El Correo Gallego

Noticia 1 de 7 noticia anterior de 2013 Deportes » Carreira Pedestre » 2013

Nimo y Fernández cargan con el peso de la prueba; Penas revalida la victoria de 2012

Consulte las clasificaciones de la Carrera
Los pronósticos se cumplieron, y los favoritos dominaron de principio a fin // El atleta arzuano, siempre a la expectativa, atacó en O Toural // El compostelano, que hizo de liebre, fue bronce

FOTO: A.H./F.B.
Ver galerías (22)
FOTO: A.H./F.B.

NICOLÁS NAVAZA SANTIAGO   | 28.10.2013 
A- A+

Santiago volvió a disfrutar ayer de su gran fiesta del deporte. La trigésimo sexta edición de la Carreira Pedestre Popular, que organiza el Grupo Correo Gallego, reunió un año más en la línea de salida en la avenida de Xoán XXIII a miles de atletas (5.648).

Después de una dura semana en la que las fuertes lluvias y el viento no dejaron de incordiar a la capital de Galicia, ayer, siguiendo la tradición -sólo llovió en tres ediciones de la carrera-, el tiempo dio una tregua, y con una temperatura agradable y el asfalto un poco húmedo, condiciones inmejorables para correr, los 4.077 participantes de la prueba de adultos se situaron en sus marcas.

Mientras la organización hacía desaparecer la cadena humana que marcaba el punto de partida, una calurosa emoción surgió entre los corredores. Segundos antes de que el alcalde de la ciudad, Ángel Currás, diese el pistoletazo de salida, el tradicional aplauso colectivo de los participantes sirvió para liberar tensiones.

Los grandes favoritos marcaban territorio: Lolo Penas, Pedro Nimo y Alejandro Fernández. Pero también otros atletas que no suelen faltar a la cita compostelana como Carlos Villamor, Roberta Geralavicius o Miguel Ribeiro.

La detonación replicó en el aire. El cronómetro comenzó a andar, y los corredores ascendieron rumbo San Caetano. Pedro Nimo se situó al frente de un grupo de unas veintidós unidades en el que viajaban todos los favoritos al triunfo.

El compostelano, que decía acudir a la cita pensando más en la Behobia-San Sebastián del 10 de noviembre, no dudó en liderar, sin intensificar demasiado el ritmo, al pelotón.

Algunos corredores se iban descolgando a medida que Nimo aumentaba la intensidad. Fernández, junto a él, a la par; y Lolo respirando cerca de su espalda, esperando su momento.

Los minutos transcurrían, y el Camino Francés dio paso a la calle Concheiros, y al primer y único cambio que sufrió el recorrido en esta edición: en vez de afrontar el ligero descenso de una rúa de San Pedro en obras, los corredores tuvieron que ascender por la Angustia, el Rosario, Bonaval y volver al trazado habitual por A Porta do Camiño.

Nimo seguía mandando. Penas y Fernández, a su lado, nunca lo descartaron como favorito, y poco a poco abrían hueco, y veían como muchos de sus rivales iban dejando un pelotón que quedó reducido a una docena de corredores en la praza de Galicia.

El descenso por la Rosa marcó un antes y un después de la prueba. Nimo dio el relevo a Alejandro Fernández, del que no se despegaba Penas, y cuando iniciaban la subida hacia la praza de Vigo, ambos abrieron brecha para afrontar lo que restaba de recorrido en solitario.

Fernández mandaba, porque Penas seguía reservándose y en ningún momento tomaba las riendas. Se volvía a repetir el final del pasado año. De nuevo el ourensano y el arzuano, amigos cuando dejan reposar sus zapatillas, se enfrentaban en un mano a mano de final incierto.

La tónica se mantuvo a medida que iban dejando atrás el Campus Vida, el estadio de atletismo, la piscina universitaria, el Pombal, Galeras y Vista Alegre. Fernández alargaba la zancada y tanteaba a Penas, que seguía en su papel de sombra, esperando a dar el hachazo en cualquier momento.

El ourensano coronó la cuesta de Vite y siguió siendo el director de un dueto que corría cada vez a ritmo más endiablado. La entrada en la zona vieja da un impulso especial a los atletas, y Fernández no quería que volviese a suceder lo de la edición 2012, pero se repitió como un mal sueño.

Esta vez, el ataque de Penas se produjo en O Toural y no en Praterías. El arzuano miró de reojo a su compañero de viaje. Atisbó un ligero bajón y esprintó.

El ourensano había llevado el peso de la carrera, pero fue Penas quien se coronó, y lo hizo por segunda vez consecutiva, en un Obradoiro repleto de gente que ovacionó al arzuano.

Por detrás de Penas y Fernández, Nimo luchaba por un merecido bronce después de hacer de liebre durante buena parte de la carrera para sus antecesores en la línea de meta. Y lo logró. Los aplausos para el de santiago resonaron bajo la Catedral, en una nueva y exitosa fiesta del deporte popular gallego.

La atleta española Solange Andrei Pereira, que en 2012 fue quinta, logró ayer el triunfo en solitario, superando a las lusas Silvana Ferreira y Andreia Santos.

clasificaciones

PRUEBA MASCULINA

1 Lolo Penas 36:17 minutos

2 Alejandro Fernández 36:22

3 Pedro Nimo 37:07

4 Nuno Costa 37:09

5 Robertas Geralavicius 37:10

6 Miguel Ribeiro 37:30

7 Carlos Villamor 37:46

8 Bruno Silva 37:48

9 Carlos Costa 37:50

10 Rubén Diz 37:52

 

PRUEBA FEMENINA

1 Solange A. Pereira 42:46

2 Silvana I. Ferreira 42:58

3 Andreia Santos 43:20

4 Susana Godinho 43:28

5 María Y. Gutiérrez 44:09

6 Leticia Fernández 44:36

7 Deirdre MC Dermot 45:22

8 Filipa Almeida 45:56

9 Barca Toba 46:10

10 Luisa González 47:11

 

GANADORES POR CATEGORÍAS

MUJERES:

GRUPO E (1991/1996)

Silvana I. Ferreira 42:58

GRUPO F (1983/1990)

Solage A. Pereira 42:46

GRUPO G (1973/1982)

María Y. Gutiérrez 44:09

GRUPO H (1968/1972)

Elena María Ferreiro 49:12

GRUPO I (1967 o anteriores)

Purificación Bermúdez 56:56

 

HOMBRES:

GRUPO J (1991/1996)

David Santos 40:55

GRUPO K (1983/1990)

Alejandro Fernández 36:22

GRUPO L (1973/1982)

Lolo Penas 36:17

GRUPO M (1963/1972)

José Carlos Adán 38:04

GRUPO N (1953/1962)

Miguel Fernández 41:41

GRUPO O (1952 o anteriores)

Xosé Luis Otero 45:24

36 Carreira Pedestre Popular