Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 07 diciembre 2021
10:06
h
ENTREVISTA
BELÉN TOIMIL Atleta

“La categoría de la competición no disminuye por la distancia social”

Mugardos 1994 Su bautizo olímpico tendrá lugar en medio de los Juegos más extraños por la pandemia // Recuerda que las medidas de seguridad no afectan al nivel de la cita, a la que llega como plusmarquista de España y tras poner de moda el lanzamiento de peso // No renuncia a nada y sueña con poder alcanzar la final // Acredita una mejor marca de 18.80 metros, que supone el actual récord nacional

Antes de nada le pediría que se traslade al día que consiguió la mínima olímpica con los 18.64 metros, por aquel momento récord de España, en el Europeo. ¿Qué pensó en el momento en que vio salir la bola disparada y mientras esperaba la medición, sin conocer aún su marca?

En el momento en que cayó la bola flipé bastante. Sabía que la línea eran 18.40 y sabía que se había ido más lejos. Como mínimo ya era récord de España y marca personal, pero no sabía que iba a ser mínima olímpica. En el momento en que vi la medición fue una explosión de alegría, me quedé en shock, no sabía qué hacer. Fue muy gratificante después de todo el trabajo realizado. Fue cumplir un sueño.

Cuando vio los 18.64, en medio de ese shock del que habla, ¿fue consciente de que acababa de clasificarse para sus primeros Juegos?

Lo sabía porque tenía la mínima como objetivo de la temporada. Era muy difícil, porque es la más alta de siempre, pero era un objetivo para este año. En mi mente tenía el récord de España y lanzar sobre 18.20, que era la mínima europea, que intenté en el Campeonato de España, pero no me salió. Yo sabía que era capaz. Tienen que juntarse muchos factores para que te salga: realizar bien la técnica, estar en un estado de chispa, de nervios y de todo óptimo. No sabía que me iba a llegar en marzo, pensé que iba a estar luchando aún ahora o en junio, la sorpresa fue haberlo hecho en marzo, pero yo estaba convencida de lograrla.

¿Ha cambiado mucho su vida desde que se clasificó para los Juegos y es la nueva plusmarquista nacional de lanzamiento de peso?

Mi vida a nivel de rutina no, porque yo sigo entrenando como siempre. A nivel de medios sí que he notado más atención y, sobre todo, más ganas de conocer el lanzamiento de peso. Eso está muy bien, porque dentro del atletismo es una disciplina que a veces está muy infravalorada. Que se le preste atención y la gente quiera conocerlo es un gusto.

¿En qué parte de su entrenamiento o en qué aspectos ha tenido que incidir más para seguir mejorando hacia los Juegos Olímpicos?

Me gustaría optimizar la técnica. Sigo teniendo muchos fallos, aunque los estoy corrigiendo. A veces es cuestión de desmontar para volver a montarlo todo mejor. Por eso pasé por unos momentos en que no me salía. Pero también me había pasado en invierno y al final se volvió a poner todo en su sitio. Confío en que con entrenamiento pueda corregir y mejorar ciertos aspectos de la técnica para llegar en buenas condiciones a Tokio. Me gustaría centrarme en ganar rapidez, mover mejor el pie derecho en el centro...

Y una vez en Tokio, ¿qué objetivo se marca?

Si consigo realizar unas marcas similares a las del Europeo de Torun y, por qué no, pasar a la final, estaría satisfecha. Pero si no paso a la final pero hago igualmente marca personal también estaría contenta. Lo que quiero es intentar rendir lo mejor posible.

Esa es la meta que usted se marca, pero generalmente su entrenador, Carlos Burón, le diseña objetivos incluso más ambiciosos que usted misma y siempre hay que escucharlo porque el tiempo acaba dándole la razón. ¿Coinciden los planes de Carlos y los suyos en esta ocasión?

