El Correo Gallego

Noticia 1 de 4 noticia anterior de Cultura Cultura | cultura@elcorreogallego.es

música

Un gallego marca la pauta "indie"

La discográfica Mushroom Pillow cumple en abril 5 años después de haber surgido en A Coruña como una ilusión y sin pensar en las consecuencias // Marcos Collantes, nacido en Londres pero herculino de alma, sigue al frente de una compañía consolidada como una referencia

Marcos Collantes fuma un cigarro durante un paseo con Patricia Keina García por Madrid, donde Mushroom Pillow tiene su sede - FOTO: M.P.
Marcos Collantes fuma un cigarro durante un paseo con Patricia Keina García por Madrid, donde Mushroom Pillow tiene su sede - FOTO: M.P.

DANIEL DOMÍNGUEZ • SANTIAGO
A- A+

¿Mush... qué? La reacción de quienes escucharon por primera vez el nombre de Mushroom Pillow no amedrentó a sus fundadores hace cinco años, que de forma inconsciente dieron un paso más en su amor por la música. Iban a bares por ella, compraban discos, tocaban en grupos, organizaban conciertos... y montaron una discográfica con un nombre inspirado en un tema de un grupo psicodélico de los años sesenta. En el 2001 lanzaron Not what you had thought, del coruñés Deluxe (Xoel López). Ahora son una referencia en el panorama independiente.

Marcos Collantes es el jefe del sello junto a Patricia Keina García, la otra fundadora. Nacido en Londres, coruñés de toda la vida y ya madrileño de adopción recuerda con una risa sus inicios. "No teníamos dinero ni para un móvil, pero después del disco de Deluxe nos instalamos en Madrid", explica con un acento cuyo origen está perfectamente camuflado. Y abandonaron sus estudios en Lugo para adentrarse en una jungla. "Es el típico negocio en el que te peleas todo el día, pero como no conocíamos nada, nos daba igual", resume.

Los comienzos fueron duros y parece que al recordarlos le queden demasiado lejos ya a Marcos, como si el lustro que Mushroom cumple en abril fuese un siglo. "Los dos primeros años fueron de trabajo continuo, pero luego una cosa fue llevando a otra", cuenta. Y de repente ficharon a grupos extranjeros, como Astrid o Bronco Bullfrog.

El sello, al igual que Marcos, estuvo influido por el pop anglosajón, que en A Coruña siempre ha tenido una gran acogida. "Estuvimos muy marcados por ello, pero creo que todo es lo mismo", sostiene cuando se le pregunta por los muchos estilos que han ido incorporando. "Hombre, la gente sí nos dice que somos muy variados", concede.

"No compran discos"

Sin embargo, no todo son vino y rosas. La crisis del mercado afecta sobre todo a los pequeños y Mushroom lo es, a pesar de su éxito. "Hombre, somos de las importantes (independientes), aunque estas cosas suelen quedar pedantes", se ríe.

Lo cierto es que tienen lanzamientos asegurados hasta junio de 2007, a pesar de una situación muy delicada y de tener que competir con las multinacionales, que no dejan huecos. "Nadie quiere comprar discos, salvo un tipo de gente muy preocupado por descubrir cosas y más inquieta", se resigna.

DE LA MANO CON OTRO CORUÑÉS

"Ahí os fijáis en Deluxe, pero Sunday Drivers tiene más éxito"

El inicio de la compañía y el despegue transcurrió de forma pararela al boom de Deluxe, proyecto personal del coruñés Xoel López, enrolado antes en las filas de la Elephant Band. Su primer disco lo situó en el panorama independiente gracias a que Radio 3 pinchó uno de sus temas, I"ll see you in London.

Después llegó su segundo álbum, If things were to go wrong (2003) y comenzó a salir en medios nacionales. Su popularidad creció hasta llegar a ocupar parte de un escaparate de una céntrica tienda de música de la Gran Vía madrileña junto a gente como Beyoncé.

"Si te soy sincero, nos alegraba pero no nos sorprendía. No quiero quedar pedante, pero creíamos en ello. Siempre pensamos que Deluxe iba a ser algo grande y lo fue desde el minuto cero", sostiene Marcos.

Luego llegaron más grupos antes inaccesibles. "Editamos a The Go-Betweens o The Raveonettes, que en Europa son bastante conocidos", se enorgullece. Y no ha dejado de fichar desde entonces, convirtiendo la escucha de grupos y la asistencia a conciertos en parte indispensable de su trabajo.

El descubrimiento de los grupos se produce de la misma forma que la conversación con Marcos, que más que acontecer, fluye. "Nos llegan maquetas, ves grupos en directo, se te acercan, otros a los que no tenías acceso, ahora están al alcance", cuenta.

"Deluxe fue el que más repercusión tuvo. Es normal que ahí lo conozcáis más. Pero a día de hoy vende más Sunday Drivers que él y es un grupo de Toledo". En esto si pestañeas, te pierdes un mundo .

SUS MEJORES GRUPOS

The Sunday Drivers, el último fenómeno

El grupo nace en Toledo y combina a la perfección el pop de origen norteamericano con las influencias británicas. Su disco, Little Hearts Attacks, fue elegido por numerosas publicaciones el mejor de hace dos años. Arrasan en Francia o Bélgica. Su próximo lanzamiento es uno de los proyectos más esperados por la discográfica, reconoce Marcos.

La vuelta a los 50 con The Raveonettes

Cuando comenzaron no pensaban que podrían editar discos como los de estos daneses, cuya repercusión fuera de España es mucho mayor. Su rock con reminiscencia de los cándidos años cincuenta, aunque también con sonidos algo más duros. Su Pretty in black ilustra el olfato del sello gallego/madrileño para encontrar pequeñas joyas con las que trabajar.

Sr. Chinarro, último fichaje y nuevo estilo

Sr. Chinarro, o lo que es lo mismo Antonio Luque, asombró a la crítica especializada con El fuego amigo y ya está preparando el que será su siguiente disco, que probablemente mantenga su cruce de estilos. Mushroom mima el que ha sido uno de sus importantes fichajes, anunciado hace apenas unas semanas. La discográfica crece y se hace con las promesas.

The Go-Betweens, el prestigio de un clásico

The Go-Betweens son un clásico en la escena pop internacional, un grupo que todavía asombra a Mushroom por estar en su catálogo. Desde su nacimiento en 1978 han acumulado miles de fieles en todo el mundo hasta que el año pasado lanzaron Oceans Apart, que suponía el regreso después de varios años separados de Grant McLennan y Robert Foster .