El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

"Como casi nunca estoy en casa, lo estoy aprovechando"

Gonzalo Rodríguez, técnico ayudante del Monbus Obradoiro, afronta con actitud positiva el confinamiento con el apoyo de su mujer Leticia y de sus hijas Sara y Celia // Ante la incertidumbre laboral, apuesta por desconectar

Gonzalo Rodríguez, técnico ayudante del Monbus Obradoiro - FOTO: Twitter
Gonzalo Rodríguez, técnico ayudante del Monbus Obradoiro - FOTO: Twitter

CRISTINA GUILLÉN   | 27.03.2020 
A- A+

Hay dos posturas por las que se puede optar a la hora de afrontar una situación tan extraña, inédita y con tantas connotaciones como las que atraviesa en este momento el planeta: o desesperarse, rebelarse..., o aceptarla e intentar revertir una circunstancia tan negativa en una vivencia con matices provechosos. A esta última carta apuesta sin ninguna duda Gonzalo Rodríguez Palmeiro, técnico ayudante del Monbus Obradoiro, quien reconoce que ha caído bajo el embrujo del positivismo de su mujer Leticia y no oculta incluso que está sabiendo sacar partido a estos momentos con la familia y consigo mismo.

“Soy una persona muy práctica y no le doy demasiadas vueltas a las cosas que no hay que darle muchas vueltas. Si hay que estar en casa, pues hay que estar en casa y como casi nunca lo estoy, lo estoy aprovechando muchísimo”, confiesa y añade: “Estar tiempo con las niñas, jugando, el poder comer y tener una sobremesa tranquilo tomando el café con Leti o haciendo cosas para las que nunca tienes tiempo como leer... lo estoy llevando fenomenalmente bien”.

La incertidumbre de cuándo podrá el equipo retomar la competición, si lo hará ya esta temporada e incluso la duda de qué posición tomará el club compostelano ante el anuncio en cascada de otras entidades de la Liga Endesa sobre la puesta en marcha de un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) planean en el día a día del entrenador compostelano, pero como vacuna y escudo, cuenta con el aval de sus hijas Celia y Sara que ayudan a que cada minuto del confinamiento obligatorio a causa de la pandemia del covid-19 sea especial. “Más o menos tenemos una rutina porque ya te la marcan las niñas. Les hemos mantenido la hora de ir a la cama porque ya lo piden, y una vez que nos levantamos hacemos ejercicio, desayunamos tranquilamente, hacemos las cosas de casa y Sara por las mañanas tiene su colegio. Su tutora es Cris Vilouta (exjugadora de baloncesto de La Salle) y cada día cuenta con una serie de deberes que hacemos con ella. Luego cocinamos juntos y ya por la tarde dejamos más para el tiempo libre”, detalla el santiagués.

La pelota, aparcada. También revela Gonzalo Rodríguez que apenas si dedica tiempo al baloncesto. “Las cosas son como son. Es más que probable que no se vuelvan a jugar partidos este año y estamos completamente parados. Estoy haciendo cosas mías, pero relacionadas con el equipo no”, afirma y detalla: “Estoy con los campus que tengo a lo largo del verano, ordenando muchas cosas que hago durante la temporada y que voy cogiendo ideas de aquí y de allá, cortando vídeos para mí, tomando notas y estas cosas para las que normalmente utilizo el mes de junio, una vez que acaba la temporada. Pero tampoco le estoy dedicando mucho tiempo porque me estoy centrando más a la casa y a la familia”.

En contacto con la plantilla, con entrenadores amigos o con aquellos que están fuera también es constante aunque está convencido de que es casi imposible que la Liga se reanude ya. “El 90 % de los equipos de la Liga tienen a sus jugadores fuera, a los americanos se les ha dado permiso para marcharse, sin la garantía de que su propio gobierno les va a dejar volver y esta es la situación”, asume. “A nivel de funcionamiento de club, a nivel contractual también estamos ahí en un limbo que es tierra de nadie”, por eso ha decidido desconectar.

El mejor prisma. La postura de Gonzalo Rodríguez ante este complicado escenario sin duda está a la altura de sus clases magistrales sobre el parqué de Sar. “Hay gente que está metida en sus casas con familiares enfermos y pasando una situación muy mala, mientras que nosotros tenemos la suerte de que ni los padres de Leti ni los míos están malos. A mi mujer aún le vive su abuela con 90 años y además en la familia tenemos a un montón de niños pequeños, pero está todo el mundo sano y hay que pensar que ya que estamos en esta situación vamos a sacar lo mejor de ella”, reflexiona.

“Es la actitud vital que tiene mi mujer y nos ayuda muchísimo a todos lo de la casa porque es la que nos da la vitalidad, pero es cierto que podemos tener todo esta actitud positiva porque ni hay ninguna persona enferma de nuestro entorno familiar. Estás metido en casa y esperas que pase y ya está”, enfatiza el técnico ayudante del Obra que redunda en su modo de enfocar este confinamiento: “Al final puedes tener las inquietudes, en mi caso laborales, o hay gente o que de verdad lleva muy mal el estar metido en casa. Nosotros vivimos en un piso, no tenemos una terraza, ni un jardin, pero lo que valoramos es la tranquilidad de saber que nuestra familia que está bien y con una actitud excepcional. Tienen una capacidad de adaptación fantástica porque aunque ellos han pasado situaciones difíciles, esto es realmente nuevo para todos”. “Esto es lo que nos da energía para lo que haga falta”, enarbola Gonzalo Rodríguez en su particular defensa del yomequedoencasa. 

SU CONSEJO

··· Son muchas las horas al día que cubrir para alguien tan acostumbrado a una vida a velocidad de vértigo pero a la vez siempre metódico. Por eso hasta cuesta trabajo imaginarse a un Gonzalo Rodríguez tranquilo en el sofá de casa. “Las tres cosas que estoy haciendo y para las que normalmente no tengo tiempo son estar con mi mujer y mis hijas que es la principal, estoy cocinando más de lo que lo hago normalmente y estoy tocando la guitarra bastante que me encanta”, confiesa.

 

···¿Una canción que le venga a la cabeza para estos días y que pueda ayudar a la gente a evadirse? “Aquí de relajarnos nada, todo lo que todo es muy cañero, aquí estamos a tope”, asevera. “Hay que poner cualquiera de AC/DC o de Metállica, o para la situación en la que estamos está muy bien la última que he aprendido que es The Final Countdown de ‘Europe’. Esperemos que realmente sea la cuenta atrás para estos momentos tan duros por los que atravesamos”, aconseja.