Mi entrenador puede que sea capaz de ver más allá que yo, a nivel de que pueda ver mis capacidades, proyección... Hay veces en las que yo no soy capaz de ver lo que él ve, y después él siempre acaba teniendo razón. Él quiere que pase a la final e intentar rascar puestos. Sé que va a estar complicado, este año están lanzando muchísimo todas. Cada vez se están clasificando más chicas y vamos a ser 32 chicas y todas lanzando mucho. Habrá que lucharlo, yo estoy decidida a entrenar duro para esa fecha. Yo estaría encantada de estar en una final olímpica.

Competir en unos Juegos Olímpicos es el sueño de cualquier deportista, pero ¿cuál es el primer recuerdo que conserva viendo los Juegos frente al televisor?

Recuerdo haber visto los de Londres 2012, porque además competía mi excompañera de entrenamientos Úrsula Ruiz. Yo estaba entrenando ese verano en Pontevedra, porque el Campeonato de España absoluto lo habían pospuesto por los Juegos. También me quedé en Pontevedra, porque en aquel momento entrenaba en el CGTD, y recuerdo haber visto la inauguración y los Juegos, y me encantó. No es que antes no supiera lo que eran los Juegos, pero a verlos como tal no me había puesto hasta los de Londres. En Río también los seguí, me acuerdo de estar viendo la pértiga un día a las cinco de la mañana (risas), y también el peso de chicas. Y ahora me tocará a mí estar allí.

¿Qué aguarda con más ganas de todas las vivencias que le esperan en su debut olímpico?

Yo soy consciente desde el primer momento de que no van a ser unos Juegos Olímpicos como los de toda la vida. Por todas las medidas de seguridad no se va a poder disfrutar de la experiencia de la Villa Olímpica como en otros Juegos, pero me da igual, la categoría de la competición no disminuye porque haya que tener que guardar la distancia social. Estoy encantada por tener la opción de ir a unos Juegos Olímpicos, aunque aún tiene que salir la selección oficial, pero intentaré disfrutar la experiencia, y ya solo por estar allí me iré contenta.

Está claro que su presencia en los Juegos no se entendería sin el paso de lineal a giratorio. ¿Cómo surgió el cambio de técnica?

En septiembre de 2019 yo había salido de una lesión, del cruzado anterior de la rodilla izquierda, después de un año recuperándome. Al empezar a entrenar mi entrenador me propuso cambiar de técnica porque ya llevaba muchos años estancada a nivel de marcas en el estilo lineal. El giratorio es una técnica que cada vez se practica más, hay más conocimientos acerca de ella, se ve que puede haber evidencias de que puedes acelerar más la bola en el desplazamiento. Decidimos probar y salió muy bien. De lineal a giratorio hay que trabajar bastante el desplazamiento, yo al principio perdía el equilibrio un poco. Me costó mucho y aún me sigue costando, todavía estoy corrigiendo cosas. Fue un buen cambio, para mejor, y estoy muy contenta con él.

camino a tokio
ASÍ SERÁ SU COMPETICIÓN

LANZAMIENTO DE PESO Los Juegos Olímpicos de Tokio (23 de julio al 8 de agosto) reunirán a 32 atletas en la competición de lanzamiento de peso. La marca mínima para participar es de 18.50 metros. Las plazas que no se cubran con este registro se completarán mediante el ranquin mundial. Belén consiguió el billete a sus primeros Juegos lanzando 18.64 metros en el Europeo. Posteriormente lanzó 18.80.

AGENDA Belén entrará en competición el primer día del atletismo, que iniciará sus pruebas el 30 de julio. Toimil participará en la calificación de lanzamiento de peso a las 12.25 (hora española), coincidiendo en hora con la calificación de triple, en la que saltará Ana Peleteiro. Si alcanza la final olímpica, Belén Toimil la disputaría el 1 de agosto, en la madrugada española, dando comienzo a las 3.35 horas.

19 jul 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.