Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 26 noviembre 2020
10:27
h

Con confianza pero sin euforia: el Obra busca otro récord en Miribilla

El Monbus nunca abrió la ACB con un 4-0 // Pleno de moral, visita hoy a un Bilbao Basket que no sabe aún lo que es ganar

Lo de que “el elogio debilita” -una de las frases más recurrentes en el repertorio de Moncho Fernández-, seguro que no será necesario recordarlo en el vestuario de un Monbus Obradoiro que si algo ha demostrado en su serie de tres victorias es que le sobra ambición y competitividad. El conjunto compostelano cerró invicto esta primera semana de Liga Endesa, tan exigente en lo físico y lo anímico por la concentración de partidos y la incertidumbre sobre cómo sería jugar en medio de la pandemia, igualando el mejor arranque en la historia de la ACB y esta tarde a partir de las 18.00 horas, busca en el Bilbao Arena sumar un nuevo hito a un año lleno de efemérides y de cifras a destacar.

No será una tarea sencilla, como nunca lo son los encuentros en la segunda mejor competición del baloncesto del mundo, pues aunque el anfitrión todavía no ha estrenado su casillero de triunfos este curso, Álex Mumbrú sigue contando con los jugadores y la filosofía de juego imprescindibles para repetir las cotas de la última campaña. “Sigue siendo el Bilbao que Álex intentó implantar el año pasado, consiguiendo cosas increíbles. Fue sin duda el equipo revelación de la Liga haciendo auténticos partidazos”, afirmaba Moncho Fernández en la previa. “Tienen un estilo muy claro de juego, saben perfectamente a qué juegan y cuáles son las opciones de cada situación. Tienen un conocimiento perfecto de lo que quieren, tanto en el aspecto ofensivo como defensivo. Destacaría su inteligencia, siempre buscando el punto débil del adversario, con muchos trucos y pequeñas trampas para el rival”, añadía el técnico del Obra antes de insistir: “Es el mismo equipo filosóficamente que el año pasado, pero con jugadores diferentes”.

Idas y venidas. Continúan con respecto al plantel que disputó la fase final de Valencia después de ser 5.º en la clasificación el base francés Jonathan Rousselle, el escolta estadounidense Jaylon Brown, el ala-pívot lituano Arnoldas Kulboka, el escolta belga Quentin Serron, y el pívot checo Ondrej Balvin, unos de los jugadores más destacados de la pasada Liga Endesa.

Para reforzar al grupo llegaron este verano el alero Jaroslaw Zyskowski, su compañero el último curso en la liga polaca Ludde Hakanson, el alero palentino Álex Reyes, procedente de la LEB y los interiores americanos Moses Kingsley y Aaron Jones. El gigante brasileño criado en el Real Madrid Felipe dos Anjos (2,18) y un puñado de canteranos completan una plantilla que competirá también en Europa, en la Basketball Champions League.

“Si juegas en casa del Gran Canaria, recibes al Tenerife y vas a Barcelona, no es un calendario muy sencillo. Con el primero pierdes en la prórroga, con el segundo al final y en el tercero estuvieron prácticamente en el partido 30 minutos. Los detalles condicionan el blanco o negro que significa ganar o perder, y así ha sido en el caso de Bilbao”, subrayó el entrenador del Monbus sobre el inicio de Liga de su rival de hoy. “Todos los equipos necesitan tiempo, conjuntarse, engrasarse y Bilbao está en ese proceso pero sus resultados son los que son contra los rivales que ha tenido aunque igual que ha perdido tres podía haber ganado dos de ellos sin ningún problema”, reiteró.

Por eso apunta Moncho Fernández que “para poder ganar en Bilbao tendremos que hacer muchas cosas bien”. Aspectos como “la solidez defensiva, no perder balones, ser capaces de intentar leer todas las trampas que nos va a plantear y ser capaces de contener a sus jugadores y a su juego colectivo, porque es un grupo que juega en equipo”. “Al final, la estadística dice que los partidos se definen en 3 o 4 detalles, así que vamos a intentar sumar el mayor número de detalles positivos hacia nuestro lado para así poder llevarnos la victoria”, reitera.

Focaliza su preocupación Moncho Fernández en cuestiones tácticas y técnicas, porque a nivel de confianza o de un supuesto exceso de euforia, no duda de los suyos. “Los jugadores tienen suficiente experiencia y conocimiento de la Liga para saber primeros que las cosas cuestan mucho y que ha habido resultados que se han definido por pequeños detalles que en otras ocasiones la balanza se habría inclinado del otro lado”, considera e insiste: “Hemos dado un paso adelante importante en cuanto a experiencia, porque cada partido en la Liga Endesa significa un aprendizaje grande, pero a partir de ahí somos muy conscientes de lo que cuestan las cosas”.

El último partido antes del parón

PARA EL RECUERDO Fue el pasado 8 de marzo, un día difícil de olvidar porque supuso el último encuentro de una Liga 2019/20 condicionada por la covid-19. También fue el último partido que ambos conjuntos disputaron con público. Entonces, en Miribilla, se impuso con claridad el Bilbao Basket (99-72) en un gran partido de Sulejmanovic y de Balvin.

ÁLEX MUMBRÚ
Balvin arrastra molestias

··· “No tenemos obligación, para nada. Sí en el hecho de jugar bien a baloncesto, a ser mejor equipo”, afirmaba ayer Álex Mumbrú sobre el duelo ante el Obra. “Tenemos que jugar contra todos, no es bueno pensar en el calendario, con tres jornadas tan seguidas te da poco margen para hacer cosas”, añadía el técnico del Bilbao quien destacó que se enfrentan a la segunda mejor anotación de la ACB: “Tiene un juego interior poderoso y dinamita en el perímetro”. Con la duda de Serron y Balvin arrastrando molestias en la espalda, admite que “estamos buscando el mejor acople del equipo” pues han sido muchas las combinaciones que ha probado.

03 oct 2020 / 01:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.