El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

0-3

El Estradense humilla a un Bergantiños cada vez más hundido

La versión más brillante de los pupilos de Alberto Mariano superó a unos rojillos irreconocibles

Borja Míguez (d) protege un balón ante Antonio.  - FOTO: DXT
Borja Míguez (d) protege un balón ante Antonio. - FOTO: DXT

CARLOS CASTRO (ADG) CARBALLO   | 02.11.2019 
A- A+

Bergantiños  
 
Estradense 3
 

Bergantiños: Santi Canedo; Bilal, Antonio (Agulló, min. 50), Iago, Aarón; Diego (Granada, min. 80), Toni; Miguel Duque, Marcos Remeseiro (Diéguez, min. 65), Cano; y Rubén Rivera.

Estradense: Adrián; Martín Vilar, Martín Sánchez, Pablo Carabán, Fafú; Brais Vidal; Ubeira (Ander, min. 69), Brais Calvo (Manuti, min. 84), Javicho, Juanín (Piñeiro, min. 82); y Borja Míguez.

Árbitro: Lois Carro (Pontevedra). Mostró tarjeta amarilla a los locales Antonio y Agulló.

Goles: 0-1, min. 33: Fafú. 0-2, min. 61: Martín Vilar. 0-3, min. 90: Piñeiro.

Campo: As Eiroas. 300 espect..

 

La versión más brillante del Estradense no encontró oposición en un Bergantiños irreconocible (0-3). Fafú, con un golazo antes del descanso, y Martín Vilar y Manuti, ambos en el segundo acto, decantaron un duelo en el que Alberto Mariano, con un planteamiento dinámico, consiguió someter de principio a fin a un deprimido conjunto carballés.

Las cosas pudieron comenzar mal para el cuadro visitante pues, a los seis minutos, un despeje de Adrián, dejó el esférico a los pies de Rubén Rivera, que pegado a la banda, y en tres cuartos, no consiguió anotar.

A los 33 minutos, un balón abierto a la izquierda por un genial Brais Calvo sirvió para que Fafú colocara un disparo alto y cruzado ante el que nada pudo hacer Canedo. El defensa marcaba casi ocho años después de hacer su último gol en la categoría. El Bergan, lejos de reaccionar, se hundió en un bucle de dudas que pudo costarle un mayor castigo.

Tras el descanso el partido no cambió el guion, con dos equipos sin apreturas y con clara vocación ofensiva. Fruto de esta ambición, superada la hora de juego, el local Iago se recreó en una salida, Martín Vilar le robó la pelota, se proyectó al área y superó a Canedo con un potente disparo para poner el 0-2.

Antes de entrar en la prolongación, Manuti estuvo a punto de hacer el tercero al aprovechar una cesión corta de Aarón a Canedo, pero su vaselina no cayó entre palos. No erró Piñeiro en la siguiente, cuando le robó el balón al meta y marcó casi a puerta vacía.