El Obradoiro luchó hasta el final pero no pudo con el Valencia

A falta de 27 segundos los santiagueses perdían por solo dos puntos

Los de Moncho Fernández, pese a no contar con la plantilla completa, dieron una buena imagen en el Trofeo Ciudad de Vigo

Trinkle fue el máximo anotador del partido

Trinkle fue el máximo anotador del partido

Trinkle fue el máximo anotador del partido / Cedida

El Monbus Obradoiro disputó este sábado el Trofeo Ciudad de Vigo en la localidad olívica ante un rival potente: el Valencia Basket, que se presentaba con el exobradoirista Kassius Robertson. Un choque muuy intenso llegó a los instantes finales con las espadas en todo lo alto aunque al final el triunfo se inclinó a favor del cuadro valenciano por 71-76.

Los de Moncho Fernández afrontaban su tercer compromiso de la pretemporada después de dos amistosos desfavorables ante equipos ACB. Los santiagueses habían perdido con claridad ante el Unicaja (73-100) y el Río Breogán (60-74). Pero esta vez el Obra dio mucha guerra desde el inicio pese a que Moncho Fernández sigue sin contar con su plantilla al completo. La disputa del Mundial no le permite acoplar a todos sus hombres. Para el compromiso ante el cuadro taronja no pudo disponer del canadiense Thomas Scrubb, el estadounidense Jordan Howard convocado por Puerto Rico y el dominicano Rigoberto Mendoza.

No estaba mucho mejor el Valencia Basket ya que Alex Mumbrú tampoco pudo desplazar a Vigo a todos sus hombres ya que las molestias de Martin Hermannson y la lesión de López-Arostegui se suman a la ausencia de Víctor Claver, que todavía no se incorporó al grupo tras la disputa del Mundial. El técnico convocó a dos jóvenes de L’Alquería del Basket, el vallisoletano Sergio de Larrea y el valenciano Lucas Marí.

Se presentaba un Valencia triunfante que contaba todos sus partidos de pretemporada por victorias tras superar al Joventut (79-72), Ratiopharm Ulm (92-78), Dreamland Gran Canaria (77-72) y al Casademont Zaragoza (87-61).

Ahora, volvió a ganar en su mini gira gallega ya que tras el choque ante el Obradoiro se medirá este domingo al Río Breogán en el partido de presentación del cuadro lucense.

El encuentro comenzó con igualdad y un gran reparto de puntos en el Obradoiro después de muchos lanzamientos exteriores y el acierto de su línea de bases que llevaron el marcador a un 23-19 a favor del conjunto compostelano al final del primer cuarto, en el que ambos técnicos ya utilizaron a todos sus hombres disponibles.

El siguiente periodo comenzó con un Obradoiro más espeso en ataque y con más pérdidas de balón, lo que permitió que el Valencia Basket pudiera remontar el marcador adverso, sobre todo en los últimos tres minutos para marcharse al descanso con el cuadro naranja por delante por un solo punto 33-34.

En la reanudación parecía que nada cambiaba. El Obradoiro seguía flojo en ataque hasta que Eric Washington convirtió un magnífico triple desde siete metros que parecía espolear a sus compañeros, aunque después perdería precisión en su juego y pagaría la mala selección en el tiro, situación que el Valencia supo aprovechar al encontrar el juego interior y sobre todo a Brandon Davies para finalizar este periodo con un 19-19 que dejaba el marcador en un 52-53 favorable a los visitantes.

En el último cuarto el Obradoiro se atascó en ataque y esa falta de fluidez se unió a que el equipo de Alex Mumbrú subió su nivel físico lo que disparó la distancia hasta los diez puntos a favor de los valencianistas (58-68) a falta de 3:17, obligando a Moncho Fernández a solicitar un tiempo muerto que dio resultado.

Dos triples de Tres Trinkle ayudaron a que los santiagueses hicieran un parcial de 8-0 que fue contestado por otra canasta de tres del canterano valenciano Lucas Marí para sitar el marcador en 66-71 a falta de minuto y medio y dejaba abiertas todas las opciones para el tramo final.

La emoción se instalaría en el pabellón vigués de As Travesas. Álvaro Muñoz convertía dos tiros libres respondidos con un mate de Reuvens, al que contestó Trinkle con un triple para el 71-73 que hizo que Mumbrú pidiera un tiempo muerto a falta de 27 segundos. El partido finalizaría después de los taronja encestaran tres tiros libres para situar el marcador denitivo en 71-76 y llevarse para Valencia el Trofeo Ciudad de Vigo.