El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

David Rial: "Hay trenes que uno no puede dejar escapar"

El nuevo técnico del Santiago Futsal cumple "una ilusión" y se siente "un privilegiado"

David Rial, ayer delante de la Cafetería Lasso del Auditorio de Galicia. - FOTO: ECG
David Rial, ayer delante de la Cafetería Lasso del Auditorio de Galicia. - FOTO: ECG

ANTONIO PAIS  | 16.05.2019 
A- A+

David Rial Bello (Santiago, 1991) cumplió ayer un sueño, una ilusión que confesó que tenía "desde que entré aquí". El "aquí" es el club de su vida, el Santiago Futsal, al que llegó en 2009: un niño, que en su presentación ayer como entrenador del equipo para las dos próximas campañas (el sueño), en la bonita Cafetería Lasso, del Auditorio, tuvo el detalle de acordarse de los niños a los que entrenó, los que lo formaron "profesional y personalmente: somos un club diferencial gracias a ellos", dijo.

David "conoce perfectamente valores como esfuerzo, ética de trabajo, compromiso, la necesidad que tenemos con la formación...", resaltó el presidente del club, Ramón García, quien añadió que con el nuevo entrenador "iniciamos un novo camiño no que eu teño moita esperanza: todos partimos de cero". David, el que llega para tumbar al Goliath que es la Segunda División. Y que se ve preparado. Llega feliz: "A mucha gente le gustaría estar ahora en el sitio en que yo me encuentro".

Por eso, David Rial confesó que tardó muy poco en ponerse de acuerdo con la dirección del club cuando ésta le propuso, una vez que no seguía Santi Valladares, que dirigiera al equipo.

No tuvo dudas, que "hay trenes que uno no puede dejar escapar, y éste es uno de ellos. Para mí es un privilegio. Obviamente siempre tienes alguna duda, siempre tienes que pensar y ordenar tu cabeza; pero en el momento en el que te sientas y lo piensas fríamente... la verdad es que poco había que pensar. A nivel deportivo es una experiencia única, una oportunidad única. Soy un privilegiado: estoy en mi casa, estoy en el club que me ha hecho crecer. Es un honor", repitió, feliz.

Aunque tanta ilusión, o emoción si se quiere, no le hace perder la cabeza. Tiene las ideas muy claras: "Queremos tratar de estabilizarnos en la Segunda División, pasar los menos apuros posibles. Creo que en la segunda vuelta de esta temporada estábamos cómodos, con cierta tranquilidad, y es a lo que tenemos que aspirar: ir dando pequeños pasitos, pero firmes. Tenemos una base de jugadores jóvenes que tenemos que potenciar, sobre la que nos tenemos que sustentar, y a partir de ahí ir creciendo. Con nuestros problemas, pero pasito a pasito y que sean firmes para poder ir devolviendo al club a su sitio".

Conoce bien esa cruda Segunda en la que este curso fue ayudante de Santi. Por eso sabe que vivir tranquilo en ella "es muy difícil: hasta el final cinco equipos luchando por salvarse, los que no luchando por el play-off...". No vende el humo del ascenso, prefiere ir con el "pasito a pasito". Con humildad: con la base joven de casa y con otra de fuera "que quizás nos aporte ese punto de experiencia". E incide en que el primer objetivo es "tener un año tranquilo; después, aceptaremos lo que venga".

Lo buscará desde la filosofía "inamovible" del Santiago, desde su "sello defensivo". Y en ataque... "dar pinceladas, me gustaría que podamos ser capaces de llevar un poco más el peso del juego". Al toro.

 

David Rial

Entrenador del Santiago F.

Tenemos que ir pasito a pasito pero que sean firmes para ir devolviendo al club a su sitio"