Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 16 mayo 2022
13:03
h

Santiago entra en nivel alto de restricciones y Muros se suma a Boiro en el riesgo máximo

A Pobra mejora su situación y abandona el extremo // Hostelería con PCR en las siete grandes ciudades gallegas

Una semana más el mapa de restricciones de Galicia sufre un cambio radical y, como viene siendo habitual a lo largo de este mes de julio, para peor a medida que avanza la quinta ola. Si la semana pasada eran siete los ayuntamientos en nivel de riesgo máximo, esta la cifra ya asciende a doce (el 4 % del total).

En concreto, a Boiro (IA de 1.056), O Barco (1.105), Cambados (1.288), Meaño (1.366), O Grove ( 1.812) y Sanxenxo (2.168) se incorporan Muros (888), Baiona (1.015), Burela (1.648), Foz (1.453), Viveiro (1.545) y Monterroso (1.189). Un total de 130.000 gallegos que habitan en ellos verán restringida su actividad diaria a causa de la elevada incidencia. Pese a que se elimina el cierre perimetral, algo que sí sucedía según la normativa anterior, la retricciones siguen siendo duras.

En concreto, en el ámbito de la hostelería es donde se concentran la mayor parte. Los bares y restaurantes podrán abrir sus puertas, pero únicamente al 50 % de aforo en las terrazas y al 30 % en el interior. Además, dentro, tendrán que exigir a sus clientes que presenten una PCR negativa realizada en las 72 horas previas, un certificado de vacunación o la acreditación de haber superado la enfermedad. Asimismo, el ocio nocturno podrá abrir en el exterior, pero también se precisará alguno de estos tres requisitos.

Como se puede observar si se echa un vistazo a la ubicación que estos doce ayuntamientos tienen en el mapa de la comunidad, todos ellos, a excepción de O Barco y Monterroso, en Ourense, se sitúan al lado de la costa, siendo sitios muy concurridos por el turismo en verano y con una elevada población flotante durante estos meses. Es el caso de Sanxenxo, por ejemplo, el municipio gallego con la incidencia más disparada, ya por encima de 2.000, que no es quién de rebajarla pese a las medidas aplicadas hace ya dos semanas. Y es que en este pueblo continuamente entra y sale gente. Lo mismo sucede en O Grove, Baiona, Muros, Viveiro...

Solo entra aquí una excepción, el municipio coruñés de A Pobra, donde la situación ha mejorado notablemente en la última semana y ha sido suficiente como pasa bajarle de las restricciones máximas a las altas.

ÁREA DE PONTEVEDRA COMO LA MÁS AFECTADA. Asimismo, el Comité Clínico reunido el pasado martes también determinó la imposición del nivel alto de restricciones a un total de 48 municipios (el 15 % del territorio de Galicia), frente a los 29 de la semana pasada, casi el doble.

En concreto, en la provincia de Ourense, a Avión (1.838), Ourense (962), Barbadás (815) y O Carballiño (841) se suma Verín (568). En la de A Coruña, a Carballo (686), Fisterra (935), Oleiros (676), Arzúa (679), Ribeira (681) y Melide (1.094) se suman (además de A Pobra, en 964) Ames (547), As Pontes (533), Arteixo (533), Cambre (621), Cariño (782), Culleredo (625) y Ortigueira (511). En la de Lugo permanecen Cervo (970) y Ribadeo (964), y se incorporan Chantada (732)y Monforte (494). Y, en la de Pontevedra, donde más municipios están en riesgo alto, a Vilagarcía (662), A Illa (832), Vilanova (815), Marín (822), Poio (913), Pontevedra (977), Vigo (827), Gondomar (1.022), Nigrán (826), O Rosal (898) y Tomiño (667) se unen Bueu (616), A Guarda (772), Meis (772), Moaña (639), Mos (550), Pontecaldelas (582), O Porriño (710), Redondela (674), Ribadumia (732) y Soutomaior (676).

En todos estos ayuntamientos la hostelería podrá operar al 50 % en interior y también en exterior. Si bien, como sucede en los que se encuentran en restricciones máximas, será necesario presentar una prueba PCR negativa, el certificado de vacunación o de haber superado la enfermedad para acceder al interior de los locales. También en el ámbito de las discotecas y pubs.

PADRÓN, TEO, RIANXO Y BRIÓN EMPEORAN. Finalmente, en nivel medio, se podujo también un notable incremento del número de municipios, pasando de los 38 que eran la pasada semana a los 52 de esta (el 17 % de Galicia). En la provincia de A Coruña se sumarían a los de hace siete días Bergondo, Brión, A Capela, Carnota, Cedeira, Cee, Corcubión, Coristanco, Curtis, Narón, Noia, Oroso, Outes, Padrón, Pontedeume, Rianxo, Sada, Silleda, Teo, Toques y Valdoviño. En el resto serían: Rábade, Monterrei, Riós, Mondoñedo, Beariz, Boborás, Vilamartín, Barreiros, O Valadouro, A Pobra de Trives, A Rúa, Coles, A Lama, Barro, Pontecesures, Sarria, Vilalba, Maceda, O Pereiro de Aguiar, Ribadavia, San Cibrao, Caldas de Reis, Tui, Celanova, A Cañiza, Arbo, As Neves, Cangas, Ponteareas, Vilaboa y Vimianzo.

