El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Celta y Deportivo, realidades paralelas en diferente categoría

20.01.2020 
A- A+

El fútbol gallego empieza el 2020 con la mirada puesta en la permanencia por parte de sus dos principales equipos en Primera y Segunda División. Son muchos los aficionados que buscan información en este sitio acerca de bonos para realizar sus pronósticos deportivos sobre Deportivo y Celta. 

Es un reto difícil y no tan ilusionante cómo podría ser aspirar a cotas más altas, pero la mala primera vuelta que han realizado tanto vigueses como coruñeses les obliga a mirar hacia abajo en sus respectivas clasificaciones y marcarse como único objetivo el salvar la categoría. 

La situación de ambos conjuntos es complicada y adquiere una posición dramática cuando se trata del club de Riazor, principalmente porque compite en la categoría de plata y podría descender a la de bronce tras cuatro meses de competición pésimos que no se recordaban en el feudo deportivista. Pero esta dinámica parece haber cambiado con la llegada de Fernando Vázquez, un clásico de los banquillos del fútbol español y un viejo conocido entre la afición blanquiazul que ha encontrado en él un halo de esperanza para lograr mantener la categoría.

El debut de Vázquez en el banquillo de Riazor a brillado lo excelente con tres victorias que han permitido al Depor pasar de estar a ocho puntos de la permanencia a situarse a tan solo uno. Quien lo hubiera dicho en el mes de diciembre, cuando el equipo encadenó 19 jornadas consecutivas sin ganar. 

La actual situación del Depor tiene difícil explicación, pues la base de la plantilla es la misma que en junio se quedó a sólo un gol de lograr el ascenso a Primera. Malas decisiones desde el banquillo y una planificación deportiva muy floja debido a la ausencia de fichajes que hayan ofrecido rendimiento han llevado al conjunto coruñés ah está en la peor situación de su historia. Fernando Vázquez puede ser el salvador y su primer mes apunta a que tiene mucha capacidad para que se viva un final de curso tranquilo en la playa de Riazor. 

El Celta, una gran plantilla en apuros

Con envidia miran desde el Deportivo a su eterno rival, el Celta de Vigo, pese a que el cuadro beagles tampoco está realizando una buena temporada en la máxima categoría. Las expectativas puestas en el equipo a principio de curso eran mucho mayores que las de pelear por mantener la categoría, que es lo que está haciendo una vez superada la primera vuelta del campeonato. El club realizó un gran esfuerzo en verano para confeccionar una plantilla de calidad jugadores de mucho nivel como Rafinha y Santi Mina, que han vuelto a Balaídos, o Denis Suárez. También se consiguió mantener a Iago Aspas, máximo goleador nacional en el pasado campeonato empieza determinante para que el Celta lograra la permanencia. 

Fran escribá no supo sacar partido al enorme potencial de esta plantilla y el club apostó por un técnico joven, Óscar García, que asumen 2020 el objetivo de mantener al Celta en Primera. Pensar en cotas superiores sería un error, no por el nivel del equipo, sino por la situación clasificatoria en la que ha empezado el año, a las puertas del descenso, y la gran diferencia existente entre las posiciones europeas. en los 19 partidos de la primera vuelta del campeonato, el conjunto celeste solo ha sido capaz de ganar tres. Una cifra paupérrima que demuestra el flojo nivel ofrecido.

El club de Balaídos invirtió antes del inicio de curso más de 25 millones en fichajes y en tres temporadas está cifra asciende a los 70; unas cantidades que evidencian la falta de proporcionalidad entre el presupuesto y la situación clasificatoria. Hay que tener en cuenta que la venta de Maxi Rodríguez al Valencia supuso una importante inyección económica que permitió aumentar el gasto en incorporaciones. 

A diferencia del Dépor, el Celta sí que ha sido capaz de superar las dos primeras rondas de Copa del Rey tras vencer a Peña Azagresa y Mérida. El actual formato copero da más oportunidades a clubes humildes para llegar lejos. El torneo se celebra a partido único hasta semifinales y si sigue avanzando, el equipo celtiña podría enfrentarse a rivales de inferior categoría; entre ellos, el Mirandés, su rival en la tercera ronda. 

Año de citas internacionales

El 2020 es un año muy importante para algunos jugadores del Celta, que tienen opciones de estar en junio con sus respectivas selecciones, ya que hay Eurocopa y Copa América. Iago Aspas trabaja para ser el delantero de referencia de la selección española en la próxima cita continental y aunque sus opciones de estar en la convocatoria son muy altas, no puede relajarse, pues la competencia es muy alta. No es el único futbolista que tiene un ojo puesto en estas citas de selecciones. Pione Sisto competirá con Dinamarca y Sergio Álvarez quiere ser el tercer portero de España. Okai Yokuslu tiene opciones de ir convocado con Turquía. Además, Rafinha busca hacerse un hueco en la competitiva selección de Brasil para una nueva edición del torneo continental sudamericano.