Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 22 junio 2021
02:00
h
{ EL DÍA DESPUÉS }

Desde la defensa

TRAS EL NIVEL defensivo exhibido en la primera parte del Obra y los 6 rebotes ofensivos capturados por los jugadores del Manresa era difícil sentirse optimista. Tampoco hubo puntería de los exteriores, 0 triples de 6 intentos, y los 11 triples convertidos por los Ferrari y cía., todos lo fueron sin oposición alguna de los defensores obradoiristas. Cuando se tira solo y se tiene mano lo más fácil es acertar. Solo hubo un atisbo de brotes verdes defensivos del Obra en el final del segundo cuarto que permitieron maquillar el resultado e irse al descanso con tan sólo 10 puntos de desventaja que fue la mejor noticia tras un primer cuarto muy malo en todos los sentidos.

En los comienzos de la segunda parte el nivel defensivo del Obra mejoró en el deseo y en la actividad, lo primero y más importante para defender un poquito. Con solo estar concentrados e ir a por todas el panorama cambió radicalmente y los manresanos ya no estuvieron tan cómodos en sus ataques y ya no tenían las segundas opciones de las que disfrutaron en la primera parte. Se seguía sin acierto desde el triple, pero dentro de la zona y en los tiros de dos puntos siempre hubo una clara superioridad por la mayor calidad de Birutis, Enoch y Cohen cuando espabiló. Daum, aunque trabajó bien en el rebote, en ataque otra vez estuvo ausente. Como algún triple tenía que caer, cuando se acertó y se cerró la sangría reboteadora, el partido cambió radicalmente y aunque el Manresa defiende bien y juega con bastante facilidad en su ofensiva, tampoco tiene en su plantilla una pléyade de jugadores determinantes.

Se sufrió otra vez más el síndrome defensivo hacia los bases visitantes, que nuevamente nos resultaron muy difíciles de sujetar como ha ocurrido en demasiados partidos. Ferrari, cortado consecutivamente por Herbalife y Unicaja, volvió a su exequipo y parecía el Ferrari de los buenos tiempos de Michael Schumacher. Siempre encontró espacios para tirar solo y anotó nada menos que 26 puntos. Menos mal que falló el último. Plantilla por plantilla, sin Eulis Báez, Tabú y sobre todo Dani Pérez yo cambio a muy pocos jugadores del Manresa por los del Obra.

Al final desde la defensa, aunque llegase tarde, el cerrar el rebote y la fe, que llegó a tiempo, se alcanzó el milagro. El Obra tuvo esta vez mucha fortuna para no irse a la prórroga al conceder en tan sólo los 12’’ finales nada menos que tres oportunidades. Primero tira Mason y falla, la coge Janning debajo del aro y falla y después Ferrari totalmente liberado falla el triple del empate. El suspiro de los que estábamos en Sar se debió de escuchar en las antípodas y el relax de los que siguieron el partido por radio o televisión debió de ser infinito.

Una victoria importantísima con el peaje del doloroso bocadillo en el muslo de Robertson, tras una falta que esta vez fue pitada a favor. El próximo viernes partido ante un probablemente descansado Valencia, tras quedar sin opciones de entrar en la Euroliga y 48 horas después en Sar viene el Herbalife.

Finalizo dándole la enhorabuena al equipo filial que con una nueva victoria está segundo en la clasificación de su grupo en la Liga EBA. Gran campaña de los chicos de Denis.

13 abr 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.