Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 03 julio 2022
09:42
h
{ LA PIZARRA }

Cortando las rachas

TODO EL MUNDO tiene derecho a tener un mal día y estos dos equipos vienen de encajar una derrota muy ajustada a domicilio. Para el conjunto gallego su último triunfo fue hace un mes fuera de casa, mientras que los maños solo han ganado en su feudo en ese mismo período de tiempo. Esta mala racha va unida a la del acierto en el tiro exterior, donde se necesita un aumento considerable en la efectividad sobre el gran juego colectivo desplegado la pasada jornada.

La plantilla de Jaume Ponsarnau cuenta con varios jugadores que han militado en las filas del Obradoiro: Yusta, Wazczynski, Font y Hlinason vuelven a la que fue su casa liderando a su actual equipo hasta el momento. Un conjunto que busca contraatacar a gran velocidad sobre conexiones de exterior-interior con llegadas en uno contra uno o aberturas rápidas de juego libre.

Su bloque táctico es amplísimo, sacando un enorme rendimiento al rebote ofensivo de donde anotan numerosos puntos de segundas opciones de tiro cerca del aro, además de su gran capacidad de jugar al poste por parte de cualquier jugador. Desde el base al pívot, la superioridad física les permite abusar de ello sobre movimientos que juegan sin balón a la espalda del rival, anulando posibles ayudas y castigando con tiros abiertos factibles.

Esa producción en ataque se ve mermada por una cantidad excesiva de pérdidas que castiga su nivel defensivo, principalmente en transición. Esa incomodidad se genera en muchos bloqueos, donde la falta de explosividad de sus hombres altos a la hora de llegar al balón rompe por completo las rotaciones defensivas.

El Monbus Obradoiro (con las bajas confirmadas de Álex Suárez y de Beliauskas) tendrá que dar uso a la polivalencia de ciertos jugadores que ofrezcan un rendimiento alto en posiciones que no son habituales para ellos durante varios tramos del partido.

Las soluciones se encontrarán en el trabajo colectivo por encima del propio rendimiento individual. Evitar que controlen el ritmo a base de posesiones vertiginosas con un buen balance defensivo, dominar el rebote y aguantar el uno contra uno de sus bases, serán los objetivos prioritarios a la hora de frenar al cuadro aragonés. Los primeros minutos de cada cuarto marcarán la diferencia y reflejarán qué lectura del partido se impondrá en el marcador final.

20 nov 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.