El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

El Celta a evitar el sufrimiento de la temporada pasada

11.09.2019 
A- A+

La temporada pasada el Celta de Vigo dejó vista para sentencia la permanencia en la penúltima jornada y la amarró en la fecha final. Un año que arrancó con las miras puestas en los puestos cabeceros de la tabla y que estuvo a punto de acabar en tragedia.

Había muchas esperanzas puestas en Tony Mohamed, pero el técnico argentino no fue capaz de detener la sangría defensiva y acabó destituido en la jornada 12. Su sustituto, el portugués Miguel Cardoso tuvo una desafortunadísima participación, algo que ya se pudo intuir cuando el día de su presentación confundió al Celta con el Deportivo de La Coruña. Cardoso fue un desastre absoluto y el equipo acabó instalado en los puestos de descenso y transmitiendo unas sensaciones pésimas.

Solo con la llegada del actual técnico, Fran Escribá, el equipo pudo mejorar, ganar algo de fiabilidad defensiva y salvar la categoría.

Hay que resaltar que, en parte, el gran bajón del conjunto olívico vino de la mano de una desafortunada lesión del buque insignia del equipo: Iago Aspas. De hecho, cuando el de Moaña reapareció, el equipo lo notó y se sacaron puntos valiosísimos.

Un 2019/2020 que apunta alto

De cara a esta nueva temporada el objetivo del Celta es doble. Por un lado, y vista la experiencia de la campaña pasada, la intención es tener una temporada tranquila y no coquetear con el descenso, un objetivo que secunda cualquier casa de apuestas. Por otro, el equipo vigués aspira a conseguir una de las plazas que permiten jugar competiciones europeas.

El equipo de Escribá tiene mimbres para poder lograr el objetivo de meterse en Europa. La capacidad ofensiva del equipo está fuera de dudas, pero es en la fase defensiva donde el equipo flojea.

Iago Aspas seguirá siendo el referente, el líder de un equipo que puede dar muchas sorpresas. La llegada a última hora desde Barcelona de Rafinha, un viejo conocido del club, le aportará desborde, verticalidad y energía al equipo. Desde Barcelona ha llegado también Denis Suárez, que ha empezado la temporada a un nivel espectacular. Denis ha exigido un gran manejo del balón y una gran facilidad para el regate. En la jornada inaugural volvió loco a Carvajal y contra el Sevilla anotó el gol del empate. El puesto de delantero centro se ha reforzado con dos jugadores. Gabriel Fernández es un rematador que llega para hacer olvidar a Maxi Gómez. Santi Mina ha vuelto a la que fue su casa. El Torito es un fajador infatigable y más allá de los goles ofrece una gran cantidad de intangibles.

Brais Méndez fue una de las pocas noticias agradables del curso pasado y parece que este año seguirá en la misma línea. Y a partir de aquí es cuando aparecen los problemas. Escribá se ha cansado de pedir un mediocentro defensivo que no ha llegado, es más, Radoja, un jugador más que válido para esa demarcación, ha hecho las maletas y se ha marchado al Levante. Fran Beltrán parece que no es del agrado del técnico valenciano y Lobotka funciona mejor como interior que como pivote, además de haberse estancado en su juego.

Escribá aún debe ajustar el engranaje defensivo, pero parece que Aidoo ha sido todo un acierto. Si el Celta deja de sufrir atrás, hará cosas importantes.