Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 22 septiembre 2021
02:21
h
hostelería. Los profesionales del sector creen que es un “despropósito” y no comprenden por qué esta decisión si en el DOG se recogía que no sería necesaria TEXTO Ángela Precedo

Gran confusión en el ocio nocturno por tener que pedir una PCR en terrazas

El sector del ocio nocturno no deja de generar controversias, si parecía que sus condiciones se asimilaban a las del conjunto de la hostelería en general, ahora resulta que, aunque el Diario Oficial de Galicia ponga que sí, Sanidade dice que no. Y es que este lunes fuentes de la Consellería consultadas por EL CORREO explicaron que en discotecas y pubs el certificado de vacunación, de haber superado la enfermedad o una prueba PCR negativa es exigible tanto en interior como en exterior, es decir, en terrazas.

Ante este anuncio, son muchos los que se mostraron confusos, pues en el DOG se recoge que en terrazas no es necesario pedir estos requisitos, al igual que sucede en el caso de bares y restaurantes. “No entendemos nada y, mientras la situación no se aclare, nosotros vamos a seguir haciendo caso a lo que está escrito en el DOG”, asegura desde Hosfega, como portavoz del ocio nocturno de Compostela, Sergio Fernández.

Del mismo modo, la Asociación Lugo Monumental, que agrupa a los negocios del casco histórico de la ciudad se muestra “atónita” por esta obligación que se impone a los locales, sin hacerse extensible al resto de establecimientos. “Esto hace que nos encontremos con situaciones totalmente discriminatorias, ya que los clientes de dos locales vecinos que tengan terrazas en idénticas condiciones tendrán que presentar dicho certificado si el local es un pub, pero no si es una cafetería, lo que va contra todo el sentido común”, afirmaron.

Por su parte, Sergio Fernández tachó esta nueva medida como un “despropósito total, un sinsentido”. En la misma línea, indicó que es “totalmente discriminatorio que en un local pidan PCR y en el de enfrente no”, simplemente en función de la licencia que tengan. “Es un despropósito, ilógico”, aseveró.

REBAJAR LIMITACIONES EN INTERIORES. De hecho, desde la propia Hosfega ya consideraban que el requisito en interiores era excesivo. Pues, en caso de tener que someter a esta exigencia al cliente, pedían “rebajar otras limitaciones”. “No tiene sentido pedir una PCR en la puerta o una vacuna y que luego dentro se siga manteniendo el 50 % de aforo, la misma distancia y todo, una cosa se solapa con la otra y vemos que esta norma se está solapando con otras que ya están vigentes”, dice.

Por ello, desde Lugo Monumental cree que “parece obvio que, al aire libre, manteniendo las distancias de seguridad entre mesas, no es más que un ardid exigir pruebas a los clientes para disuadirles de acudir a estos locales”.

Ante esta situación, la consecuencia directa que afirman desde ambas asociaciones es “el aumento de las reuniones incontroladas que suponen un peligro sanitario real”. Sergio Fernández apunta, así, que “la hostelería es el espacio más seguro y, dentro de ella, los lugares más seguros son las terrazas al aire libre, así que si le impones más limitaciones vas a hacer que la gente se busque otros sitios para socializar sin el control adecuado”.

Lugo Monumental opina que “esto es paradójico, ya que en los locales se mantienen las medidas de seguridad que brillan por su ausencia en las reuniones ilegales que tienen lugar en parques y vías públicas ante la falta de respuesta proporcional por parte de las autoridades”.

LOS BENEFICIOS SE ESFUMAN PARA CONTRATAR MÁS PERSONAL. Asimismo, otra de las problemáticas que viene aparejada a esta imposición de medidas es, según indica el portavoz de Hosfega en Compostela, “la dificultad del trabajo en los locales”. Para llevar a cabo el registro de acceso, comprobar que se cumplen las medidas sanitarias, pedir que se ponga la mascarilla, comprobar los certificados... “Necesitamos parte del personal solo para esos requerimientos, y mucho del mismo está en ERTE, otros muchos tienen los trabajadores justos para poder hacer el servicio, y si contratas a más, ahí va la rentabilidad por la alcantarilla”, explica Sergio Fernández, que considera que “es muy difícil mantener el equilibrio entre la viabilidad económica y la implementación de todas estas medidas”.

FIN DE SEMANA ENTRE LO “ATÍPICO” Y LO “NEFASTO”. Este fin de semana del Apóstol en Santiago fueron días atípicos, en los que miles de peregrinos y visitantes inundaron las calles y establecimientos de la ciudad. Por ello, pese a tener que solicitar el requisito de la PCR para entrar en los locales, “hubo mucha gente que ya la traía, porque venían de otras comunidades y necesitaron hacérsela para salir”.

Sin embargo, en otras zonas de Galicia, como en A Mariña lucense, el adjetivo que ponen para definir este fin de semana es “nefasto”. Cinco municipios (Viveiro, Burela, Cervo, Foz y Ribadeo), en nivel alto, aseguraron que los clientes “son reacios” a presentar el certificado de vacunación o la PCR.

El presidente de la asociación que agrupa a los hosteleros de Viveiro, Domingo González, reconoció que fue “muy complicado” y con “poca afluencia de público en los locales”, porque “hay mucha gente que se opone a mostrar el certificado, otra que está sin vacunar y otra que pasó por el COVID, pero no lo puede acreditar” como se debe.

“Hemos sufrido una pérdida importante de clientela”, dijo Domingo González, por lo que el sector se siente una vez más “atropellado y señalado por la Administración”, porque “vuelve a estar privado de su derecho a trabajar”, con restricciones de “aforo y horario” y, ahora, incluso “hasta se le dice quién puede estar y quién no en un establecimiento público”.

Así las cosas, afirmó que si no se cierran los locales es para “no eximir” a sus propietarios “del pago de impuestos”, porque la hostelería se está convirtiendo “en recaudadores de impuestos para la Administración”, más que en un negocio.

Por su parte, la asociación de empresarios de Ribadeo (Acisa), calificó como “nefastas” las restricciones. Su presidente, Francisco Iriarte, dijo que la “situación es desoladora”, con pérdidas este primer fin de semana que oscilan entre “el 50 y el 85 %” a pesar de que coincidió “con el fin de semana del Apóstol”.

SE PREVÉN NUEVOS CIERRES. Por todo ello, el ocio nocturno de Lugo se plantea volver a cerrar sus negocios de forma voluntaria. El portavoz del sector en la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería e Turismo de Lugo (APEHL), Juan Agra, dijo que el pasado fin de semana fue “bastante horrible”: “un fracaso absoluto en cuanto a gente y a facturación”. Según sus cálculos, con los locales prácticamente vacíos, “no se llegó al 30 % de la facturación registrada en los fines de semana anteriores”.

advertencia de feijóo
No cumplir es ir en contra del sector

··· El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió este lunes que pedir el certificado de vacunación o una PCR negativa para el acceso a los establecimientos en los municipios de peor situación es “la única posibilidad” y “salvoconducto” para que la hostelería siga abierta. “Así cumplimos con la hostelería y con el Comité Clínico. Es la llame que abre la posibilidad de compatibilizar el control de la pandemia y la supervivencia de la hostelería”, dijo.

··· Las “excepciones”, según avisó, “van en contra del propio sector: si no se cumplen las medidas, más tiempo” se va a exigir la prueba. “No lo hacemos para perjudicar, al contrario, lo hacemos para buscar soluciones”, aseveró.

27 jul 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito