Nueva derrota para el Compos, la segunda consecutiva en casa, al caer ante el Ourense CF en el primer derbi de la temporada. A pesar de las dudas que provocaban las bajas, Manel se decidió por mantener el esquema y salió con un 4-3-3. La defensa fue la esperada, con Araújo, Casas, Soto y el recién recuperado Riki Mangana. El centro del campo fue para Antas, Antón de Vicente y Jordan, este último más adelantado. Y arriba, Manu Barreiro y Parapar estuvieron acompañados de Jaime Santos, que jugó en banda izquierda.

La primera llegada con peligro fue para el Ourense, que estrelló dos disparos contra defensores del Compos y en ambos casos pidieron penalti por mano, aunque no se señaló nada. Sin embargo, las malas noticias llegaron en forma de lesión. Cuando apenas habían transcurrido 8 minutos, Riki Mangana hizo gestos pidiendo el cambio y acto seguido se fue al suelo, obligando a Manel a rectificar el planteamiento. Fer Beltrán fue el elegido y Antón de Vicente se reubicó en el lateral derecho.

Nueva derrota en el Vero Boquete para el Compostela tras una torpe primera parte jesus prieto

El Ourense se hizo con el control desde el inicio, aunque siendo incapaz de generar ocasiones. El Compos, replegado, estaba visiblemente incómodo cada vez que recuperaba el balón y tenía que generar.

Superados 20 minutos de dominio visitante, los blanquiazules despertaron y tuvieron sus primeras ocasiones. Parapar se fue de su par y cedió al borde del área, donde encontró a Antas. Este se la dio a Jordan, y tras un buen recorte, su disparo se fue por encima de la portería de Marqueta. En la siguiente jugada, Antas se incorporó al ataque por banda izquierda y tras un par de regates puso un buen centro desde línea de fondo. Jaime Santos, muy forzado, apenas pudo dirigir el balón en su remate.

Sin embargo, tras el breve arreón local el Ourense volvió a dominar y al fin encontró el gol. Un desajuste en el centro del campo compostelano permitió a los visitantes combinar hasta la frontal del área, y finalmente Amin se plantó sólo ante Pato, que no pudo hacer nada ante el cañonazo del delantero marroquí.

Al final del primer tiempo el Compos se hizo con la posesión, aunque sin apenas profundidad, algo que desesperó por momentos al Vero Boquete. Los únicos amagos de peligro se generaron por banda izquierda, con un Parapar que intentó, sin éxito, conectar con Manu Barreiro.

La segunda parte comenzó como terminó la primera. El Compos tenía el balón, pero apenas se acercaba al área rival. Tras 15 minutos soporíferos el equipo santiagués consiguió generar una ocasión, la mejor del partido. Araújo y Jaime conectaron por la izquierda y este último puso un centro entre la defensa y el portero. Fer Beltrán apareció en el segundo palo completamente sólo, pero inexplicablemente la mandó a las nubes cuando todo el Vero Boquete se veía celebrando el empate. Y tras esta oportunidad fallida volvió a dormirse el partido.

Nueva derrota en el Vero Boquete para el Compostela tras una torpe primera parte jesús prieto

En el minuto 63 Manel Menéndez decidió agitar el árbol y dio entrada a Hugo Matos, saliendo en su lugar Jordan. El canterano se colocó en la izquierda y Jaime, muy discreto hasta el momento, se posicionó en la mediapunta. Aquí ganó presencia, pero siguió muy impreciso.

Hugo no tardó en hacer de las suyas, y tras regatear a dos rivales y llegar a línea de fondo estuvo a punto de encontrar a Jaime en el punto de penalti, que ya se relamía preparando el disparo, aunque un defensa se interpuso. Poco a poco, el Compos comenzaba a asomarse a la potería de Marqueta con más facilidad.

La mejoría blanquiazul hizo reaccionar a Rubén Domínguez tras otra gran incursión de Matos y el Ourense realizó tres cambios. Los visitantes no lograron hacerse con la posesión, pero el Compos, de nuevo, sufría para generar ocasiones a través del juego colectivo.

En estos casos el balón parado siempre es lo más directo y así llegó una nueva ocasión. Tras un rechace, Manu Barreiro empaló una fuerte volea en la frontal del área y olbigó a Marqueta a desviar a córner, evitando lo que hubiese sido un golazo por la escuadra. El propio Barreiro tuvo una nueva oportunidad en la siguiente jugada, pero desde una posición mucho más complicada que no le permitió apuntar a puerta.

Tras otro intento local, esta vez por medio de Parapar, Manel dio entrada a otro canterano, Roi Rama, que debutó substituyendo a Araújo. Y cada vez se generaban más ocasiones. Parapar llegó a línea de fondo y sirvió atrás, al punto de penalti, a Manu Barreiro. El 9 compostelano tuvo el empate, pero una vez más, su disparo se fue arriba. Tras cuarenta minutos, el Ourense logró su primera oportunidad en la segunda parte a balón parado, pero Pato estuvo ágil para desviar a córner.

Y así llegó un descuento completamente caótico. El Compos siguió intentándolo con Hugo Matos como principal baza ofensiva, mientras el Ourense intentaba detener el juego con interrupciones. Esto provocó cierto enfado en la grada y sobretodo en el banquillo local, hasta tal punto que Jordan, que había sido substituido, fue expulsado por protestar. Segunda roja para el Compos en dos partidos consecutivos como local, tras la de Caballé ante el Zamora la semana pasada.

Los dos últimos minutos fueron de absoluta locura. Primero, Manu Barreiro, de Vicente e incluso Antas a media chilena rozaron el empate a balón parado. Luego el 9 compostelano forzó a Marqueta a hacer un paradón para evitar el gol. Y en la última jugada, Pato Guillén ofreció un show impropio de un portero al regatear en el centro del campo a varios rivales hasta que le hicieron la última falta, en la que murió el partido tras atajar Marqueta un remate dócil.

El Ourense se llevó el primer derbi gallego de la temporada frente a un Compos que suma su segunda derrota en tres partidos como local y cae a la 10ª posición y necesita volver cuanto antes a la senda de la victoria.