Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 24 octubre 2021
23:11
h
cepas. El estudio de las aguas residuales de la ciudad herculina refleja que esta cepa ya es la mayoritaria; por encima de la británica, en el 16 % TEXTO Ángela Precedo

La variante delta está presente en un 76 % de los infectados de A Coruña y su área

La variante delta continúa su avance por el territorio nacional, si bien, no de la manera en que se prevía en un principio, cuando se tuvo conocimiento de su llegada desde la India, que por aquel entonces se encontraba en una dramática situación que le obligaba a quemar miles de cuerpos en las calles, con hospitales saturados y más de 30.000 casos diarios de COVID. Se decía que, asemejándose a lo que sucedió en Reino Unido, en cuatro semanas sería la cepa dominante, y se comería a la británica, que pasaría a un segundo plano.

Pero lo cierto es que tuvo que pasar mes y medio para que la variante alfa (B.1.1.7) cediese su trono a la delta (B.1.617.2) que le ha ganado terreno suficiente como para reemplazarla. Así, el estudio de las aguas residuales de la ciudad de A Coruña y su zona de influencia a través de la depuradora de EDAR Bens, refleja cómo se encuentra actualmente, en porcentajes, una variante frente a la otra, sin punto de comparación.

CASI ocho de cada diez casos. En concreto, a día de hoy, la presencia de la cepa india en las muestras analizadas en las aguas residuales asciende ya al 76 %, lo que supone ocho de cada 10 casos. El incremento ha sido exponencial. Si partimos de que esta variante comenzó a estar presente en la zona de A Coruña en la semana del 31 de mayo al 4 de junio, en siete semanas ha conseguido proliferar hasta ese 76 %.

En la semana del 7 al 11 de junio el porcentaje era de un 8 %. Una semana más tarde, entre el 14 y el 18 de junio solo había subido hasta el 11 % (tres puntos porcentuales más). Sumamos otra semana, la del 14 al 18 de junio, y el valor creció únicamente hasta el 13 % (dos puntos porcentuales más).

Sería en los siete días que van del 28 de junio al 2 de julio cuando el crecimiento comenzaría a ascender notablemente, hasta el 18 % (cinco puntos porcentuales más). Pero, sin duda, el drástico incremento se ha dio en la semana del 5 al 9 de julio, de manera que se subió casi el doble, diecisiete puntos porcentuales en apenas siete días, hasta el 35 %. En la semana del 12 de julio la crecida fue en otros 10 puntos porcentuales, hasta llegar al 45 %. Y, en la última analizada por EDAR Bens, entre el 19 y el 23 de julio, se llegó al 76 %.

ya no DOMINA LA ALFA. Por su parte, la variante alfa, es decir, la cepa británica, fue perdiendo terreno a grandes zancadas. En concreto, mirando lo que sucedió desde esa semana del 31 de mayo al 4 de junio, cuando irrumpió la variante delta para competir, se observa que la cepa británica partía de un 65 % de las infecciones. Es decir, era la predominante, pero aún así no estaba en aquellos valores de 90 % a los que había logrado llegar en el mes de enero, durante la tercera ola.

En la semana de 7 al 11 de junio, bien es cierto que ese porcentaje volvió a crecer, llegando al 85 %, es decir, veinte puntos porcentuales más –recordar que en ese momento la influencia de la india era solo del 8 %–. Seguidamente, entre el 14 y el 18 de junio, el porcentaje volvió a caer al 65 %, o sea, los veinte puntos que se había crecido volvieron a recortarse. En los siete días que van desde el 21 al 25 de junio, se bajó por debajo de la mitad de infecciones con variante alfa: el 48 %. ¿Qué había pasado? Lo cierto es que en esta ecuación no tiene la culpa la variante delta, pues por aquel entonces apenas suponía el 13 % de los casos.

La cosa no se quedó ahí y en lasemana del 28 de junio al 2 de julio la cepa británica siguió perdiendo lentamente influencia, hasta bajar al 46 %, otros dos puntos porcentuales menos. Pero lo cierto es que entre el 5 y el 9 de julio, recuperó su influencia, alcanzado el 54 %, más de la mitad de las infecciones con sus mutaciones presentes y casi diez puntos pocentuales (ocho, para ser exactos) de incremento con respecto a la semana anterior. Pero en la semana del 12 de julio, decreció la brutal suma de 14 puntos porcentuales para quedarse en el 40 %. Y, en la del 19 al 23 de julio, cayó nada menos que 24 puntos, estancándose en el 16 % actual. Sea como fuere, lo cierto es que la expansión de la cepa india no ha sido tan impactante como se decía en un primer momento, en que se barajaba que dos semanas bastarían a la variante delta para desbancar a la alfa.

OTRO PUNTO DE INTERÉS: LA COLOMBIANA. También cabe descatar que hay otra variante de interés, aunque no de preocupación, por el momento, que ocupa gran parte de las muestras: es la cepa colombiana (B.1.621). En la semana del 31 de mayo apenas suponía el 3 % de los casos, pero creció hasta el 12 % en la del 21 de junio. Volvió a descender en tres puntos porcentuales en la semana del 5 al 9 de julio, quedándose en el 9 %. Y, parece, que sigue perdiendo influencia, estando en la semana del 12 en el 8 %; y en la última, en la del 19, en el 2 %.

la carga viral triplica la de la tercera ola

Es importante comprender que el proyecto COVID Bens, de la depuradora de aguas de A Coruña, no encuentra directamente las variantes en las aguas residuales, sino mutaciones que son compatibles con las mismas, habiendo mutaciones compatibles con varias cepas distintas. Lo que analizan, más en concreto, es la carga viral presente en el agua.

• Total de la ciudad de A Coruña y su área metropolitana: La carga viral se sitúa en 1,5 millones de copias de ARN del virus por cada litro de agua. Teniendo en cuenta que ahora hay casi 11.000 casos activos, es una auténtica barbaridad. Y es que, en la tercera ola, cuando se superaban los 22.000 casos, la carga viral no llegaba al millón de copias. Esto pone de manifiesto que, efectivamente, la variante delta es mucho más transmisible porque tiene mayor carga viral.

• Culleredo y zona de influencia: Registra la carga viral más baja de todas las regiones del área de A Coruña, con 500.000 copias de ARN del virus por litro de agua. Es la tercera parte de la media del territorio.

• Ciudad de A Coruña: Supera la media, con casi 1,8 millones de copias por litro, 300.000 más que la media. La semana anterior estaba en un millón. El crecimiento ha sido notable.

• Arteixo y municipios adyacentes: Alcanza las 1,6 millones de copias por litro, 100.000 copias por encima de la media.

• Cambre y alrededores: Llega a los 1,3 millones de copias de ARN por litro. Tiene una incidencia disparada, ya que fue la que más creció en la última semana, casi triplicándose. Hace una semana solo registraba 500.000 copias.

• Oleiros: Es la segunda zona con menor presencia del virus en estos momentos en la comarca de A Coruña, pues apenas registra un millón de copias por litro.

23 ago 2021 / 00:30
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito