El Correo Gallego

Deportes » Baloncesto

Histórico: tres árbitros 'gallegos' en la ACB

El gaditano Miguel Ángel Pérez, el coruñés Carlos Cortés y el santiagués Jacobo Rial conforman el equipo de elite del comité autonómico//Apasionados ante todo del baloncesto, defienden el profesionalismo

CRISTINA GUILLÉN SANTIAGO   | 16.04.2010 
A- A+

De izda. a dcha. 44, Carlos Cortés Rey, A Coruña, 28-8-74, 115 partidos en ACB 5ªTemporada, 33 Miguel Ángel Pérez, Cádiz, 25-8-68, 351 partidos en ACB, 11ª Temporada y 52, Jacobo Rial Barreiro Santiago de C., 8-4-76, 18 partidos en ACB 1ªTemporada

Es histórico. Nunca en los 25 años de vida de la ACB ha habido tantos árbitros adscritos al comité gallego desarrollando su labor en la máxima competición nacional, en la segunda mejor Liga del mundo. Lejos de tratarse de un hecho anecdótico, este hito responde a una labor seria y paciente con muchos protagonistas aunque sólo tres cabezas visibles.

Miguel Ángel Pérez Niz, Carlos Cortés y Jacobo Rial son los gasoles del arbitraje autonómico, los elegidos para aleccionar a una de las mejores generaciones de jugadores que ha dado el baloncesto nacional desde la cancha y los más claros ejemplos de que se ha roto la hegemonía Madrid-Barcelona, antes, las escuelas dominantes en cuanto a los hombres de gris.

Sus trayectorias, sus perfiles y sus ambiciones están bien diferenciadas, pero la diversidad se iguala en la pista cada fin de semana. El objetivo en todos ellos es el mismo: hacer correctamente su trabajo y pasar desapercibidos.

Miguel Ángel Pérez es el más veterano de los tres, acumula once temporadas en la ACB, aunque sólo las cuatro últimas las ha desarrollado adscrito al colegio gallego ya que es gaditano de nacimiento. Su matrimonio le ha traído hasta A Coruña, donde trabaja para la empresa Vodafone aunque es profesor de Educación Física. Dice sentirse muy a gusto en su nuevo destino y dada su experiencia, reconoce que es un "hito importante ya que una comunidad en la que hace muchos que no había árbitros en ACB (el último fue el ourensano afincado en Cataluña José Galerón hasta 2003) se ha conseguido que en cuatro años haya tres". "Se debe a un trabajo de muchos años, hay mucha gente que está igual o mejor preparada que nosotros y no tiene la suerte, pero es un trabajo a muy largo plazo", reconoce. El propio Miguel tardó once años en alcanzar la élite.

Confiesa que se sienta un privilegiado porque "hacemos lo que nos gusta". "A mí antes que el arbitraje me gusta el baloncesto y tengo la oportunidad de ver partidos de equipos del mejor nivel de Europa a medio metro de ellos sin que me cueste nada, al revés, me pagan por ello. Además he ido a sitios que no tendría la oportunidad de visitar si no fuera por ello", añade al recordar también su condición de internacional.

En el lado negativo, el tiempo que los colegiados están lejos de la familia y el hecho de tener que compatibilizar su vocación con su trabajo diario. "Ahora estamos en ese camino. La asociación está tratando con la ACB este tema ya que de hecho, para la mayoría de nosotros ya es la actividad más importante porque es la que nos requiere más esfuerzo, más tiempo y la que además nos reporta mayores beneficios económicos", analiza. Llegar es difícil, pero mantenerse también. Es un trabajo diario y la aspiración, una vez alcanzada la máxima categoría nacional, es llegar a ser internacional. "Yo ya lo fui en 2002 y arbitro en la Euroliga y las competiciones de la FIBA. Por ejemplo, en mayo me designaron para la final de la Eurochallenge, y he arbitrado torneos en América, en Asia, en África, en muchos sitios", relata.

Traspasar la frontera.

A esa condición aspira precisamente Carlos Cortés, que con 31 años fue el encargado de coger el relevo de los árbitros gallegos en la elite hace ahora ya cinco temporadas. Acaba de llegar del Torneo de Mannhein, donde se sometió a un nuevo examen por parte de los mandamases de la FIBA, y confía en convertirse en este año 2010 en el primer árbitro gallego en ser internacional. El coruñés es un corredor de fondo en cuanto a su trayectoria, pues tardó 13 años en alcanzar la ACB.

