Jueves 24.10.2019 Actualizado 01:11
Google    

El Correo Gallego

Noticia 11 de 458 noticia anterior de Carreira Pedestre Deportes » Carreira Pedestre  |   RSS - Carreira Pedestre RSS

Atleta y entrenador

Reyes Estévez: “Sería la ‘bomba’ ayudar a un atleta con talento a que llegue arriba”

Reyes Estévez, ante la ofcina Store Compostela
Reyes Estévez, ante la ofcina Store Compostela

IVÁN FERNÁNDEZ SANTIAGO   | 27.10.2018 
A- A+

Mañana llega la XLI Carreira Pedestre Popular de Santiago. ¿Cuál sería su consejo para una persona que se plantee afrontar una competición de este tipo?

Una persona que esté físicamente bien, en cuatro semanas que empiece a hacer rodaje y kilómetros de entrenamiento está preparada para terminarla. El tono muscular si empiezas de cero lo tienes fatal. Es más importante el trabajo de peso corporal, coger tonificación muscular, y a partir de ahí, ir metiendo kilómetros.

Importante también es conocer nuestros límites.

Hay mucha gente que no tiene posibilidad de tener un entrenador, pero corre la carrera de su pueblo. A esas personas es a las que se les tiene que dar el consejo: es tu primera competición, no has corrido nunca, no has entrenado nunca. Lo importante, incluso antes del entrenamiento, es hacerte un chequeo, porque puedes tener una cardiopatía y puede haber un susto. Y, a partir de ahí, que disfruten, que no se marquen un reto al que no puedan llegar. Y si tienen que terminar caminando, que caminen.

Usted, que está en contacto con muchos corredores, ¿cuál es ese error en el que solemos caer cuando salimos a correr?

He contactado hace poco con una persona que se centra mucho en lo que sale en internet. A lo mejor coges un plan de entrenamiento de una persona que lleva cinco años entrenando, y tú llevas uno. Caemos en el error de compararnos, creyendo que estamos al mismo nivel o podemos hacerlo. Lo más importante es conocerte a ti mismo; eso es lo más difícil. Yo, con los años que llevo entrenando, aún me sigo conociendo cosas. El error es creer que puedes hacer cosas para las que no estás preparado. Pecamos de tirar para arriba.

Tampoco podemos olvidarnos de la alimentación.

La alimentación es muy importante, porque es lo que vamos a quemar en carrera. La carrera es a las diez de la mañana. Yo recomendaría que la noche antes metan una buena base de hidratos de carbono. Es comer lo que comes siempre, pero tres días antes meter un poco más de hidratos. A lo mejor, a media tarde, una tostada integral, la noche antes, más pasta, si tienes un bebida de carbohidratos, beber un sorbito antes de la carrera...

Estos consejos los ha puesto usted en práctica durante su etapa como atleta de elite, en un 1.500 que en el pasado Europeo se quedaba sin finalistas españoles.

Cuando sacábamos medallas en los Mundiales tampoco eran tan fáciles de sacar. Le estamos exigiendo medallas, y todo lo que no sea medallas es irte para casa. Creo que hay una buena base en 1.500, hay buenos corredores, pero falta eso, sobre todo en un Europeo. En Mundiales es más difícil, pero en un Europeo tiene que haber mínimo dos españoles en una final. Lo que tiene que pensar la gente es que no es para nada fácil, que todo el mundo corre y hay años que tendremos grandes éxitos y otros que no.

Déjeme barrer para casa: quizá el futuro del 1.500 pasa por Galicia, con el vivariense Adrián Ben como más firme promesa.

Ya batió el récord de España en pista cubierta. El de aire libre aún lo tengo yo. Lo sigo por eso. Un júnior, correr en 3:40... es la más firme promesa. Entre él y Jordi Torrents. La Federación tiene que apostar por todos, pero seguir con ojo a estos chavales, llevarlos muy bien, porque ahora están en una edad en la que tienen que controlarlos muy bien: no sobreentrenarlos, tampoco meterles presiones que no tienen que tener, como competir en campeonatos absolutos. Yo aún los veo jóvenes. En mi época, que corría en 3:35 de júnior, nunca competí en un Campeonato de España absoluto. Eso ya llegará. Pero creo que está muy bien llevado. La calidad la tiene, que tenga suerte y no tenga ninguna lesión y llegará. Será un campeón.

A propósito de las nuevas generaciones, asistimos a un atletismo español más plural. Hortelano, Ana Peleteiro... Velocidad y concursos son ahora referentes.

La velocidad ahora tiene una repercusión porque está Hortelano, Husillos, el 4x400... Es normal que se hable, pero de ahí a compararlo con el 1.500 aún falta conseguir medallas. Hay que darle la repercusión que merece. El 1.500 tenía esta repercusión en España, aparte de ser una prueba mítica por Coe, Cram..., porque teníamos muchos buenos resultados, pero no solo de un año. Ya veníamos de Abascal, González, Cacho, yo... estamos hablando de 15 ó 20 años a nivel mundial. Se está viendo que hay otros deportes y eso está bien.

Hablamos del futuro, en ese sentido la IAAF quiere evolucionar hacia un atletismo más espectacular. ¿Comparte esa visión?

Si la IAAF y Coe, siendo atleta toda la vida, ve que se tiene que vender de otra manera, es porque a lo mejor han tenido algún problema con patrocinadores o alguna historia. Pero cambiar todo el formato... El atletismo siempre ha sido el atletismo, es un deporte noble. Hacer más el circo, estilo lucha libre, yo no lo vería. Se puede vender perfectamente bien con el deporte en sí. Ahora, con la marcha de Bolt, todo se ha multiplicado un poco más, pero teniendo resultados y alguien con tirón, el atletismo siempre está ahí.

Esos criterios de selección endurecidos que se persiguen, ¿pueden ir en contra de la cantera?

Puede ser negativo a la hora de seleccionar gente. Hablábamos de Adrián Ben y Torrents. Imagina que ahora digo: "Los otros están a diez segundos; no me interesan". Y a lo mejor luego uno se te lesiona, el otro no llega y te has perdido a lo mejor uno que ha explotado más tarde y que era un campeón en potencia.

Usted opina ahora ya retirado del atletismo de elite como corredor. ¿Le ha resultado muy difícil dar ese paso?

No es fácil, y eso que yo lo tenía muy claro. Yo sabía que después de Berlín, con dos años sin pasar a la final de un Mundial, en el Campeonato del Mundo se me acababa el 1.500. A partir de ahí es un vacío. Imagínate todas las semanas viajando, los entrenamientos, la adrenalina de la competición... es un vacío enorme.

Pero ahora sigue ligado al atletismo, embarcado además en su propio proyecto.

Estoy montando mi club, que llevará mi nombre, y a partir de ahí, hacer entrenamientos. Me encantaría tener un atleta, porque yo he vivido el atletismo desde que tenía 10 años, y di con la gente adecuada, que me supieron llevar muy bien. Eso lo aprendes con la vida, saber gestionar esas situaciones. Sería la bomba ayudar a un atleta con talento a llegar arriba, y sentir lo que sintió conmigo Gregorio Rojo, mi segundo padre. Esa satisfacción, como atleta ya sé la que es, y como entrenador puede ser incluso más grande.

"El error es creer que puedes hacer cosas para las que no estás preparado"

 

"Adrián Ben es la más firme promesa del 1.500. Será un campeón"