El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

EL DÍA DESPUÉS

Empieza ahora

PEPE CASAL   | 12.11.2019 
A- A+

Para ganar a un equipo de Euroliga como el Baskonia el Obra tendría que, primero, cogerlo cansado o relajado. No se produjo ninguna de las dos cosas ya que venían descansados tras jugar el jueves en Milan y escocidos por el 17-0 de parcial que al final del partido recibieron del renovado Armani de Ettore Messina. Lo segundo es que no estuviesen muy acertados, y salvo Vildoza en los triples (0 de 5), los restantes lo estuvieron (6 de 12) y también dominaron el rebote, 9 más que el Obra.

Después el Obra tendría que estar acertado en ataque y no fue capaz de conseguirlo porque el lastre del 1 de 9 de Magee en los triples, teóricamente su mejor tirador, junto el paupérrimo, otra vez, porcentaje en los tiros libres (5 de 10) fue muy difícil de contrarrestar. A ello podemos añadir la velocidad de crucero. El ritmo de juego de un equipo de Euroliga, si está descansado, es muy superior al de un equipo como el del Obra que no fue capaz de rendir o competir con la fuerza e intensidad con la que jugó, por ejemplo, contra el Barça y el Real Madrid. Partiendo de la base de que el Baskonia tiene jugadores como Shengelia, con permiso de Mirotic, el mejor 4 de Europa, que son muy difíciles de parar y ni Brodziansky ni Daum tienen los kilos y la experiencia suficientes como para defenderle dados los inmensos recursos técnicos y físicos que posee, la defensa del equipo volvió a estar en el umbral de los 90 puntos encajados, 92 en concreto, y ante una anotación así es casi imposible ganar salvo que aparezca un Magee muy inspirado y las enchufe de todos los colores como ocurrió en Murcia. Podemos añadir algunas sencillas e inexplicables pérdidas de balón, y que sin la presencia del lesionado base titular, Henry, Vildoza tomó el mando e imprimió un ritmo de juego muy alto y muy rápido y Shengelia impuso su ley.

Al Obra se le puede y se le debe pedir más, pero su liga empieza ahora y por Sar han pasado tres equipos de Euroliga. El do de pecho hay que darlo el sábado que viene en Manresa o el día 23 cuando nos visite el Andorra. Serán partidos muy difíciles, como todos y cada uno de los de esta complicadísima liga, y es cuando tendremos que ver y evaluar el valor del Obra actual. Hay jugadores que tienen que dar un paso adelante, hay muchos detalles que mejorar para ser competitivos y globalmente, es muy urgente mejorar a nivel defensivo en lo individual y en lo colectivo, pero creo que falta mucho y lo gordo, reitero, empieza ahora. La cola sigue igual, más o menos, ya que o Fuenlabrada o Manresa tenían que obtener, sí o sí, su tercera victoria. Volviendo al Manresa, en el Nou Congost habrá que sujetar muy bien al dúo Ferrari-Toolson y cumplir en el rebote para tener las primeras opciones de victoria.

Los que siguen con victorias y en una progresión muy buena son los chavales del equipo filial que han vuelto a ganar en Betanzos y presentan un balance de 5 en 6 partidos.