Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 27 noviembre 2021
02:29
h
ENTREVISTA
IAGO LÓPEZ MARRA Regatista

“Estamos entre los seis o siete barcos que van a estar peleando por el podio”

Portosín 1990 Los de Tokio serán sus segundos Juegos, después de haber participado en Río tras una selección prácticamente sobre la bocina // Junto al cántabro Diego Botín serán los representantes españoles en la competición de 49er // A Japón llegan con mayor bagaje y más vigilados por la flota, como vigentes subcampeones del mundo

Prácticamente están recién aterrizados en Japón, más tarde de lo que les hubiera gustado, pero al menos en los últimos meses se pudieron entrenar con lo mejor de la flota internacional en Santander.

Tuvimos suerte porque vinieron equipos del mundo a entrenar y está genial, no tuvimos que viajar por ahí a entrenar.

Aunque se aplican las mismas condiciones para todos, ¿trastoca demasiado no haber podido viajar con mayor antelación?

Es parte del juego, es el mismo para todos. Tenemos la suerte de que el material está escogido con tiempo. A otra gente todo esto sí la ha cogido más desprevenida. Hay muy pocos días antes de los Juegos para entrenar y para probar material. Eso es algo muy importante, y en nuestro caso ya lo tenemos todo bastante mirado. En ese aspecto estamos tranquilos, y en cuanto a aclimatación son muchas horas de diferencia, tendremos jet lag pero también tenemos unos días antes de empezar a trabajar con el barco para acostumbrarnos. Dentro de lo malo que es para todos, creo que lo solucionamos bastante bien.

La principal diferencia con los anteriores Juegos es que en Río fueron seleccionados sobre la bocina, pero para Tokio han podido trabajar todo el ciclo olímpico, de cinco años.

Totalmente. En Río éramos la pareja más joven de nuestra clase, con diferencia. Ahora cambian las tornas, tenemos más experiencia, los resultados se han dado muy bien estos años y a ver qué pasa.

¿Qué aprendieron en Brasil que les puedan servir ahora en la cita olímpica de Japón?

Básicamente son detalles, vas aprendiendo y sacando conclusiones de posibles errores o aciertos que puede haber. Nos ha venido bien ir a Río a pesar de que éramos una pareja muy joven.

¿Han podido aprovechar realmente este año extra por el aplazamiento de los Juegos para seguir progresando?

Personalmente, al principio me agobié mucho, porque es como si te cambiaran una oposición que llevas estudiando durante tres o cuatro años. Pero después vi que sin este año extra a lo mejor no habríamos podido trabajar detalles que de esta forma sí pudimos. Sinceramente, creo que hasta nos vino bien.

A Tokio llegan con más bagaje y, sobre todo, también mejores resultados que a Río. ¿Cree que esta vez van a estar más vigilados?

Es verdad que tuvimos muy buenas regatas en los últimos años, pero cada manga cuenta, cada punto cuenta, y tienes que adaptarte a cada situación, tienes que estar tomando decisiones todo el rato. Creo que hay seis o siete barcos que van a estar muy fuertes, que son los que van a estar peleando por el podio, y creo que estamos entre esos seis o siete barcos. Es otra regata, otra competición, todo puede pasar.

Iago López Marra (de frente), junto a Diego Botín. Foto: María Muiña/RFEV
Iago López Marra (de frente), junto a Diego Botín. Foto: María Muiña/RFEV

A nivel de favoritos a luchar por las medallas, ¿ve primero a los neocelandeses y después todos los demás barcos?

Yo creo que sí, que están un punto por encima. Es verdad que se les puede ganar, ya lo hicimos en un par de regatas, pero para nosotros son los más regulares dentro de toda la flota masculina de 49er, los que menos fallos cometen. En una regata tan larga eso se acaba pagando. Somos seres humanos, no somos máquinas, y todo puede pasar.

¿Qué meta se marcan usted y Diego en Tokio?

Estar en el cajón es el objetivo principal, lo daremos todo para estar ahí arriba, pero no está nada garantizado, no hay nada hecho, hay que sudar mucho y al final de la regata esperemos estar en la medal race, primero, y después hacerlo con opciones, sería un sueño cumplido para nosotros.

Ya conocen el campo de regatas, en la bahía de Sagami, pues ya han competido allí en un par de ocasiones. La principal características es que puede presentar unas condiciones muy variadas.

Estuvimos dos veces, en 2018 y en 2019 para el test event. Es un sitio muy peculiar en el que las estaciones son muy marcadas. En invierno hay norte, viento de tierra, muy rolón... Y en verano hay viento de mar, pero puede ser con mucho viento con ola, o poco viento sin ola. Aunque en la época de los Juegos ya es verano, aún puede haber algún día suelto de invierno. Es curioso, porque el año pasado durante la época en que se deberían haber celebrado los Juegos había un día de viento de tierra, dos días de viento fuerte, un día sin viento... Nos es como Río, que era más sota, caballo y rey. Aquí hay que ir más día a día.

¿En qué condiciones se encuentran ustedes más cómodos para navegar y competir?

Últimamente estamos consiguiendo estar delante con todo tipo de condiciones, pero si tuviera que elegir una creo que sería o viento fuerte, o viento de tierra, que haya muchas opciones. Pero insisto en que estamos contentos porque estamos consiguiendo hacer regatas buenas con cualquier tipo de condiciones.

En los Juegos solo compiten diecinueve barcos, un número inferior al habitual en cualquier otra prueba. Partiendo de este punto, ¿se afrontan los Juegos de una forma muy diferente a otra competición?

Yo creo que la diferencia principal es esa, que hay diecinueve barcos, entre los cuales la mitad está en la pelea, y la otra mitad puede estar en alguna manga suelta, pero no en la pelea directa. En la pelea directa hay diez o once barcos. Como son menos barcos que en una regata normal, una pequeña diferencia ya te puede hacer estar adelante.

La ceremonia de los Juegos de Río siempre será recordada porque usted y Jordi Xammar se colaron en primera línea del desfile, al lado de Rafa Nadal. ¿Los volveremos a ver al frente de la delegación española?

Este año es seguro que no vamos a ir, porque estamos a dos horas de Tokio. Pero aunque pudiésemos ir, yo no iba a ir. Lo que hubo que celebrar ya lo celebramos a lo grande en Río, ahora hay que ponerse serio. No quiere decir que en Río fuéramos a pasarlo bien, pero era algo supernuevo y queríamos ver cómo funcionaba todo. Ahora que ya sabemos cómo funciona creo que vale más la pena estar ese día tranquilo en el hotel, pensando en el día siguiente, que no yendo en el autobús, perdiendo todo el día para ir a la ceremonia, acostarte a las tres de la mañana, dormir fatal... Ahora no toca, ya tocó en Río.

Serán unos Juegos diferentes, marcados por la prevención.

Va a haber mucho seguimiento y muchos controles por si alguien resulta positivo. Hay que afrontar la presión de la regata y la presión del virus, porque como des positivo se acabaron los Juegos y el trabajo que hiciste durante cinco años se pierde.

camino a tokio
ASÍ SERÁ SU COMPETICIÓN

SEGUNDOS JUEGOS Iago López Marra y Diego Botín vivirán en Tokio (23 de julio al 8 de agosto) sus segundos Juegos Olímpicos, tras el noveno puesto logrado en Río de Janeiro 2016.

FORMATO La competición olímpica de Tokio contempla doce regatas para la clase 49er, tras las que los diez mejores barcos disputarán la ‘medal race’, de puntuación doble. El tiempo estimado de navegación para cada prueba de 49er será de media hora. La ‘medal race’ no superará los 25 minutos.

AGENDA La competición de 49er en los Juegos Olímpicos de Tokio tendrá lugar los días 27, 28, 30 y 31 de julio. La ‘medal race’ se celebrará el 2 de agosto. La celebración de cada manga está prevista entre las 05.00 y las 11.00 horas de España.

19 jul 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.