Selección femenina de fútbol

Estupor entre las jugadoras tras la lista de Montse Tomé

Varias de las convocadas -como mínimo- no respondieron al mail de la RFEF y entendían que mantenían, así, la condición de 'no seleccionables'

En la lista están quince campeonas del Mundo así como Mapi León, Patri Guijarro, Amaiur, Aleixandri y Lucía García, entre otras

La selección española en la Eurocopa.

La selección española en la Eurocopa. / EFE

Maria Tikas

Bombazo en la primera lista de Montse Tomé en el marco de la mayor crisis de la historia del fútbol femenino español. La nueva seleccionadora tiró para adelante con una lista de lujo, formada por quince de las campeonas del Mundo a las que se suman Mapi León, Patri Guijarro y Amaiur Sarriegi, que renunciaron al campeonato.

Son Misa, Cata Coll y Enith Salón -las mismas tres porteras-, Paredes, Oihane, Olga Carmona, Ona Batlle -defensas-, Aitana, Alexia, Maria Pérez, Tere Abelleira -centrocampistas-, Athenea, Esther, Eva Navarro y Mariona las citadas que repiten. Dos caras nuevas, Rosa Márquez y María Méndez. Una que estuvo en la prelista, Inma Gabarro. Y la gran 'sorpresa': Mapi León, Patri Guijarro, Amaiur Sarriegi, Aleixandri y Lucía García, aunque estas dos últimas no acudieron al Mundial por decisión técnica.

No está, sin embargo, Jenni Hermoso, de la que la nueva seleccionadora no quiso hablar en la rueda de prensa posterior porque "es la mejor manera de protegerla".

Estupor en el vestuario

La sensación generalizada entre las futbolistas llamadas es de estupor, pues no respondieron al mail de la RFEF de este domingo con un ultimátum y entendían que mantenían, así, la condición de 'no seleccionables'. Según ha podido saber SPORT, del grrupo Prensa Ibérica, pesar de que Montse Tomé ha dicho que ha hablado con ellas, varias de las futbolistas -como mínimo- no se lo esperaban porque no se lo comunicó por privado antes de dar la lista.

Además, el último comunicado de la Federación terminaba con un "garantizamos un entorno seguro a las jugadoras y apostamos por un clima de confianza mutua para que podamos trabajar juntos y logremos que el fútbol femenino siga progresando con mucha más fuerza".

Veremos este martes qué jugadoras acuden a la concentración. Si no lo hacen, podrían sufrir graves consecuencias como la retirada de su licencia federativa de forma temporal -entre dos y quince años- y una multa económica. Guerra abierta.