nuevo disco de Folk On Crest. La voz de la formación afincada en Salamanca es la de Yoli Río, nacida también en Santa Comba. En la parroquia de Montouto. Como Regina.

04 oct 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.