Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 06 febrero 2023
00:59
h

Alcaraz llega al techo del mundo en Nueva York

El español gana el US Open y se convierte a sus 19 años en el número uno del ranking más joven en la historia del tenis

El español Carlos Alcaraz se proclamó campeón del Abierto de Estados Unidos (US Open), el primer grande de su carrera, y a los 19 años de edad se convirtió en el número uno del mundo más joven de siempre, tras vencer la final contra el noruego Casper Ruud.

Alcaraz triunfó por 6-4, 2-6, 7-6(1) y 6-3 en tres horas y 20 minutos ante Ruud para alcanzar la gloria en Nueva York, en la que es el campeón más joven desde la victoria de Pete Sampras en 1990.

El murciano puso la guinda a una temporada extraordinaria y tras conquistar los Masters 1.000 de Miami y Madrid y los títulos de Barcelona y Río de Janeiro, añadió a sus vitrinas el Abierto de Estados Unidos.

Ganó la final con autoridad, carácter y con un tenis espectacular que le lanzaron hacia el techo del mundo del tenis y que le convirtieron en el sexto representante del tenis español capaz de colocarse al frente del ránking mundial.

Su juventud, su pasión, electricidad y talento le convierten en un nuevo grande del tenis ACTUAL.

Superó por tercera vez en tres precedentes a Ruud, esta vez en una final en la que ambos jugadores, además del título, se jugaban la cumbre de la clasificación mundial. Tenía claro Alcaraz que la preparación mental sería clave en este partido. Ya había demostrado en la final de Miami que su tenis sabe desarmar a Ruud, pero era fundamental cuidar sus nervios en la primera experiencia de su vida en la final de un grande.

El español ganó el primer set con autoridad, manteniéndolo siempre bajo control su dominio.

Sus primeras bolas de rotura llegaron en el primer juego del encuentro y, tras anular dos oportunidades de break en su primer turno al saque, logró la rotura decisiva en el tercer juego. Fue suficiente para llevarse el primer parcial en 49 minutos, un paso de gran importancia para frenar a un Ruud al que no le faltaba actitud.

El noruego brilló también por espíritu deportivo, cuando reconoció que una bola había tenido doble rebote y entregó el punto a su rival. Y en la segunda manga reaccionó con contundencia.

Demostrando gran preparación atlética y técnica, Ruud logró un break con el 3-2 en el luminoso al alcanzar una dejada de Alcaraz y al provocar su fallo sucesivo con un brillante globo. Lo consolidó tras anular una bola de rotura en el juego siguiente y frustró al murciano, que se atascó y propició con una doble falta el 6-2 que ponía las tablas en la final. Se abría un nuevo partido y ambos jugadores volvieron a tutearse, sin un claro dominador, sino intercambiando golpes y también muchos errores.

Apenas duró dos juegos la ilusión de Alcaraz tras el break de apertura, y el murciano estuvo contra las cuerdas con el 5-6 en el marcador, cuando tuvo que anular dos bolas de set a favor de Ruud para forzar el desempate. Eso sí, incluso en los puntos perdidos Alcaraz recibió aplausos del público por su esfuerzo a la hora de pelear cada bola, rozando puntos milagrosos. Las dos bolas de set anuladas en un duodécimo juego durado más de diez minutos marcaron un punto de inflexión en el choque, porque Alcaraz, tras ese alivio, dominó por completo el tie-break y lo ganó por 7-1 para recuperar la ventaja. No le tembló el brazo a Alcaraz, que aprovechó su primera y única bola de rotura para provocar el fallo de revés de Ruud y escaparse 4-2.

Ya no había manera de contener al bravo tenista murciano, que disparó el nivel de sus saques y sentenció el duelo con un 6-3, conectando dos servicios ganadores para ganar este US Open.

“Este éxito en el tenis es algo con lo que soñé desde niño”
Concluyó su discurso con un mensaje en español para todos los aficionados presentes

Nueva York (EE.UU.). Alcaraz aseguró tras ganar el US Open que “es algo con lo que” soñó desde que era “niño” y que consiguió coronar su objetivo a base de “duro trabajo”. Además recordó a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001, en un día en el que se cumple el 21 aniversario de la tragedia.

“Quiero que sepáis que mis pensamientos están con todos vosotros en un día tan particular”, dijo Alcaraz, agradecido por los espectadores de la pista Arthur Ashe.

“Es algo con lo que soñé desde que era niño, ser número uno, ser campeón de un Grand Slam. Es algo por lo que he trabajado mucho. Es difícil hablar ahora, muchas emociones, pero es algo que traté de alcanzar con duro trabajo, con mi familia”, afirmó. Sus primeros pensamientos fueron para su madre y su abuelo.

“Pensé en mi madre, porque no está aquí, y en mi abuelo. Muchos miembros de mi familia están aquí, pero otros no pudieron venir para ver la final y estaba pensando en todos ellos”, dijo.

Concluyó su discurso con un mensaje en español a los aficionados presentes, que le animaron en todo momento.

“Muchísima gente ha venido de España para verme, para animarme en este día tan especial, mucha gente de todo el mundo. El cariño que he recibido desde el primer día ha sido increíble, probablemente haya sido el ambiente que más he vivido en una pista de tenis, ha sido increíble”, aseguró el joven tenista. AGENCIAS

13 sep 2022 / 01:30
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.