Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 28 noviembre 2021
12:38
h

Impactó de lleno la COVID en la salud psicológica de muchos universitarios

Los profesionales de la Unidad de Atención en la USC se vieron sorprendidos por la elevada demanda // Cerca de 200 estudiantes decidieron acudir a la consulta

La atención psicológica es, cada vez, un servicio más demandado. También para los jóvenes estudiantes universitarios. Poco a poco se van dejando atrás los estigmas hacia quienes necesitan acudir a un profesional de la salud mental, y se normalizan este tipo de problemas, del mismo modo que existen las dolencias físicas.

La Universidade de Santiago de Compostela dio un paso al frente, muy importante, el pasado 18 de mayo cuando crearon la Unidade de Atención Psicolóxica universitaria. En las primeras semanas, la demanda fue desbordante, con 140 solicitudes en apenas 14 días. Sumando los meses de junio y julio, en los que no ha habido clases, han registrado 182 demandas de atención.

La coordinadora de la Unidade, Ana López Durán, explicó que se trataba de una iniciativa “moi demandada dende hai anos, non é algo novo”, pero que sí que se ha intensificado como consecuencia del impacto de la pandemia. Destacó que “a etapa universitaria é complicada”, porque confluyen muchos cambios: mudanzas, gente nueva, la proximidad del mundo laboral... Unos años “cheos de incertidume”.

A los miedos habituales de los estudiantes en sus primeros pasos universitarios, se ha sumado “o distanciamento social e o aillamento”, especialmente acusado en los de primero, que apenas tienen contactos.

La mayor parte de las demandas tienen que ver con problemas de ansiedad, malestar, actitud depresiva y el miedo a lo que puede pasar. Según la psicóloga, “repercute en que lles custa máis concentrarse, durmir... e están preocupados polo seu rendimento nos exames”.

Admitió que están “moi impresionados pola demanda”. No se la esperaban tan alta en plenos exámenes y a final de curso. La situación sanitaria ha obligado a atender a los jóvenes de forma telemática. De las 182 demandas de atención, 110 ya fueron atendidas, con algunos chavales derivados a servicios especializados, y 28 que recibieron el alta. Hay 72 en lista de espera, que serán atendidos en septiembre, cuando se retome la actividad de una unidad compuesta por tres piscólogas.

No obstante, los casos de emergencia fueron atendidos de forma inmediata. El objetivo es poder dar respuesta a todos los que están en lista de espera en septiembre, y seguir ampliando su rango de actuación con talleres y otras iniciativas orientadas a problemas genéricos.

Además, han abierto una cuenta de Instagram, en la que cuelgan publicaciones con sugerencias y recomendaciones, con la que tratan de visibilizar el servicio.

López Durán afirmó que “a USC está preocupada polo benestar dos alumnos”, e insistió en que se trataba de “un recurso que é necesario, un servizo que ven sendo demandado”.

En esta línea, subrayó que “a problemática psicolóxica cada vez é máis importante atendela”, e incidió en que “a etapa universitaria é complexa e pode marcar moito o futuro”.

De hecho, hizo hincapié en que se presta atención “aos problemas plantexados, pero non tanto á prevención”, y destacó que, entre los jóvenes, cada vez hay una “visión máis natural e con menos estigma” sobre la necesidad de recibir atención. “Antes ir ao psicólogo era un tema tabú. As novas xeracións o ven como unha parte máis de onde poden acudir cando hai un problema”, argumentó.

En este punto, hizo un llamado de atención, que vale para los jóvenes, pero que es aplicable a la población en su conjunto. “Non fai falta ter un problema moi grave, podemos ir cando empeza a haber malestar. Deberíamos ter máis conciencia de coidar a saúde mental e non só a física”, aseveró.

PREOCUPACIONES. Para los jóvenes, las principales cuestiones que generan inquietud son los relativos al final de los estudios, el cambio de roles profesionales... Les angustia la crisis económica y los cambios acelerados que se están produciendo.

A la ansiedad hay que sumarle la depresión. Por las pérdidas. Pero no solo las familiares o económicas. También por la pérdida de vida social. “Todo eso nunha etapa na que é básica a socialización”, indicó.

Unos jóvenes que, especialmente estas últimas semanas, están siendo responsabilizados por la explosión de la quinta ola. López Durán desmiente que no les preocupe la pandemia, y recuerda que “hai actitudes incívicas a todas as idades”. Detalla que “o aillemento social ten consecuencias importantes, porque os amigos son a base”.

El responsable Covid de la USC, Javier Ferreira, señaló que la creación de esta unidad había sido el “colofón” a todas las actuaciones que ha llevado a cabo la Universidade desde que estalló la pandemia para tener cierta normalidad.

El gerente calificó como “sobresaínte” la actividad frente a los problemas derivados del coronavirus. “Foi unha xestión moi boa da que é partícipe toda a comunidade universitaria, en particular dos estudantes, que durante o curso tiveron un comportamento absolutamente exemplar”, aseguró. No en vano, dijo que “os datos están aí”, en referencia al incremento de contagios desde que ha acabado el curso entre los jóvenes, en comparación con las tasas de incidencia controladas que hubo durante el periodo lectivo.

Con la oficina en marcha y la alta demanda, toca “reflexionar sobre o que facer no futuro”, y se plantean mantenerla cuando acaba la pandemia, “porque hai actuacións que non teñen relación directa” con ella.

Ferreira aprovechó para mandar un mensaje, y es que necesitan “apoio financiaiero”. El Plan de Financiamento no contemplaba esta actividad, pero espera “sensibilidade” de las autoridades.

30 jul 2021 / 14:04
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.