Todos ellos tendrán limitado el uso de los locales de restauración a un 50 % en interior y exterior, pero, con la diferencia de que no será necesario presentar ningún tipo de documento para acceder a los mismos.

El resto de los municipios gallegos, es decir, los 201 restantes, se encuentran en nivel medio-bajo, por lo que pueden disfrutar de las terrazas al 100 % y de los interiores al 50 %. El conselleiro de Sanidade recordó que en estos momentos las restricciones ya no solo se guían por la incidencia de cada ayuntamiento, sino también por la presión asistencial en su área, lo que se denomina ‘incidencia ajustada’. De haber seguido el protocolo anterior, serían más de 200 los ayuntamientos afectados por restricciones.

Se ruega a los jóvenes que extremen la precaución y faciliten contactos estrechos

Santiago. Con su vacunación a la vuelta de la esquina y un mes para que la población diana de Galicia quede protegida al completo, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, apeló a los más jóvenes a “extremar” las precauciones, pidiéndoles que acudan a los cribados para detectar casos de coronavirus en asintomáticos y a que faciliten todos sus contactos estrechos cuando se contagien con el fin de frenar las cadenas de transmisión.

Dado que es este grupo el que concentra la mayor parte de los contagios, entre los 12 y los 29 años, con incidencias superiores a los 2.000 casos por cada cien mil habitantes –por encima de la media española– les pidió prudencia. Y es que en los grupos siguientes, de 30 a 39 años la incidencia se reduce a un tercia, quedándose en 863; y en la franja de 70 a 79 apenas supera los 109 casos por cien mil habitantes.

En este sentido, Comesaña mostró una gran preocupación porque desde Sanidade son conscientes de que hay muchos jóvenes que no están trasladando todos los contactos que deberían por tratar de no perjudicar a sus amigos. En este sentido, pidió que no los omitan “para salvarles de una posible cuarentena”. Porque advirtió que ocultar un contagio puede llevar a “sufrir una evolución complicada del virus o a contagiar a otras personas”, por lo que insta a “no hacer trampas al solitario”.

En este sentido, ejemplificó que desde la central de seguimiento de contactos hay personas que notifican tener únicamente una o dos personas cercanas, mientras que otras tienen 20 o 30, lo que es una “reflejo de que no se está teniendo la debida prudencia con limitar y aplazar los desplazamientos”.

Finalmente, el conselleiro volvió a insistir en ese “último esfuerzo” por parte de los más jóvenes, porque solo tienen que “aguantar un poco más” y “acudir a los cribados” y todo esto habrá pasado. Está en la responsabilidad de todos que así sea, sentenció. á.p. / E.p.

las cifras
1.000

casos por cada cien mil habitantes acumula en estos momentos de incidencia acumulada el área sanitaria de Pontevedra. Es la que registra el mayor dato de toda la comunidad gallega, seguida muy de lejos por Vigo, en 775. En el extremo opuesto, estaría Ferrol, que se sitúa en 255 casos por cada cien mil habitantes, cifra que no deja de ser considerablemente elevada.

66 %

de los casos secuenciados en la actualidad se corresponden con la variante delta. Se ha convertido en las últimas semanas en la dominante, relegando a la alfa a un segundo lugar, con el 28 %. En la última semana se secuenciaron 800 casos de variante alfa (británica), 58 de la beta (sudafricana), 83 de la gamma (brasileña) y 175 de la delta (india).

54 %

de asistencia a los cribados la pasada semana. Pese a los esfuerzos de la Xunta por intensificar la detección del virus con cribados centrados en la franja de edad de 16 a 29 años, la que tiene mayor incidencia, la acogida no está siendo la esperada. La pasada semana se convocaron a 32.000 personas y la asistencia fue del 54 %. Entre ellos se obtuvieron 1.218 positivos, el 3,78 % de los cribados, lo que supone una cifra elevada. Esta semana se volverán a citar 33.000 personas.

19 / 313

ayuntamientos se mantienen libres de coronavirus sin haber detectado casos en los últimos catorce días. Suponen únicamente el 6 % del territorio gallego y son más abundantes en el interior. En la provincia de A Coruña: Somozas, Moeche; en Lugo: Muras, Riotorto, Ribeira de Piquín, Negueira de Muñiz, O Incio; en Pontevedra: Dozón; y en Ourense: Beade, Gomesende, Pontedeva, Padrenda, Xunqueira de Espadañedo, San Xoán de Río, A Gudiña, Cualedro, Baltar, Porqueira y Muiños.

28 jul 2021 / 15:20
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.