El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Discrepancia de Lendoiro con la administración concursal

El presidente deportivista cree imprescindible tener los 14 millones que le embargó la Agencia Tributaria en octubre para el futuro inmediato del club

EFE A CORUÑA   | 20.03.2013 
A- A+

Augusto César Lendoiro, presidente del Deportivo, ha asegurado hoy que el club "tiene futuro" y para argumentarlo ha aludido a que el informe que los administradores concursales entregaron ayer al Juzgado recoge que la entidad blanquiazul es "viable", aunque en ese mismo documento también dicen que llevó "una política empresarial temeraria y errada".

"Es un día importante porque se tranquiliza mucho a la gente", comenzó su rueda de prensa el dirigente del conjunto coruñés, quien en su exposición aseguró que "el Deportivo tiene futuro".

Antes de contestar preguntas Lendoiro no se refirió a las críticas de los administradores a su gestión, que consideran que ha sido ajena "a la realidad, asumiendo gastos e inversiones en múltiples aspectos por cuantías absolutamente alejadas de las posibilidades económicas de la sociedad".

"Siempre mantuvimos que la viabilidad era total y hoy tenemos el refuerzo de que los administradores, que al principio igual no creían mucho en esa viabilidad, pero cuando han conocido las interioridades del club, se han dado cuenta de que es totalmente viable porque recibe más que lo que tiene que gastar en una temporada", comentó el mandatario deportivista.

Lendoiro defendió la "marca Deportivo", que "vale mucho dinero" aunque los administradores, la empresa AD Cryex, la tasen en "dos millones" de euros y recordó que cuando llegó al club había "5.000 abonados" y hoy cuenta con unos 22.000 accionistas y más de 25.000 abonados.

El presidente del club coruñés aseguró que en el "único momento" en que el club dejó de "pagar a Hacienda" fue con el descenso a la Liga Adelante "porque no hay modo de hacer frente a las condiciones que quería" la Agencia Tributaria, lo que le llevó a estar "ahogado".

En su informe, AD Cryex asegura que la viabilidad del Deportivo "solo será posible si se produce un cambio radical en la manera de concebir y ejecutar tanto la estrategia como la gestión de la entidad", a lo que Lendoiro respondió que el Deportivo lleva "8, 9 o 10 años reduciendo el presupuesto, que bordeaba los 80 millones y ahora está en 40".

Reconoció "enormes diferencias" con los administradores en el inventario y el listado de acreedores que estos recogen en el informe, en el que figura una deuda total de 156 millones, 93 de ellos con la Agencia Tributaria.

"La gran diferencia estriba en Hacienda. No sabemos absolutamente nada de a dónde se han imputado los 14 millones (embargados del contrato de televisión que tenía que haber percibido el club en julio) que en estos momentos tiene Hacienda. No sabemos dónde, pero los tiene. No están reflejados en las cuentas, seguro. Curiosamente, en las cuentas sí tienen como cargo los IVA correspondientes a esas percepciones. No los han imputado, pero nosotros seguíamos pagando intereses a Hacienda, a los bancos, y el Deportivo no tenía ese dinero", expuso.

Lendoiro negó, por ejemplo, que el Deportivo deba dinero al Betis, al jugador canadiense Julien de Guzmán o a Caixa Bank y cifró en 80 millones de euros la diferencia entre el inventario de bienes que calcula el club y el que estiman los administradores.

El presidente reconoció, además, que su consejo ha cometido "errores", pero al mismo tiempo destacó los "muchísimos aciertos" que también ha tenido y defendió que el actual equipo directivo es el idóneo para sacar al club adelante.

"Si alguien puede salvar la situación es el consejo. ¿Quién va a conocer mejor esto que nosotros? En este momento no vamos a doblar la rodilla y hay que dar confianza, tranquilidad", declaró el mandatario.

Lendoiro explicó que en la "vida no se puede dar marcha atrás" y dejó claro que no se arrepiente de haber llevado al Deportivo a lo más alto a nivel nacional y a la élite europea aunque a costa de haber acumulado una gran deuda.

"La gente opinará de una forma o de otra, pero lo único que podrá decir es que hemos sido campeones, hemos estado en 'Champions' y a lo mejor no debíamos haber estado y haber sido más cuidadosos. No estoy de acuerdo. Venir a calificar la gestión deportiva de una manera que no sea con un diez, no lo entendería", sentenció.