El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Fórmula Vázquez ¡y el Dépor roza la zona de permanencia!

La magia del técnico, un gol de Sabin Merino y una buena defensa tumban al líder Cádiz en Riazor // Cuarta victoria consecutiva del once coruñés

Sabin Merino, seguido de Mollejo, canta con fuerza el gol del triunfo del Dépor - FOTO: LFP
Sabin Merino, seguido de Mollejo, canta con fuerza el gol del triunfo del Dépor - FOTO: LFP

CARLOS A. FERNÁNDEZ  | 20.01.2020 
A- A+

Deportivo 1
 
Cádiz
Deportivo: Dani; Bóveda, Mujaid, Somma, Montero, Ruiz (Luis Ruiz, m.16); Gaku, Nolaskoain (Bergantiños, m.85); Aketxe, Sabin Merino y Mollejo (Vicente Gómez, m.80).

Cádiz: Cifuentes; Iza, Cala, Garrido (Alejo, m.68), Rhyner, Espino; Lozano (Pombo, m.64), Álex, Perea, Ramos (Bodiger, m.74); y Mesa.

Árbitro: Gorostegui Fernández-Ortega (Vasco). Amarilla a Nolakoain y Sabin; Garrido, Perea, Alejo.

Gol: 1-0, M.65: Sabin Merino.

Campo: Estadio Abanca-Riazor, 24.345 aficionados.

El Deportivo ha continuado su escalada a costa del líder, el Cádiz, ante el que sumó su cuarta victoria consecutiva en LaLiga SmartBank, una serie que le ha reenganchado a la batalla por la permanencia y que ha agrandado el bache en que está inmerso el conjunto andaluz.

Un gol de Sabin Merino, tan decisivo como el pasado jueves ante el Racing de Santander, desniveló el choque en el segundo periodo, en el que los gaditanos apretaron hasta el pitido final, que se produjo con el resultado aún en suspense por una jugada revisada por el VAR por un presunto penalti en el área local que no fue señalado.

El equipo coruñés perdió a última hora a Mamadou Koné por fiebre y Apelación no le perdonó el castigo a Çolak, contratiempos a los que se sumó antes del cuarto de hora una lesión muscular de Salva Ruiz, que fue sustituido por Luis Ruiz en el lateral izquierdo.

Las dos escuadras se tenían bien estudiadas y en la primera parte primaron las pizarras, con muchas vigilancias y pocos espacios. Ahí se manejó algo mejor el Cádiz hasta el ecuador del primer acto con ocasiones para el Choco Lozano y Garrido que no necesitaron la intervención de Dani.

El Deportivo, con problemas en la creación, pidió penalti por una mano de Espino a los 24 minutos que revisó el VAR y no concedió el colegiado justo antes de que Aketxe avisara a sus excompañeros con una falta que se fue desviada.

El líder fue incapaz de crearle problemas al conjunto coruñés, que mantuvo la línea de cinco defensas que ha implantado Fernando Vázquez y contrarrestó las transiciones.

El ejercicio de paciencia continuó tras el descanso y el técnico del Cádiz refrescó el ataque con Pombo por Lozano para intentar cambiar el partido, pero lo que se encontró fue el gol del Deportivo, tras un pase filtrado por el japonés Gaku Shibasaki que convirtió Sabin Merino en el mano a mano con Cifuentes.

Después de haberse pasado sin marcar en partido oficial más de tres años, el delantero vasco ha iniciado su etapa en el Deportivo con éxito rotundo: anotó en sus dos primeras citas.

El Cádiz, obligado a reaccionar, incorporó a Iván Alejo y fue Nano Mesa el que rozó el empate a los 70 minutos tras un mal despeje de Mujaid.

Los andaluces embotellaron al Deportivo en la recta final del partido y el partido se convirtió en un monólogo del líder, que no encontró la forma de meterle mano al equipo coruñés..

 

'Sí se puede' de los 24.000

•••Las cosas han cambiado radicalmente en Riazor en el último mes del año. De aquel Riazor alicaído, medio vacío, que veía como su propio estadio era el peor enemigo del conjunto blanquiazul, hundido en el pozo de la clasificación y con un rumbo directo hacia la Segunda División B, ya no queda nada. Con los cambios de fin de año y sobre todo la llegada de las victorias (antes, el Dépor de Luis César Sampedro había logrado una angustiosa victoria frente al Tenerife, la primera del técnico aunque llegó en su despedida), las gradas prsentan un aspecto totalmente distinto y hasta se agotan las localidades. Tal como sucedió en el anterior partido ante el Racing de Santander, ayer el Abanca-Riazor se llenó. Y los más 24.000 aficionados en la grada del estadio entonaron después el 'sí se puede' porque el Deportivo ya ve más cerca la permanencia.