"Que estemos los tres arriba es importante ya no solo para el baloncesto gallego, sino para el arbitraje. Siempre tuvimos varios equipos en la ACB, pero pocas veces estaba el arbitraje gallego a esta altura. Para la gente más cercana y sobre todo para los que vienen detrás, es importane ver que también ellos pueden llegar a la elite", considera. Cortés apunta que desde hace ocho años se ha unificado el trabajo de todos los comités en España, lo que ha facilitado la coexión de todas las escuelas por lo que las diferencias entre los colegiados de las distintas comunidades autónomas se ha igualado. "Lo que sí tenemos en Galicia es una competición diferente, mucho más dura, no tan técnica, y esa experiencia para los árbitros gallegos es muy importante", subraya.

PREPARACIÓN Y SUERTE. ¿Pero llega a la ACB quién quiere o quién puede? "Esto es como todo, estar en el momento justo en el lugar adecuado. Tienen que coincidir muchas cosas, aunque lógicamente tienes que tener una preparación y una base. Es un poco todo y sobre todo tener mucha suerte. Es una lotería que me tocó a mí como le pudo tocar a otra mucha gente que empezó conmigo", afirma.

Cortés tiene claro de qué es lo mejor de ser uno de los 35 mejores colegiados de España y pitar en la ACB. "Te ayuda a seguir progresando porque te hace estar al día en conocimientos, de estar formándote, preparándote para poder cada día hacerlo mejor, ya que la competición es de las mejores del mundo y eso a nivel personal es algo que me motiva", analiza. "Luego tienes la oportunidad de estar en mejor competición nacional e incluso puedes dar el salto a ser internacional", considera.

"Por lo demás no le veo ninguna pega, aunque ojalá tuviésemos mucho más tiempo para prepararnos", reflexiona el herculino, técnico de sonido en Radio Lider, que apoya lógicamente el paso al profesionalismo.

cguillen@elcorreogallego.es

www.elcorreogallego.es

EL NOVATO

mejorar día a día

•••El santiagués Jacobo Rial es el novato del grupo. Llegó esta temporada a la elite aunque su trabajo en el comité compostelano viene de lejos. Orgulloso por haber recibido premio a su esfuerzo, destaca "la absoluta profesionalidad en prácticamente todos los aspectos de la ACB". Espectador empedernido de básquet sea cual sea la categoría y hasta la hora del día, el aspirante a bombero tiene claro cuál es el mejor premio de llegar a la elite. "Lo mejor de estar en esta Liga es el baloncesto. Suena a tontería pero coincidir en la pista con jugadores buenísimos, con una calidad impresionante, estar ahí y poder disfrutar de esos partidos no hay dinero que lo pague", insiste aunque también asume que es mucha la responsabilidad. "Pero bendita presión", bromea. Es el recién llegado a un selecto grupo de sólo 35 colegiados pero sabe qué pasos seguir para no perder su puesto de privilegio. "Lo único que te hace mantenerte en la ACB es el trabajo y la formación constante porque el baloncesto es un deporte que cada cuatro años sufre modificaciones", indica antes de añadir: "Mi objetivo es mejorar año a año", concluye. "Después los objetivos externos, como la internacionalidad ya no depende sólo de tí", concluye.

DATOS

• Dorsales: Sólo Miguel Ángel Pérez motiva la elección de su dorsal número 33. Corresponde a su edad en el momento de la elección. Carlos Cortés (44) y Jacobo Rial (52) escogieron alguno de los números libres a su llegada a la elite.

• Pioneros: Sólo cinco gallegos habían llegado hasta ahora a pitar en la elite. Rivas, Velasco, Galerón y Camiña abrieron el camino. El ourensano afincado en Cataluña José Galerón (1984-2003) fue el precedente más inmediato.

• Futuro: Javier Uría, el presidente del comité gallego, destaca la calidad de los más jóvenes. Rubén Zabaleta y Cristián Martín, por ejemplo, pitaron en el último Nacional de Minibásquet.

44

Carlos Cortés Rey

A Coruña, 28-8-74

115 partidos en ACB 5ªTemporada

33

Miguel Ángel Pérez

Cádiz, 25-8-68

351 partidos en ACB

11ª Temporada

52

Jacobo Rial Barreiro

Santiago de C., 8-4-76

18 partidos en ACB 1ªTemporada

Miguel Ángel Pérez

árbitro

"Un árbitro debe ser honesto por encima de todo,debe saber ponerse en el

lugar de los otros"

Carlos Cortés

árbitro

"Son necesarias características personales como ser humilde, trabajador y constante."

Jacobo Rial

árbitro

"Lo principal es ser inteligente. En un deporte tan rápido la capacidad de reacción es básica"