Obradoiro

Fernando Zurbriggen se despide del Obradoiro tras disfrutar de tres temporadas en Compostela

El base argentino acabó la temporada con unas medias de 6 puntos, 2,9 asistencias y 2,9 rebotes, para una valoración de 7,7

Fernando Zurbriggen manejando el balón ante Rudy Fernández

Fernando Zurbriggen manejando el balón ante Rudy Fernández / ACB

El Monbus Obradoiro comienza una nueva etapa tras haber descendido a Primera FEB, donde el conjunto compostelano está viviendo grandes cambios. Entre ellos, se encuentran los nombres de la plantilla, ya que todo apunta a que el único nombre de la pasada campaña que seguirá es Álvaro Muñoz. Este lunes llegó la despedida de uno de los jugadores más queridos en Sar en los últimos años, Fernando Zurbriggen.

El base argentino publicó en sus redes sociales un mensaje de despedida en el que escribió lo siguiente: “Grazas por estes 3 anos, nos que vivimos tantos momentos xuntos. Moitas grazas a todos os que facilitaron a miña chegada ao club, e a todas as persoas que o fixeron en cada partido co seu ánimo, dentro e fóra do campo”.

Desde el Obradoiro se dio a entender que el puesto de base queda cerrado con Toms Leimanis y Nacho Arroyo. Por ello, el conjunto compostelano cerraba la puerta a incoporar a otro 1 puro y sería más factible la llegada de un escolta que también pueda ocupar el puesto de director de juego que otro base. Así, Zurbriggen dejará Sar tras disfrutar de tres temporadas en Compostela.

Para el argentino, el pasado curso estuvo cargado de luces y sombras, provocados por la inestabilidad que vivió el equipo con la huida de Eric Washington. Zurbriggen tuvo que recoger el testigo de base titular, que no era su rol, y no terminó de convencer. La llegada de Sasha Kovliar no fue un bálsamo, ya que dio la sensación de que el equipo tenía tres bases y ninguno para ocupar el rol de titular.

Con la llegada de Janis Strelnieks y Devon Dotson, Zurbriggen pasó al ostracismo y quedar fuera de la convocatoria. De estar en su rol, a ser titular y luego a no estar entre los elegidos, un curso complicado para cualquier profesional. Pese a todo, el cuerpo técnico volvió a darle la oportunidad y demostró en la pista que, en su rol, sumaba al equipo.

El argentino acabó la temporada con unas medias de 6 puntos, 2,9 asistencias y 2,9 rebotes, para una valoración de 7,7.