El Correo Gallego

Plus

Una niña regala a su padre unas conchas que contenían dos pulpos mortales

Esa especie se encuentra entre las más venenosas del mundo y su mordedura es indolora, pudiendo matar a un humano en cuestión de minutos

Pulpo de anillos azules, una de las especies más venenosas del mundo - FOTO: PIXABAY
Pulpo de anillos azules, una de las especies más venenosas del mundo - FOTO: PIXABAY

ISABEL FERNÁNDEZ AGEITOS  | 28.12.2018 
A- A+

Una familia australiana estuvo a punto de protagonizar una tragedia navideña tras llevarse a casa dos pulpos de anillos azules, una de las especies más venenosas del mundo.

Sophie Pix, una niña de 11 años, regaló a su padre, Aaron, dos conchas que había encontrado en la playa y le habían resultado particularmente bonitas y "elaboradas". El hombre las guardó en su bolsillo para limpiarlas una vez hubieran vuelto a casa. 

AARON PIX
Aaron Pix junto a sus dos hijos, Will y Sophie
FOTO: AARON PIX

Cuando Aaron sacó las conchas del bolsillo, descubrió en su mano un pulpo de anillos azules. Asustado, buscó en su bolsillo y descubrió otro animal con los tentáculos rodeando su pierna que, según comenta al diario The West Australian, había estado ahí desde hacía aproximadamente 20 minutos.

Tras buscar en Google información sobre estos animales, los Pix descubrieron que su mordedura es indolora y puede matar a un humano en cuestión de minutos. La familia llamó de inmediato a una ambulancia y Aaron fue trasladado al hospital más cercano. Afortunadamente, el pulpo no había llegado a morder su pierna y el único daño causado por el veneno era una reacción leve tras estar en contacto con los tentáculos del animal.

Según el diario australiano, Aaron se siente afortunado y afirma que "da un poco de miedo pensar que podría haber muerto frente a sus hijos en Nochebuena".