El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Autocrítica en el vestuario del Obra: toca mejorar en la faceta defensiva

Pozas: “Hemos cometido errores que hay que arreglar lo antes posible porque el miércoles hay otro partido”

DIRECCIÓN Pepe Pozas trata de superar la defensa de Bellas durante el partido del sábado. - FOTO: Fernando Blanco
Ver galerías (2)
DIRECCIÓN Pepe Pozas trata de superar la defensa de Bellas durante el partido del sábado. - FOTO: Fernando Blanco

ÓSCAR DE LA FUENTE  | 02.10.2017 
A- A+

El vestuario del Monbus Obradoiro rebosaba satisfacción en la noche del sábado. La victoria frente al Tecnyconta Zaragoza (80-74) en la apertura de la Liga Endesa 2017/18 trajo consigo una alegría sin matices, pero al mismo tiempo el plantel hacía autocrítica porque esta semana hay dos partidos más (el miércoles en Valencia; el sábado ante el Joventut en Sar) y en el afán analítico buscaba los puntos donde urge mejorar el rendimiento, con uno por encima de todos los demás: la defensa.

En un partido en el que el Obra se fue a los 80 puntos pese a un día con poca pólvora en la larga distancia (7/25), cuando mejor atacó es cuando mejor defendió. Es decir, en el último periodo, en el que la intensidad atrás, donde todo empieza, derribó el muro del atasco ofensivo. Y eso que por tercera ocasión en su trayectoria en la Liga Endesa, primera en Sar y primera con triunfo, el Obra logró que sus doce jugadores anotasen. Una muestra más, no la única, de que el bloque dispone de muchas armas para meter puntos.

“Cuando defendimos, cuando conseguimos que ellos no metieran, pudimos correr, coger canastas un poco más fáciles y hemos hecho un buen parcial”, explicaba David Navarro respecto al 12-1 del inicio del último cuarto con el que se fraguó la remontada. “Nos gusta jugar con ritmo en ataque pero eso depende mucho de que la defensa sea buena para correr. Hay momentos en que cuando ellos nos anotan es más complicado y a veces en ataque también nos atascamos un poco, en estático tenemos problemas y eso también hay que trabajarlo”, añade el escolta.

En una victoria con varios nombres propios (el liderazgo de Matt Thomas, las canastas claves de Laksa y Bendzius, el trabajo en la zona de Pustovyi y Radovic, la defensa de Llovet...) uno de los destacados fue Pepe Pozas, el base que asumió las operaciones en el último cuarto para hacer correr al Obra y trabajarse la remontada. “Hemos cometido errores defensivos que tenemos que arreglar lo antes posible porque tenemos partido entre semana”, admite el malagueño. “Habrá partidos que podamos correr más o menos, pero en el momento en que se ha ajustado no hemos renunciado a correr y hemos sacado una ventaja de cuatro puntos a la carrera”, añade Pozas, quien reconoce que la clave fue “la agresividad” en defensa.

El capitán del plantel obradoirista, que inicia su cuarta campaña en Santiago, rechaza la dificultad de adaptarse a las nuevas variantes del estilo. “Al revés, es más fácil para cualquier jugador saber que cuando tienes la pelota hay que correr y saber que tienes tres o cuatro tíos preparados para tirar”, explica. “Es baloncesto puro que va a gustar, el año pasado ya lo hacíamos pero teníamos menos tiradores o gente que pudiera asumir esa responsabilidad”, puntualiza.

Sin apenas margen, el Obra viaja mañana a Valencia, donde jugará el miércoles. “Desde agosto sabíamos que la primera semana iba a ser dura y estábamos concienciados de que este partido había que sacarlo”, sentencia Pozas.