Iván Pedroso consiguió rescatar de sus miedos a la "Yulimar guerrera"

Cuando peor estaba, las palabras de su entrenador la hicieron reaccionar para irse a 15,08 en su último salto

"Él me dijo, yo confío en ti y consiguió que saliese la Yulimar guerrera en medio de ese caos", dijo la azulgrana

Yulimar Rojas e Iván Pedroso, un abrazo de oro

Yulimar Rojas e Iván Pedroso, un abrazo de oro / WORLD ATHLETICS

David Rubio

Desde que en los Juegos de Río prácticamente recién llegada a Guadalajara para integrarse en el equipo de Iván Pedroso y con solo 20 años de edad se colgase la plata olímpica por detrás de la colombiana Catherine Ibargüen en triple salto, Yulimar Rojas solo sabía lo que era ganar en las grandes competiciones y cada vez con mayor superioridad.

Por el camino, alguna derrota contadísima en mítines como la última que data ya de la Diamond League de Mónaco en 2021 a manos de la jamaicana Shanieka Ricketts, sin medalla por cierto en estos Mundiales pese a su colosal serie con cinco saltos por encima de 14,70 metros. Tampoco perdió la venezolana en Budapest, pero sintió una presión y un miedo desconocidos de los que logró salir con su entrenador Iván Pedroso como protagonista directo.

Un nulo largo en el primer salto fue el inicio de su pesadilla, a la que siguieron dos saltos cortos de 14,33 y 14,26 metros. Pasó octava a la mejora empatada con la eliminada estadounidense Orji y realizó otros dos nulos. Era octava y le faltaba solo uno. Necesitaba mejorar los 15,00 de la ucraniana Beck-Romanchuk... ¡y saltó 15,08! Nadie la superó, pero no dudó en admitir que lo había pasado peor que nunca.

Es el cuarto oro mundial seguido de la azulgrana en triple

Es el cuarto oro mundial seguido de la azulgrana en triple / EFE

Su mítico entrenador, el ex saltador cubano fue clave en la reacción de Yulimar en el sexto salto. "Recuerdo sus palabras en medio de este caos técnico, psicológico, físico que tenía... No sabía qué me pasaba. me dijo, oye, yo creo en ti y sé que lo puedes conseguir. eres tú contra tú, así que saca esa Yulimar que todos sabemos que está ahí. Eso me hizo decir, ¡epa!, ¿qué está pasando? Voy a recordar muchos años este título y nada, otros dos añitos siendo la campeona del mundo", enfatizó

.

"No me encontré bien técnica ni psicológicamente y estaba sufriendo. No lo entiendo. Físicamente sabía que estaba bien, pero tenía que luchar contra esa Yulimar que tenía dentro. Estoy contenta de poder sacar en el último salto a esa Yulimar guerrera, que no se da por vencida ante las adversidades ni ante nada. Por todo eso sí, es un título especial", comentaba la mejor atleta de la historia del FC Barcelona.

"Se convirtió en una noche especial, porque hacía muchos años que no pasaba por estas dificultades. Es un oro muy, muy trabajado. Hasta nerviosa estaba, pero ahora estoy muy orgullosa y muy satisfecha. Al final sí se pudo y he podido mantener esa racha de victorias consecutivas", señaló.

Yulimar Rojas mira al cielo tras su victoria más sufrida

Yulimar Rojas mira al cielo tras su victoria más sufrida / EFE

En cuanto a la temporada, apuntó un hecho importante del que se arrepiente un poco. "Ha sido un año diferente. Perdí toda la temporada de invierno, he estado más tiempo de lo debido en mi país y quizá eso me ha pasado factura todo el año, pero yo soy una guerrera. me encanta estar en Venezuela. Siempre que voy es un problema con Iván, que me está diciendo siempre, oye vente, ¿cuándo te vienes? Ahora él es el hombre más feliz del mundo también", relató con esa magia y esa energía que transmite.