El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Dos magos y un candado

Josiño y Brais dieron la victoria al Compos contra el Arosa con sendas genialidades // Pato salvó al equipo en un mano a mano en el primer acto // Octava victoria seguida en casa

En la primera Brais estrelló un balón en el larguero  - FOTO: A. Hernández
En la primera Brais estrelló un balón en el larguero - FOTO: A. Hernández

IVÁN FERNÁNDEZ   | 02.12.2019 
A- A+

Compostela 2
 
Arosa
Compostela: Pato; Saro, Soto, Casas, Jimmy; Baleato; Gabri Palmás (Samu, min. 74), Pablo Antas (Rodri Alonso, min. 89), Josiño (Hugo Sanmartín, min. 80), Brais Abelenda; y Primo.

Arosa: Manu Táboas; Adrián, Trapero (Julio Rey, min. 57), Iago, Coti; (Suso, min. 72) Manu Rodríguez, Pedro García; Javi Otero, Raúl, Jorge Sáez (Cisoo, min. 72); y Pedro Beda.

Árbitro: Castro Alarcón (Pontevedra). Amonestó a los compostelanistas Casas, Jimmy y Sergio Pereira, en el banquillo; y a los visitantes Pedro García, Iago, Pedro Beda y Manu Rodríguez.

Goles: 1-0, min. 46: Josiño. 2-0, min. 92: Brais Abelenda.

Campo: Vero Boquete de San Lázaro, con 1.500 espectadores, según datos facilitados por el club.

El Compostela firmó su octava victoria consecutiva en el Vero Boquete de San Lázaro, esta vez deshaciéndose del Arosa, un rival directo al que deja a nueve puntos de distancia. La firma de los goles la pusieron Josiño y Brais Abelenda, y la magia también, con sendos tantos de bella factura, uno a la vuelta del intermedio y otro en el descuento. Pero la sinfonía coral compostelanista no habría sido completa sin la aportación inestimable de la retaguardia y un Pato Guillén salvador, que desbarató un mano a mano cuando el marcador aún no se había movido y acumula ya 597 minutos imbatido, próximo ya al récord de minutos sin encajar de un portero del club, que puede batir en el próximo encuentro.

Era un partido grande que ni siquiera quiso perderse el temporal de lluvia y viento que asomó por el Vero Boquete desde el comienzo del choque, que hizo gala a su cartel. Encuentro de poder a poder entre dos de los candidatos a todo, dos equipos serios sobre el campo y sin concesiones al rival. Y, como manda la norma, fue el Compostela el primero en asomarse sobre el área contraria, respondiendo a su condición de local. Un remate de Soto a la salida de un córner y un disparo raso de Gabri Palmás fueron los primeros avisos, aunque la ocasión más clara llevó la firma de Brais Abelenda, cuyo cabezazo mandó el balón al larguero a centro de Gabri, mientras reclamaba un agarrón que no concedió el árbitro.

Atacaba el Compos y el Arosa se recogía en su propio campo. Pero entonces el partido se enfrío, al estar varios minutos parado para retirar unas vallas publicitarias que estuvieron a punto de introducirse en el terreno de juego por la acción del viento y que el colegiado prefirió sacar. El paréntesis benefició más al cuadro arlequinado, que a continuación empezó a pisar más el campo contrario. Incluso pudo rozar el gol, en un mano a mano de Javi Otero con Pato que el guardameta compostelanista salvó magistralmente. Fue la respuesta arosana a una lanzamiento de falta de Antas que obligó a Manu Táboas a estirarse. A balón parado aún volvería a asustar Antas, rozando la escuadra antes del descanso. Pero ni sus golpes francos ni un disparo raso de Josiño rozando el palo desde la frontal pudieron abrir el marcador. Tampoco lo conseguía el Arosa, que ya se relamía cuando Casas se tiró al suelo de forma providencial para evitar el remate de Manu Rodríguez.

El marcador aguardó a después del descanso para ser inaugurado. Entonces sí aprovechó el Compostela la primera que tuvo. Llevó la firma y la calidad de Josiño, que desde la frontal colocó donde quiso un pase de Gabri, colando por el palo largo un balón al que no llegó Manu Táboas. El reloj marcaba el minuto 46, y solo ocho después perdonaría el segundo el cuadro blanquiazul. Primo, por centímetros, no llegaba al pase de Gabri al segundo palo, cuando Manu Táboas ya estaba batido.

Con ventaja en el marcador llegaron los minutos de mayor sufrimiento del Compostela, que fue retrocediendo metro a metro hasta vivir peligrosamente cada vez más cerca de la portería defendida por Pato. Aunque, bien es cierto, siempre supo gestionar las situaciones de riesgo el cuadro de Yago Iglesias, que no concedió demasiadas ocasiones claras a su contrincante. Y cuando una de ellas se acercaba aparecía Pato, como para sacar por bajo un disparo de Manu Rodríguez con amenaza de empate incluida cuando el partido ya se había adentrado en los últimos diez minutos. Ya en el descuento Rodri perdonó la sentencia; no así Brais, que en línea de fondo regateó a su par y al portero en una baldosa para marcar a puerta vacía.

 

{CARA Y CRUZ}

La solidez defensiva del Compostela sigue sin dar síntomas de debilidad. Ayer encadenó su sexto partido consecutivo sin encajar ningún gol. Pato Guillén acumula ya 597 minutos imbatido y tiene a tiro el récord histórico del club.

Fue una tarde desapacible. La lluvia y el viento se dejaron notar e incluso llegó a pararse el partido cuando unas vallas publicitarias estuvieron a punto de entrar en el terreno de juego por la acción del viento, con el consiguiente peligro para los jugadores.

 

 

DESDE EL BANQUILLO

Yago Iglesias

Entrenador de laSD Compostela

"Lo que hace el equipo es excelente"

Compacto: "Ganar hoy era meterle nueve puntos, con lo que casi aseguras acabar la primera vuelta entre los cuatro primeros. Y una jornada más con la portería a cero. Este Compostela es un equipo solidario y compacto y es capaz de cerrar el partido cuanto tiene que hacerlo".

Posesión: "Tras el gol nos quitan la pelota pero también nosotros dejamos que ellos expongan un poco más. El equipo está muy compacto y en centros tampoco nos hicieron daño".

Goles: "El primer gol es una jugada ADN de la casa, moviendo la pelota de lado a lado. El segundo viene de una transición. La idea es tener cuantos más registros mejor, con ello estaremos más cerca de conseguir el ascenso".

Pato: "No es solo lo que nos ayuda parando, sino lo que genera en la zona de creación como un central más. Sin olvidarse de Soto y Casas. Lo que el hace el equipo es excelente".

 

Rafa Sáez

Entrenador del Arosa SC

"No queda otra que mejorar la atención"

Concentración: "No queda otra que mejorar la atención y la concentración en los primeros minutos del partido. Me parece mucho más meritorio morir con valentía, intentando igualar el partido, que no estar racaneando con la posibilidad de un golaveraje, y menos a nueve puntos del equipo que tienes enfrente".

Ocasiones: "El Compostela tuvo dos o tres ocasiones buenas en la primera parte; nosotros tuvimos la mejor pero Pato solventó. No tuvimos ocasiones claras en la segunda parte, pero tampoco le recuerdo ninguna al Compostela hasta el segundo gol".

Esfuerzo: "El Compostela no tuvo paz hasta que consiguió el segundo gol, el Arosa trabajó, peleó, no se dio por vencido. El esfuerzo de los jugadores fue impagable. Solo podemos irnos contentos del esfuerzo. La penalización es nuestra falta de concentración en el inicio de la segunda parte".