Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 diciembre 2021
16:29
h
Retoman una iniciativa que quedó en impás hace 14 años // Ahora la Xunta licita la redacción del proyecto del parque empresarial que se ubicaría en Tarroeira // Se construirá sobre un área de 304.000 m2 y sumará 21 parcelas TEXTO Sol Elvira

Xestur analiza la viabilidad para crear el polígono de Pontecesures

Tras catorce años en el olvido, la Xunta de Galicia, a través de la sociedad pública Xestur, ha retomado el estudio para conocer la viabilidad de construir un polígono industrial en el barrio de Tarroeira, en el Concello de Pontecesures. Un proyecto que responde a la demanda del sector empresarial de la zona y para el que la Xunta de Galicia ha dado un primer paso anunciado la licitación por cerca de 100.000 euros en la redacción del proyecto de urbanización del parque empresarial de Pontecesures, además del proyecto de interés autonómico (PIA)

Así, el consejo de administración de Xestur Galicia aprobó esta contratación pública, que se formalizará en los próximos días por un importe de 99.730 euros y un plazo de ejecución de trece meses.

Según explica la sociedad pública, este parque empresarial tendrá una superficie de 304.000 metros cuadrados, de los que más de 180.000 se corresponden con las aproximadamente veintiuna parcelas de usos industriales y comerciales en los que va a quedar dividido.

Ya desde hace dos meses, técnicos de Xestur han estado realizando los correspondientes estudios y mediciones y levantamientos topográficas en el entorno, lo que despertó la curiosidad e incluso la intranquilidad de algunos de los residentes. Y es que la posible construcción de un parque empresarial en Pontecesures ya despertó recelos en su día entre los propietarios de los terrenos que se verían afectados.

Fue en el año 2006 cuando se anuncio la creación del parque empresarial en Redondo-Tarroeira, en una zona próxima a la N-550.

Entonces se hablaba de levantar el polígono en una superficie de 410.000 metros cuadrados, de los que 304.000 serían suelo industrial y el resto, los 106.000 m2, se destinarían a viviendas protegidas. Un proyecto, este último, que ya ha quedado descartado ya que actualmente no existe una demanda de viviendas.

Sin embargo, las empresas asentadas en la zona si que reclaman más suelo industrial. Firmas tan importantes como Extrugasa, ubicada en la vecina Valga, expresaron la necesidad de que hubiera más suelo industrial en la zona y tras analizar incluso la posibilidad de llevar parte de su producción a Portugal, al final será el polígono de A Ran Cuntis donde amplíe sus instalaciones.

Otras grandes firmas, como puede ser Nestlé, con fábrica en Pontecesures, también tiene proyectos que necesitarían suelo industrial, y otras empresas ya asentadas en la zona también lo reclaman.

“Hace dos años y ante el interés de las empresas que nos expresaban la necesidad de ampliar sus intalaciones, retomamos las conversaciones con Xestur sobre el proyecto y desde hace mas de un mes los técnicos están realizando los levantamientos topográficos”, explicó a este diario el mandatario local de Pontecesures, Juan Manuel Vidal Seage.

“Necesidad de suelo industrial en esta zona es un buen síntoma, pero tenemos que buscar la fórmulas para lograr el equilibrio entre el desarrollo urbanístico y empresarial y el respeto al medio ambiente y a un crecimiento sostenible”, puntualizó el regidor a este diario, añadiendo también que el anuncio de la Xunta es “una bocanada de aire fresco en esto tiempos para Pontecesures”.

El protagonista
“Será bueno cumpliendo los criterios de sostenibilidaD”
Image
Juan Manuel Vidal
Alcalde de Pontecesures

Preguntado sobre su valoración personal sobre el proyecto, el alcalde de Pontecesures aseguró que “será bueno siempre que cumplamos con los criterios de sostenibilidad. Es decir, deberá tener un saneamiento, un abastecimiento adecuado, al tiempo que respeta el entorno y las viviendas colidantes”, aseguró Vidal Seage, para quien los vecinos de la zona que se puedan ver afectados “no deben tener ninguna preocupación, pues no se va a hacer nada que les ocasione perjuicios”.

“Es bueno poder contar con suelo industrial, ya que desde el Concello hemos constatado que empresas que se asentaron hace seis o siete años en Pontecesures, se han tenido que trasladar para poder ampliar sus instalaciones. Lo que quiere decir que hace falta ofrecer suelo para asentar a las empresas, a las que están y a las que puedan venir o volver. Pero repito que siempre vigilando que el desarrollo industrial vaya aparejado de un desarrollo sostenible”.

“Nosotros hemos hecho una apuesta por el desarrollo sostenible, por mejorar la calidad de las aguas del Ulla. Apostamos por el monte Salgueiras-Lagoa, es decir por ser un concello sostenible y respetuoso con el medio ambiente”, insiste Vidal.

De cualquier forma, el proyecto del polígono, pendiente de conocer las afecciones de los terrenos, no sería una realidad hasta dentro de 2 o 3 años.

{ Cortina de humo}
El difícil equilibrio
Sol Elvira

¿Motores de desarrollo o bombas de relojería? Está ha sido una pregunta recurrente durante estas últimas décadas en las que han proliferado los recintos industriales y los parques empresariales, que si bien nadie duda de que son auténticos impulsores del desarrollo económico local, sus negativos efectos sobe el medio ambiente han generado mucha controversia. Y es que en la gran mayoría de los casos la protección medioambiental se adopta o proyecta cuando el recinto ya está edificado y en funcionamiento, un error de cálculo que echa por tierra todas las ventajas que aporta un enfoque más preventivo. Una buena gestión ambiental pareja a la construcción de estas instalaciones sería, pues, lo más aconsejable.

24 may 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.