El Correo Gallego

Plus

Malasia

Una banda usa la música para combatir la discriminación de las personas LGBT

Shh...Diam! la banda punk de Malasia - FOTO: G.
Shh...Diam! la banda punk de Malasia - FOTO: G.

KUALA LUMPUR. E.P.  | 22.11.2018 
A- A+

Con canciones como "Me desperté gay" y "Lesbiana solitaria" la banda punk Shh...Diam! está usando la música para combatir la discriminación de las personas LGBT en Malasia.  

El grupo de cuatro miembros tiene el propósito de burlarse de los críticos por tratar de silenciar a las personas LGBT en un país donde los problemas de homosexuales y transexuales a menudo se consideran un tabú, el travestismo es ilegal y la sodomía está prohibida por una ley de la era colonial británica.  

"Nunca nos establecimos intencionalmente como una banda LGBT", ha señalado el cantante principal Faris Saad a Reuters antes de una actuación en las afueras de la capital de Malasia, Kuala Lumpur. "Pero finalmente, las experiencias de tu vida se abren paso hacia tu música para que no puedas evitarlo. Tienes que ser honesto, así que eso es lo que somos con nuestra música", ha aseverado.  

Varios incidentes este año en la nación de mayoría musulmana han despertado la preocupación entre los activistas de que la situación para la comunidad LGBT del país se está deteriorando aún más.  

Los funcionarios del Gobierno ordenaron en agosto la eliminación de los retratos de dos activistas LGBT de una exhibición de arte y una mujer transgénero fue atacada, lo que generó indignación pública.  

En septiembre, dos mujeres fueron golpeadas en el estado conservador de Terengganu bajo la ley islámica de la sharia después de intentar tener relaciones sexuales en un vehículo.  

'ÓRDENES DE DIOS'  
Criado en una familia musulmana, Faris supo desde una temprana edad que el cuerpo femenino con el que nació estaba equivocado. Decidió cambiar de sexo poco después de cumplir los 30 años, pero para obtener el tratamiento hormonal que necesitaba, primero tuvo que someterse a una evaluación psiquiátrica de seis meses para ser diagnosticado con un "trastorno de identidad de género".  

"Me siento más confiado ahora que estoy en mi propio cuerpo", ha afirmado Faris, añadiendo que la banda quiere animar a otras personas LGBT a hacer lo mismo. "Según el Gobierno, las personas LGBT son pervertidas y pedófilas", ha señalado. "Quiero cambiar eso", ha recalcado.  

La reciente oleada de ataques contra la comunidad LGBT y a retórica antigay de altos funcionarios se ha complementado con lo que los críticos aseguran que es un aumento en el conservadurismo religioso, que ha erosionado la tradicionalmente tolerante marca islámica de Malasia.  

Más del 60 por ciento de los 32 millones de habitantes de Malasia son musulmanes, pero el país también alberga a un gran número de minorías étnicas que practican otras religiones.  

Los líderes religiosos se encuentran entre los que se han manifestado en contra de la comunidad LGBT, argumentando que la homosexualidad está prohibida por las enseñanzas religiosos.  

"Dios ha creado al hombre y la mujer y los ha creado en parejas. No podemos ir contra eso. Está mal", ha subrayado el muftí Harussani Zakaria. "No estamos en contra de la democracia, simplemente no podemos desafiar las órdenes de Dios. Incluso los animales no se involucran en actos homosexuales", ha añadido. 

PRINCIPAL OBJETIVO: DIVERTIRSE  
Shh...Diam! se ha limitado a actuar en lugares independientes y en zonas urbanas que sus miembros consideran como una aceptación general de su música.  

La música de la banda es una mezcla de metal, punk y jazz. Sus canciones también tratan sobre peleas de compañeros de piso, películas de Bollywood e incluso baños.  

El guitarrista, que pidió ser identificado como Yon, ha afirmado que la banda tiene como objetivo brindar a las personas LGBT una forma de escapar de la discriminación diaria y simplemente divertirse con la música.  
"Lo que ponemos en nuestras canciones son nuestras experiencias y cosas aleatorias que nos gustan", ha señalado Yon, que es bisexual. "El propósito principal de la banda es divertirse", ha aseverado.