Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 24 septiembre 2021
09:54
h

La Sociedad Galega de Xeriatría dice ‘sí’ a administrar una tercera dosis

Los usuarios infectados descendieron hasta 112, con la mayor parte, setenta de ellos, en el centro lugués de As Gándaras // Sin nuevos positivos en 24 h

La Sociedade Galega de Xeriatría e Xerontoloxía alerta de que la situación en las residencias de personas mayores en Galicia está lejos de estabilizarse y esta quinta ola puede ocasionar más muertes. Ya hay varios centros con personas infectadas, ascendiendo la cifra a 112 casos. Según datos del Gobierno, entre el nueve de agosto y el quince fallecieron 148 personas por covid en las residencias del país, con una evolución en incremento mantenido.

Ante esta situación, la SGXX propone implementar con la mayor urgencia una serie de medidas que puedan limitar los contagios y evitar más muertes. En primer lugar, resulta la necesidad de administración inmediata de la tercera dosis de la vacuna en todos los casos que hubiesen transcurrido seis meses después de la segunda, especialmente entre los mayores de 80 años (el promedio de edad en residencias en Galicia es de 84,5 años), dada la inmunodepresión secundaria (inmunosenescencia) a la edad.

Explican que, a partir de los 55 años, comienza la inmunoserescencia, es decir, “el envejecimiento de nuestro sistema inmunitario, de manera que somos más susceptibles a las enfermedades infecciosas”, según la responsable del Grupo de Vacunas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). En este sentido, desde la SGXX no consideran oportunas las acciones que sugieren las autoridades sanitarias de realizar estudios de inmunidad, que pueden llevar a la muerte de muchos mayores.

En todo caso, estas acciones deberían ser paralelas a la revacunación con tercera dosis. Las evidencias de muertes (más de 148 personas hasta el 15 de agosto) por covid en geriátricos son más que suficientes, en opinión del organismo, para considerar que la caída en la inmunización es la causa del fallecimiento. Además, el hecho de que durante los primeros seis meses de respuesta no fallecieran mayores por covid en estos centros, es prueba de ello.

Estados Unidos, Alemania, Italia, Grecia, Israel, Francia o el Reino Unido ya decidieron inocular la tercera dosis a inmunodeprimidos y mayores de 60 años.

Asimismo, desde la SGXX piden la evacunación con urgencia de todos los casos positivos en los centros residenciales en los que no hay recursos adecuados para aislamiento (especialmente en los pequeños o en aquellos sin personal sanitario) por el elevado riesgo de contagio, en tanto no se suministre la tercera dosis.

Apuestan también por un cribaje semanal mediante PCR (pooling) de todos los trabajadores. En la actualidad, se hace quincenalmente y test de antígenos semanales, pero estos últimos tienen menor sensibilidad y requieren de presencia de síntomas, lo que no permite una detección precoz de la enfermedad y, por tanto, no evitan los contagios.

Finalmente, exigen el certificado de vacunación para las visitas, ya sea por parte de familiares o de trabajadores ajenos al propio centro. Por ello, recomiendan a todos los trabajadores que se vacunen, porque es la única forma de evitar el daño vital de los mayores.

Por el momento, los casos en las residencias se sitúan en 112, tras negativizar este viernes dos infectados en el centro Someray de Pontevedra y siete en el García Hermanos de Betanzos. Además, en 24 horas no se registró ningún nuevo positivo.

El total de casos se completa, por tanto, con los 72 del centro de As Gándaras (Lugo), los 20 del García Hermanos de Betanzos, los cuatro del Santa Marta de Vigo y los once del RM y Apt. San Vitorio de Baralla.

Doscientos casos activos menos y estabilidad en los hospitales

Santiago. A las puertas del último fin de semana de agosto Galicia sigue sumida en el descenso de la quinta ola. Sin embargo, la ralentización de la caída de los casos activos es ya una evidencia y, aunque los hospitales aligeran su carga asistencial, siguen dándose jornadas de pequeños repuntes que empañan en resultado final tanto en planta como en uci.

En concreto, este viernes el número de casos activos cayó hasta los 9.284, tan solo doscientos dos menos que el jueves. Es la menor cifra desde el pasado 16 de julio (8.319). Con todo, descender del pico de la primera ola en los próximos días aún se antoja complicado debido a ese bajo ritmo de disminución. Los 6.947 contagios con vigencia que se registraron aquel 28 de abril de 2020, a este paso, tardarían unas dos semanas en alcanzarse. Y es que 2.337 infecciones separan a Galicia de ese dato, a un ritmo de 200 menos al día, harían falta doce días.

Por lo que respecta a los nuevos positivos notificados a través de prueba PCR, estos se quedaron en 537 en la última jornada (40 menos que el jueves). Vuelven a superar el medio millar, pero no es una cifra alarmante, pues lejos quedan ya los 1.300 detectados el día 1 de agosto o los de semanas posteriores: 1.018 el día 6, 821 el 13 o 706 el 20.

En los hospitales, mientras tanto, otra jornada de luces y sombras. En las unidades de cuidados convencionales el número de pacientes covid se elevó este viernes hasta los 217 (dos más que el jueves). Agosto arrancaba con 272 ingresados en planta, es decir, 55 más que en estos momentos, lo que quiere decir que la evolución, pese a todo, es buena, pues en un mes se ha conseguido reducir la carga sobre estas unidades en un 20 %. Por su parte, en las ucis este viernes hubo una mejora sustancial, bajando hasta los 57 enfermos críticos (dos menos). A.S.

28 ago 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito