Jueves 24.10.2019 Actualizado 01:11
Google    

El Correo Gallego

Noticia 5 de 32 noticia anterior de 25 AÑOS DEL ASCENSO A PRIMERA Deportes » 25 AÑOS DEL ASCENSO A PRIMERA

Compos-Rayo, 25 años después, la clave pasaba por "quemar" a David Vidal

Ruiz Mateos culpó de la derrota y del descenso a Hugo Sánchez, tan negativo como Djukic. Ambos fallaron los penaltis decisivos

Fabiano, derecha, acompañado por el autor del reportaje en San Marcos en 1994 - FOTO: ecg
Ver galerías (2)
Fabiano, derecha, acompañado por el autor del reportaje en San Marcos en 1994 - FOTO: ecg

ROBERTO QUMATA  | 01.06.2019 
A- A+

Santiago de Compostela es una ciudad deficitaria en el ámbito deportivo, según opinión mayoritaria. José Carro Otero, compostelano viejo y antropólogo físico, no encuentra explicación razonable a la abulia de sus gentes, por más que la Historia le haya sonreído con dos gentilicios y una cuenca fluvial -Sar, Sarela, Tambre y Ulla- bañada por cuatro ríos, algo insólito desde el punto de vista hidrológico.

La gran epopeya deportiva comenzó en septiembre de 1963, con la inauguración de un estadio de segunda mano como era el de Santa Isabel y el inicio del campeonato de Tercera División ante el Fabril. Don Elisardo García Fernández mandó construir la Elisardina, grada sobre la que crecen los chopos y el palco de los sastres. Pero el secretario general, Agustín Sixto Seco, prefirió ir directamente al milagro: al Deus ex machina.

Después de que el también traumatólogo de La Rosaleda escribiera el himno de la SD en una caja de zapatos, le fue con el cuento al cardenal Quiroga Palacios de que había que "alonxar á xuventude das tabernas", para que por arte de birlibirloque, los más y los menos jóvenes abandonasen ipso facto los campeonatos regionales de levantamiento de tazas. "¡Por Dios! ¡Esto no puede continuar así!".

Sucedía en el Franco, en vida de Franco y en el NO-DO del Salón Teatro. "¡Qué vello vas Paquiño!", tronaron los hermanos Bernal desde el gallinero en lo que fue un escándalo sin precedentes.

Otro personaje, José María Caneda, que hoy insiste mantener el papel de outsider, eleva al Compostela a los altares, cual arúspice de la Antigua Roma. El médico anestesista Ángel López Guerrero, mentor del atleta Caneda y militante de la UCD, solivianta, -pero poco- al personal con una frase irreconducible una vez pronunciada: "José María Caneda ha hecho más por la SD Compostela que el Arzobispo Xelmírez por Santiago". Tócate el asunto.

El miércoles 1 de junio de 1994, hace ahora 25 años, en Oviedo, Compostela y Rayo Vallecano, impelidos por la promoción de ascenso/descenso de Primera/Segunda, se la juegan. Son más de 1.000 millones de pesetas que le caen al Compostela del cielo. La televisión lo acapara todo, de modo que, José María Caneda, comienza, -en Primera-, a fichar a precios muy altos, cuando él es hombre de cantera y de carácter: "Fui el mayor de 11 hermanos" y por tanto "un dictador".

Unos ferrados más abajo de San Lázaro en el multiusos de Sar, el Obradoiro defiende el orgullo de las minorías, claro que cada vez que hay problemas económicos recurre a los de siempre: al sursum corda, por lo regular una suerte de amigos del baloncesto. En este caso la tele también juega a favor del Obradoiro que encuentra en Moncho Fernández a un entrenador fenomenal.

(Inciso) En Balaídos José María García se deja ver hurgando en la nariz. En otro tiempo, en San Lázaro, Michael Robinson (Plus) acusa el golpe bajo del periodista: "¿Por qué asegura que el fútbol español es el mejor del mundo si usted, insisto, apenas sabe hablar el castellano?".

Recuerde el alma dormida, avive el seso y despierte contemplando como se pasa la vida... como que ya están aquí los 25 años del ascenso del Compos cuando en pleno paroxismo se pidió con estrépito: "¡Levantádevos mortos da Quintana. O Compos xa está na Primeira!".

El 1 de junio de 1994 es la fecha mágica, pero tres meses antes los técnicos del club estimaban que entre 8 y 12 positivos serían necesarios para lograr el ascenso. El equipo de Fernando Santos navegaba con las jarcias de mesana desplegadas y a falta de 3 meses para concluir el campeonato se citaba a Fray Luis de León desde los medios que lo que en breve sube, en alto asiento suele desfallecer apresurado. O sea, había dudas, pero Abadía insistió en sus labores proselitistas: "Cuatro puntos más y el cambio que nos espera para mejor será tremendo".

Víctor, conducía un BMW (de segunda mano), Ohen no disponía de coche, Moure se ayudaba de un Renault 19 Chamade para llegar puntualmente a entrenar todos los días y el único que disfrutaba de coche nuevo, un Montero, era Fabiano. El entrenador utilizaba un BMW para recorrer la distancia que separa Lourido de San Lázaro. Santos recibía dos veces a la semana clases de inglés en el Hostal San Lázaro. El caché del técnico se disparó gracias a sus ascensos consecutivos. Los intermediarios le garantizaban trabajo seguro en Inglaterra.

Fernando Tocornal explicaba que el ascenso a Primera supondría una renovación del contrato y un aumento del salario, es decir, que su esposa podría 'poner' una mercería en Gijón. El mismo futbolista cántabro podría aspirar a comprar un chaflán en las cercanías de Mareo y vender a los 'yogurines' bocatas y refrescos. Ohen, Fabiano y Nacho eran los que por calidad y juventud tenían mayor proyección. Se valoraban entre 20 y 25 millones de pesetas cada uno. El presidente Caneda no contaba con que la revista Don Balón elegiría a Javier Bellido como el mejor futbolista de Segunda División. De todas estas cosas se hablaba y comía en el Hostal San Lázaro, que dirige Jesús Vázquez. También comían los periodistas antes de que la parte de un todo se transformase en una quinta columna.

Había un buen ambiente. Al final, Español y Betis subieron directamente con 52 (+14) y 51 (+13). El Compostela, tercero, con 49 (+11) promocionó. Ohen (13 goles), Moure (11) y Lucas (9) se destacaron como artilleros. Iru fue el tercer portero menos batido del campeonato. Hoy cumple 50 años. Tenía 25 cuando paró el penalti a Hugo Sánchez.

En febrero de 1989, el autor del reportaje y la agencia DyN, acceden al museo de la Armada argentina en Buenos Aires. Se exhiben los pequeños cazas Puccara que atacaron valerosamente a la Royal Navy en el transcurso del conflicto de las Malvinas en 1981. Pero más relevante resultó ser la comprobación de algunos textos militares de la Armada referentes al Agit Propt (Agitación y Propaganda), donde se describe cómo se mina la resistencia del rival y su desmoralización.

El fútbol de la Premier estaba constantemente presente en las radios de los buques ingleses. "¿Qué hace aquí un soldado en un barco de guerra en vez de disfrutar del fútbol este fin de semana?". La flota inglesa lanzada hacia el Atlántico Austral devolvía otros caramelos envenenados: "Si las Farklands las defienden los italianos será pan comido. Si por el contrario son defendidas por gallegos a nosotros nos será más difícil".

Por tanto, en Agitación y Propaganda caben todo tipo de mentiras con el fin de alterar, por ejemplo, el precio de las cosas.

El Rayo tenía unos cuantos puntos débiles. Una vez localizados había que estimularlos y neutralizarlos. Hugo Sánchez era la figura del equipo vallecano. No estaba recuperado de sus lesiones musculares. Por consiguiente se le acusaba de cuidar en exceso las piernas para beneficio de la selección azteca en el Mundial que organizaban sus vecinos del norte.

El 17 de mayo en el Hotel Cuzco de Madrid, el ex dueño de Rumasa y presidente del Rayo, José María Ruiz Mateos, asegura a El Correo, que si la pierna de Hugo Sánchez le duele mucho, "pues que se la corte con un serrucho", letra que, por cierto, procede de un corrido mexicano. El Correo hace acopio bibliográfico de las declaraciones insultantes del empresario jerezano por si fueran constitutivas de delito en razón a una colateral imputación: las alegrías nocturnas del pichichi en las discotecas madrileñas.

Javier Bellido: "Hugo Sánchez ya no mete miedo a nadie" 

Juani es una mujer pizpireta cuando habla de su marido y de sus tres hijos, pero no tan abierta cuando se refiere a la vida de nómadas que les obliga a llevar David Vidal. "La promoción -precisa- no entraba en los planes de mi marido. David tiene un precontrato por dos años más, pero en el caso de mantener al Rayo en Primera. Del resultado dependerá la decisión de trasladarnos a Madrid para buscar vivienda y colegios. No es un entrenador para el Real Madrid, pero es un entrenador asequible. Tiene la esperanza de que cuando se retire Arsenio puedan llamarlo del Deportivo". Vidal se enerva por la utilización retórica de la figura del verdugo: "Yo fui a Riazor (empate 0-0) a ganar el pan de mis hijos y no a desbaratar el título de liga que Dukic tiró a la mierda".

David: "A mí el Coruña no me dio nada, ¿entiende usted? No soy verdugo de nadie".

RQ: "David Vidal me puso firme y me obligó a ser más escueto. Estaba fuera de sí. El plan de desestabilización (agitación y propaganda) empezaba a surtir efecto.

La otra parte, la blanquiazul, necesitaba creer en todo lo que se estaba publicando. Antes que Agustín Abadía -Agustín, no Tato, seamos respetuosos- sacaba a relucir lo mejor de su repertorio de pases y taconazos. El silencio recorría las gradas de la afición vallecana. Tremendamente ilustrativo: La única pancarta de apoyo a Doña Teresa Rivero desaparece. El Rayo empieza a cuartearse.

Iru neutralizó el penalti ejecutado por un especialista como Hugo Sánchez y a partir de esos instantes Fabiano y Abadía polinizaron cual abejas reinas el fútbol de control, dominio de los espacios y conexiones vertiginosas con Ohen, el futbolista más en forma de la Segunda española. No olvidemos que el nigeriano marcó 3 goles en los tres partidos de ida, vuelta y desempate. Los pelotazos del africano describían una trayectoria asesina: iban directos al ángulo más bajo y más alejado. Sus balones hacían 'fiu, fiu, fiu, fiu', decía Toñito Tojo en sus crónicas.

Abadía insiste en su plan de agitación: "El Rayo tiene que saber que el año pasado marqué cuatro goles en Madrid; dos en el Bernabéu, uno en el Calderón y uno más en Vallecas". Fabiano Soares tenía cuatro tarjetas, de modo que Santos, le apretó al máximo para exigirle compromiso y concentración: "Ya sé que cuando me dan una patada, dice el brasileño, se me cruzan los cables pero estoy resuelto a no responder a las provocaciones".

Javier Bellido: "Hugo Sánchez ya no mete miedo a nadie". El defensa central y Modesto II advierten a Hugo que si se tira a la piscina -penalti fingido- no viajará en buenas condiciones físicas con la selección de su país a Estados Unidos. El exdueño de Rumasa aún domina puntos claves del holding, de modo que al término del partido de ida amenaza con retirar el patrocinio a la firma Dhul, con mala fortuna. Las letras de Dhul cubren totalmente la pechera de las camisetas pero al pie de la foto publicitaria aparece una frase demoledora: "nerviosos como un flan".

A partir del empate en San Lázaro, Ruiz Mateos cambia de estrategia: culpará a Hugo Sánchez de la derrota final y de perder la categoría en Primera División. Al fin y al cabo el Rayo es un chiste comparado con el imperio Rumasa. La otra cara del chiste nos muestra como Caneda expropia a Ruiz Mateos.

Al margen de la entidad blanquiazul, en la Confederación de Empresarios del Tambre, se calcula que tanta felicidad disparará la actividad de los seguidores del Compos. El crecimiento será exponencial. Además, el optimismo como un papel volandero cruza las ventanas de los paraninfos y las aulas universitarias. Se habla de aprobado general e incluso de pasar Romano y Administrativo con un 3.

Dependía de que Wilfred, el guardameta nigeriano, mantuviese quieta su depresión con el engullido diario de cuatro pollos al grill. En Santiago, pese a todo, las paró todas. A Ohen, a Lucas, a Moure. Pero en Oviedo el Compostela redimió a Galicia del complejo de Sísifo. El Celta falló en la Copa y el Depor, el penalti de su vida. "Ya somos tres, ya somos tres: Celta, Compostela y el innombrable coruñés", que no es el Deportivo, sino Dukic.

Iru, Modesto II, Tocornal, Modesto I, Bellido, Bodelón, Abadía, Fabiano, Moure, Lucas, (Víctor, minuto 79) y Ohen (José, minuto 87), siguen siendo 25 años después nuestros héroes.