El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

El Deportivo se creció ante la adversidad y cobra cierta ventaja frente al Málaga

En la primera mitad, los andaluces manejaron mejor el 'tempo' del juego // En la segunda, los herculinos empujaron y remontaron el partido // La gran fe le dio el triunfo a los deportivistas

FOTO: Almara
FOTO: Almara

ALBERTO MARTÍNEZ A CORUÑA  | 13.06.2019 
A- A+

Deportivo 4
 
Málaga 2

Deportivo: Dani Giménez; David Simón, Domingos Duarte, Michele Somma, Saúl García; Fede Cartabia (Diego Caballo, min. 81), Álex Bergantiños, Edu Expósito, Pedro Sánchez (Matías Nahuel, min. 68); Carlos Fernández y Borja Valle.

Málaga: Munir; Iván Rodríguez, Luis Hernández, Pau Torres (Diego González, min. 80), Ricca; Keidi Bare; Renato, Bare, Boulahourd (Erik Morán, min. 65), Adrián, Ontiveros; y Leschuk (Dani Pacheco, min. 65).

Goles: 0-1, min. 18: Luis Hernández. 1-1, min. 20: Carlos Fernández, de penalti. 1-2, min. 37, Ontiveros. 2-2, min. 56; Pedro Sánchez . 3-2, min. 63: Carlos Fernández. 4-2, min. 78, Borja Valle (Vicente, min. 85).

Árbitro: Soto Grado (La Rioja). Amonestó a Pedro Sánchez, Iván Rodríguez, Keidi Bare, Ontiveros.

Campo: Abanca-Riazor. 24-267 espectadores. Tarde noche agradable. Césped en buen estado.

La eliminatoria está abierta como se presagiaba, pero el Deportivo golpeó duro en la moral de un Málaga que se creía intocable tras demostrar su nivel en el primer tiempo. Pero al conformarse en la continuacion los locales creyeron en sus oosibilidades y acabaron logrando una buena ventaja.

Antes de iniciarse el choque es interesante constatar que Martí mantuvo el ataque, dejando a Quique González a la espera, pero remodeló la zaga con la entrada de David Simón, más ofensivo que Eneko Bóveda en la banda derecha, y Michele Somma en vez de Pablo Marí que sufrió ayer unas molestias en los abductores. Y como Iñigo López fue inhabilitado por la Federación, por el caso Oikos, no hubo un central suplente en el banquillo.

Con su habitual esquema de las últimas semanas, el conjunto herculino dejó la iniciativa en los primeros minutos para observar su colocación en un 4-1-4-1 y leer mejor sus movimientos. Con presión alta los blanquiazules tenían alejados a sus rivales, que tampoco estaban por la labor de arriesgar si las acciones no tenían continuidad.

Tardó once minutos el cuadro local en llegar con claridad al área adversaria en una acción de Fede Cartabia, que supuso tres ineficaces saques de esquina, tras lo que la pelota comenzó a cambiar de bando con más asiduidad. Poco después otra internada de Pedro Sánchez acaba con un tiro alto de Borja Valle.

Sin embargo en la primera jugada de estrategia malacitana, muy cenrada el balón llegó a su banda izquierda donde Ontiveros centró y Luis Hernández picó de cabeza tocando Dani Giménez pero no impidiendo que llegara a la red.

Reaccionó rápido el conjunto blanquiazul que se volcó en ataque. Así en la pelea por un balón, dentro del área pero cerca del lateral, Ricca impacta con el pie en el pecho de David Simón, en disputa del esférico. El penalti lo lanza Carlos Fernández que engañó a Munir en el lanzamiento, anotando con maestria.

Los contendientes imprimieron entonces un mayor ritmo al juego. Enlazaban mejor los deportivistas pero ninguno de los dos tenían claridad en los últimos metros. Y en ello, la calidad se impone, y la de Ontiveros está contrastada. Desde 25 metros lanzó un chut con efecto de folha seca y Dani nada pudo hacer.

El Málaga demostraba que era el equipo que más en forma había finalizado la competición regular. Aunque no era muy superior al Deportivo si manejaba mejor el tempo del encuentro, sabiendo cuando sufrir y cuando arriesgar y para atacar con bastante orden.

Sin embargo, combinaba mejor el equipo coruñés y en una apertura a la izquierda de Edu Expósito, Fede Cartabia centró raso al punto de penalti y Pedro Sánchez la envió a la red.

La réplica estuvo en un directo lateral de Ontiveros al poste alejado. Pero en la locura que se convirtió el encuentro una acción de Pedro Sánchez fue elevada por Fede Cartabia hacia la línea de meta donde Carlos Fernández la cabeceó a las mallas ante Munir. Y los blanquiazules siguieron creyendo y en un zapatazo desde el frontal ajustado a la base del poste cercano Borja Valle anotó otro gol. La decisión, el sábado.