Motor

Luis Penido se coloca líder del campeonato de España de Montaña tras su meritorio triunfo en Andorra

El santiagués se impuso en la Subida Arinsal pese a los problemas mecánicos de su Mini en la primera manga de los entrenamientos

Manuel Aviñó, presidente de la Real Federación Española de Automovilismo, entregó el trofeo a Luis Penido

Manuel Aviñó, presidente de la Real Federación Española de Automovilismo, entregó el trofeo a Luis Penido / L. P.

El piloto de rallys compostelano Luis Penido afrontó este pasado fin de semana la segunda cita del Campeonato de España de Montaña en tierras andorranas.

La Subida Arinsal fue un reto para todos los participantes debido a la exigencia del trazado y a la altura del mismo sobre el nivel del mar, algo que notó desde el principio el piloto compostelano con algún que otro problema mecánico en su Mini durante la primera manga de entrenamientos.

Una vez solventadas las dificultades mecánicas, Luis Penido comenzó a adaptarse rápido al trazado hasta conseguir el mejor tiempo del fin de semana en su categoría.

El piloto gallego consiguió terminar la carrera en primera posición dentro de la Categoría 5A, un triunfo que le sirve para colocarse líder del campeonato.

“Vinimos hasta Andorra porque queríamos conseguir un buen resultado para mantenernos en los puestos de arriba en el Campeonato de España y, a pesar de las dificultades, lo hemos conseguido”, explicaba Penido al término de la carrera mostrando su satisfacción.

“Ha sido un fin de semana muy exigente porque el trazado era complejo y la altitud de la prueba con respecto al nivel del mar supuso una exigencia extra a la gran mayoría de los coches participantes. Nosotros tuvimos un problema con la bomba de alimentación del combustible, pero gracias al excelente trabajo de nuestro mecánico Xoán pudimos seguir adelante. Solventado el problema me fui encontrando cada vez más cómodo hasta conseguir la victoria. Estamos muy contentos”, finalizaba Luis Penido antes de emprender el viaje de vuelta a casa desde tierras andorranas con la satisfacción de haber conseguido el objetivo gracias a un trabajo bien hecho.