Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 08 diciembre 2021
02:14
h
JAPÓN Los Juegos de la pandemia serán también los que cuenten con la delegación gallega más numerosa // Las gradas vacías por el coronavirus serán testigo de los éxitos de 21 deportistas que buscan el mayor botín de medallas

A los Juegos de Tokio con el mayor equipo de la historia

Han tenido que pasar cinco años, una pandemia y multitud de amenazas de suspensión, pero los Juegos Olímpicos de Tokio ya están aquí. El viernes la llama olímpica empezará a arder en el pebetero, y hasta el 8 de agosto abrigará los sueños de veintiún deportistas que ya han hecho historia para Galicia. Los Juegos de Japón serán recordados por la presión del COVID, pero también por ser aquellos en los que se rompió el techo de los dieciocho de Barcelona 92, alcanzando la mayor representación de nuestra historia.

ATLETISMO. El deporte rey tendrá a tres de nuestros representantes en Tokio. La cita lleva años escrita en letras mayúsculas en el calendario de Ana Peleteiro. Se la esperaba en Río, pero la progresión de la triplista ribeirense no respondió a las expectativas creadas desde que era una niña. Una inoportuna lesión tampoco ayudó. Pero la situación ha cambiado desde entonces y hace mucho que la esperanza se abrió hueco entre salto y salto. Los de Tokio serán sus primeros Juegos, una toma de contacto en la que intentará desafiar los pronósticos que no la sitúan entre las favoritas a las medallas.

Lo que no hace tanto era un sueño se convirtió en objetivo, primero, y realidad, después, en cuestión de meses, para Belén Toimil. Cada vez más asentada en la técnica giratoria pero todavía explorando sus límites Belén acude a Tokio aspirando a entrar en la final de lanzamiento de peso. El récord de España le pertenece, y posiblemente vuelva a ponerlo en jaque en la cita olímpica.

Sin miedo a nada y dispuesto a derribar cuantas puertas sea preciso llega Adrián Ben. Con el recuerdo del Mundial de Doha, donde sorprendió a propios y a extraños, incluso a sus rivales. Su sexto puesto en Catar significó la mejor clasificación de un ochocentista español en un Campeonato del Mundo, y en Tokio luchará por convertirse en el primero que accede a una final olímpica.

PIRAGÜISMO. Una mujer brillará con luz propia en el Canal Sea Forest Waterway de Tokio. Ella es Teresa Portela, la primera deportista española que alcanza seis ediciones olímpicas. Siempre se le ha resistido la medalla, aunque no duda en asegurar que no hay mayor metal que competir veinte años en la elite. Después de debutar en Sídney 2000 y pasar por Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016 demuestra que sigue siendo competitiva como la que más. ¿Por qué no pensar que el destino puede deparar una alegría a Portela, vigente bronce mundial, sobre la pista salada de Tokio?

Aunque si alguien está destinado a una medalla son los integrantes del K4 500. La duda, principalmente, es el color. España y Alemania son las claras favoritas a luchar por el oro en Tokio. Subcampeones del mundo por detrás de Alemania, el guion se ha repetido en todos los Mundiales del ciclo olímpico. Cambió la suerte en la Copa del Mundo de Szeged, donde Saúl Craviotto, Marcus Cooper, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade derrotaron a los germanos con total claridad. Si logran subirse al podio, Craviotto habrá igualado a David Cal como el deportista español con más preseas olímpicas, y lo desbancará si por terceros Juegos consecutivos obtiene un metal en K1 200, prueba en la que doblarán el catalán y el betanceiro Arévalo.

El camino de Antía Jácome a Tokio lo emprendió con solo quince años, dejando su casa, familia y amigos en Pontevedra para trasladarse a Sevilla y embarcarse en un proyecto que pretendía culminar con la clasificación para tomar parte en el debut olímpico de la canoa femenina. Si en un principio el objetivo era lograr plaza en C2 500 junto Patricia Coco, primero, y con Antía Otero, después, los resultados no se dieron en el Preolímpico. Le quedaba una última carta, imponerse en el selectivo nacional de C1 200, distancia favorable a sus características de velocista, y lo consiguió.

REMO. El doble scull ligero estaba reservado para Rodrigo Conde y el catalán Manel Balastegui, pero la renuncia del remero moañés al peso ligero situaron a Caetano Horta como favorito a ocupar su lugar. Superó las pruebas pertinentes y en su primera competición, en el Europeo de Varese, cumplieron los criterios establecidos por la Federación Española para convertirse en los representantes en Tokio. Los Juegos quizá lleguen demasiado pronto, sobre todo por los pocos meses para preparar el barco y las interrupciones por positivos en COVID (se contagiaron Caetano, Manel y el entrenador), sin más oportunidad que el Europeo a nivel internacional. Viajan a Japón sin excusas, convencidos de superar las adversidades y de alcanzar, como mínimo, la final B.

VELA. Ya sabe lo que se siente con una medalla de oro al cuello Támara Echegoyen, campeona olímpica en Londres en Elliott 6m. La clase desapareció y tuvo que reciclarse en Río, con un cuarto puesto en 49er FX, luchando por el podio hasta la última regata. Se presentará en Tokio formando tándem con Paula Barceló y como vigentes campeonas del mundo. Como subcampeones llegan Iago López Marra y Diego Botín. Será su segunda cita olímpica, esta vez con mayor experiencia en 49er que en Río. Con la clasificación en el bolsillo desde febrero de 2019, el aplazamiento de los Juegos ha supuesto un año extra para convertirse en mejores deportistas. El objetivo en Japón no es otro que hacerse con un puesto en el podio.

Nico Rodríguez, junto a Jordi Xammar, es otra clara baza. Desde que se subieron a su primer podio mundial de 470 en Aarhus 2018 ya no se han vuelto a bajar de los puestos de honor. Dos bronces y una plata los convierten en aspirantes de pleno de derecho en Enoshima.

TRIATLÓN. Fue el gran ausente en Río 2016 a consecuencia de una caída, pero Gómez Noya está de regreso en los Juegos Olímpicos. Durante el último ciclo coqueteó con la larga distancia, pero en cuanto regresó a las Series Mundiales se mostró tan competitivo como siempre, o incluso más, como él mismo asegura. Los rivales en Japón serán distintos, ya no estará Alistair Brownlee, pero sí otros nuevos clientes, alguno de ellos en casa, como el propio Mario Mola.

SKATE. El skate entra en el programa olímpico en un intento del COI por atraer el interés de las nuevas generaciones. Una de las participantes será la coruñesa Julia Benedetti, de 16 años, que de no haber sido por el aplazamiento se habría convertido en el deportista gallego más joven que acude a unos Juegos. Será la segunda, pues ese honor le seguirá correspondiendo a la gimnasta Alba Caride.

BOXEO. En su camino desde Cuba a A Coruña Enmanuel Reyes tuvo que esquivar más golpes que en cualquier cuadrilátero. Arrestado, recluido en una habitación o hasta en un campo de refugiados, Enmanuel tuvo que pasar calamidades para reencontrarse con parte de su familia en Galicia. Desde que consiguió la nacionalidad española solo ha perdido un combate, y en Tokio solo se marca un objetivo: el oro.

TIRO CON ARCO. Miguel Alvariño se había adjudicado la plaza de que disponía España en tiro con arco antes de la pandemia, pero la Federación Española decidió volver a ponerla en juego. Dani Castro ni siquiera pudo formar parte del equipo nacional el año pasado, pero supo rehacerse para convertirse en el representante español en Tokio.

DEPORTES DE EQUIPO. Baloncesto, balonmano y fútbol son los tres deportes en los que Galicia cuenta con representación. Tamara Abalde y Raquel Carrera forman parte de una selección femenina de baloncesto que debe superar su proceso de renovación para intentar repetir final olímpica. La saga de los hermanos Abalde estará presente también con Alberto en la selección masculina, que con el regreso de Pau Gasol intentará superar el bronce de Río.

En balonmano, Rodrigo Corrales es uno de los encargados de echar el candado a la portería de los Hispanos, de regreso en una cita olímpica como doble campeones de Europa y bronce mundialista. Aunque el último Europeo no salió según lo esperado, Alicia Fernández forma parte de las Guerreras, actuales subcampeonas del mundo.

La selección de fútbol contará con Iván Villar. El portero del Celta no había entrado en los planes de Luis de la Fuente, pero fue convocado tras la lesión de Álex Domínguez.

NUEVE INTEGRANTES
UN RÉCORD EN FEMENINO

1 El récord de deportistas gallegos en los Juegos de Tokio supone también un éxito jamás alcanzado en cuanto a la participación femenina. A Japón acudirán nueve mujeres, superando en una el techo que marcaban los Juegos de Londres, donde compitieron ocho. La primera representante gallega fue la gimnasta Marta Bobo, en Los Ángeles 1984. Desde Barcelona siempre ha habido presencia femenina.

2 Participación masculina En Tokio no se registrará, en cambio, la mayor representación masculina. Los doce hombres de Japón están por debajo de los catorce de Barcelona 92.

46

El programa de los Juegos de Tokio se compone de 46 deportes, que darán lugar a un total de 339 pruebas. Galicia tendrá representación en once de esos deportes.

Como deportes adicionales en Tokio surgen el béisbol/sóftbol, kárate, surf, skate y escalada. De ellos, el skate contará con la presencia de la coruñesa Julia Benedetti.

En Japón se congregarán en torno a 11 090 deportistas para participar en los Juegos Olímpicos. Tendrán representación 207 países.

El presupuesto para organizar los Juegos de Tokio 2020 es de 13.04 billones de euros. Las medidas anticoronavirus suponen un gasto de 0.76 billones de euros.

David Cal, una leyenda que adentró el deporte olímpico gallego en la modernidad
Además de ser el máximo medallista, abrió camino con su oro en Atenas, allí donde renacieron los Juegos
Image

El piragüista cangués David Cal es el deportista español con más medallas olímpicas, condición que puede verse amenazada en los Juegos de Tokio, si el también palista Saúl Craviotto o la nadadora Mireia Belmonte se suben al podio. Pero independientemente de lo que ocurra en Japón, David Cal seguirá siendo una leyenda con sus cinco metales olímpicos.

En Atenas 2004 irrumpió un chaval con pirsin y pendientes que le otorgaban un aire travieso. Seguramente no sabía que con su insolencia sobre la piragua estaba adentrando el deporte gallego en la modernidad. Hizo historia en Grecia, tenía que ser allí, en la cuna de los Juegos. Abrió camino para los que vinieron después, pues nunca un deportista gallego se había proclamado campeón olímpico, y desde entonces nunca hemos vuelto a faltar a la cita con el oro.

Hay partes de su gesta, no obstante, que perduran inigualables en el tiempo, pues es el único gallego que ha conseguido más de una medalla en los mismos Juegos. En Atenas logró un oro y una plata, en Pekín sumó otros dos metales plateados, presea con la que cerraría su botín en Londres.

Si hicieron falta 108 años, desde que Atenas dio el pistoletazo de salida a los Juegos Olímpicos de la era moderna, en 1896, para que Galicia diera su particular pistoletazo, en el mismo lugar pero en 2004, el idilio con los metales dorados sigue vivo desde entonces. De mantenerlo se han encargado los regatistas Fernando Echavarri y Antón Paz y el palista Carlos Pérez Rial en Pekín 2008, las regatistas Támara Echegoyen y Sofía Toro en Londres 2012, y el piragüista Cristian Toro en Río de Janeiro 2016.

Todos los campeones olímpicos proceden de deportes acuáticos, y el piragüismo es el que más metales aporta: diez. La vela ha proporcionado dos, por uno del baloncesto, balonmano, fútbol y triatlón.

Pekín y Londres han sido los Juegos más exitosos, con cuatro medallas gallegas en cada uno de ellos. Aunque la cosecha decayó a un solo metal en Río de Janeiro, las previsiones apuntan a romper el techo histórico en Tokio.

RETO. Precisamente en Tokio afronta un gran reto Támara Echegoyen. Junto a la balear Paula Barceló llegan como campeonas del mundo, y si consiguen subirse a lo más alto del podio en 49er FX la regatista ourensana se convertirá en el primer deportista gallego con dos oros olímpicos en su haber.

Támara y la jugadora de balonmano Begoña Fernández son las únicas medallistas femeninas gallegas en la historia de los Juegos. Londres es la única cita en la que las mujeres se han subido al podio.

DIECISÉIS PRESEAS
TODOS LOS MEDALLISTAS

1 A lo largo de la historia de los Juegos Olímpicos los deportistas gallegos han conseguido un total de dieciséis medallas: cinco de oro, ocho de plata y tres de bronce.

2 Oro La nómina de campeones olímpicos la forman David Cal (Atenas 2004), Fernando Echavarri-Antón Paz (Pekín 2008), Carlos Pérez Rial (Pekín 2008), Támara Echegoyen-Sofía Toro (Londres 2012) y Cristian Toro (Río de Janeiro 2016).

3 Plata Son subcampeones Luis Otero-Moncho Gil (Amberes 1920), Ramos Misioné (Montreal 1976), Fernando Romay (Los Ángeles 1984), y David Cal (una en Atenas 2004, dos en Pekín 2008 y una en Londres 2012) y Javier Gómez Noya (Londres 2012).

4 Bronce Ramos Misioné (Moscú 1980), Enríque Míguez (Los Ángeles 1984) y Begoña Fernández (Londres 2012).

19 jul 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.