El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

El fútbol no quiere al Compos

Después de remontar un partido que empezó perdiendo y poner la eliminatoria en franquicia, un gol postrero de un Alavés B que llegó al descuento con dos expulsados echó por tierra la ilusión

Los jugadores, tras la derrota - FOTO: ANTONIO HERNÁNDEZ
Los jugadores, tras la derrota - FOTO: ANTONIO HERNÁNDEZ

IVÁN FERNÁNDEZ. SANTIAGO   | 03.06.2019 
A- A+

Compostela 3
 
Alavés B 2
 

Compostela: Anxo; Saro (Rubén, min. 62), Casas, Chechu, Naveira (Santi, min. 62, Mon, min. 83); Samu; Miki, Remeseiro, Álex Ares, Brais; y Aythami.

Alavés B: Gonzi; Pedro Caballero (Oier, min. 80), Adrián González, Estigarribia, Nacho Ruiz (Bengoetxea, min. 71); Antonio Perera, Paulino, Gualda, David Valero (Mahmoud, min. 61); Héctor Castillo y Andrei Lupu.

Árbitro: Juan González Suárez (Asturias). Expulsó a los visitantes Perera, por doble amonestación (min. 56) y Paulino, con roja directa (min. 89). Sancionó con amarilla a los locales Remeseiro, Aythami, Mon y Santi, y a los visitantes Mahmoud, Caballero, Héctor, Lupu, Adrián González y Gonzi.

Goles: 0-1, min. 30: Gualda. 1-1, min. 40: Aythami. 2-1, min 68: Santi. 3-1, min. 83: Aythami. 3-2, min. 92: Castillo.

Campo: Vero Boquete de San Lázaro, con unos 3.400 espectadores. Antes del encuentro se rindió un homenaje al equipo que consiguió el ascenso a Primera División en el año 1994.

El Compostela bailó con la fortuna y el mal fario. Comenzó perdiendo un partido que ponía muy cuesta arriba la eliminatoria en sus primeros minutos con el gol de Gualda. Pero tiró de épica. Los tantos de Aythami, en dos ocasiones, y Santi, marcaban el ritmo de una partitura digna de recordar. Con el reloj agonizando, ya se veía el Compos con el cruce ganado. El pundonor y la constancia dejaban vislumbrar ya el premio. Hasta que el fútbol se encargó de recordar que a veces es cruel. Castillo, en el descuento y con dos expulsados, acabó con la ilusión. El Compos se despide del ascenso a Segunda B.

Pero todo varapalo tiene su historia, y esta empezó con un Compostela que salió a buscar el gol pero sin pasarse de revoluciones. El arreón inicial dejó un intento de Brais Abelenda buscando la escuadra. Pero poco a poco el dominio compostelanista se fue diluyendo, al tiempo que el Vero Boquete se apagaba y el Alavés B intentaba tomar el control del partido,

Tardó en asomarse de nuevo el cuadro blanquiazul por las inmediaciones de Gonzi, hasta que Aythami se dejó ver con un balón que recogió dentro del área pero cuyo remate a la media vuelta fue interceptado. En medio de un ambiente cada vez más silencioso, apagado, cual pájaro de mal agüero, los visitantes se hicieron fuertes y empezaron a meter el miedo en el cuerpo. Un gol dejaría al Compos contra las cuerdas. Y lo buscaron. Primero, con Nacho Ruiz, rematando alto en su llegada desde atrás. Y, después, con Gualda, que desde la frontal, esta vez sí, acertó a batir a Anxo con un disparo inapelable tras hacer bueno un rechace de la zaga compostelana.

Jarro de agua fría para el Compos. Pero la gloria no se regala, es para quien la busca. Y la SD la buscó. Porque el disgusto solo duró nueve minutos. Los justos hasta que Remeseiro, excelso, puso el enésimo córner al segundo palo. Allí esperaba Aythami, después de que el portero no atrapara por alto, para meter la cabeza y marcar. Quedaban cinco minutos para el descanso, en los que Remeseiro rozó el larguero desde el córner y Brais lo intentó desde la frontal.

La segunda parte fue una oportunidad al fútbol del Compos. La reanudación amaneció con la expulsión de Perera a los 56 minutos. Yago vio la ocasión, retiró a los laterales, dio entrada a Rubén y Santi y optó por jugar con tres centrales. Y funcionó. A los 68 minutos era Rubén el que ejercía de asistente, desde la banda izquierda, para poner el centro a Santi, y el lucense, con la cabeza, cobraba ventaja para el Compos.

Vino entonces el chaparrón blanquiazul. Con el Alavés renunciando al ataque llegaban las ocasiones, pero no el gol. Solo hacía falta uno. Lo tuvo Aythami, en dos ocasiones, una en boca de gol y otra ante el portero. También Santi, buscando la escuadra.

Y llegó el tanto. Restaban siete minutos. Miki corrió la banda, ganó línea de fondo, la puso atrás y Aythami remató al fondo de la red.

Pero el fútbol puede ser cruel y Castillo, ya en el descuento y con dos menos, acabó con el sueño de la SD, que aún así rozó el empate por medio de Chechu.

La afición volvió a responder en otra gran cita. En torno a 3.400 espectadores poblaron las gradas del Vero Boquete, animando al equipo en los buenos momentos pero, sobre todo, mostrándole su cariño tras la cruel eliminación.

El fútbol volvió a ser cruel con el Compos. Porque lo intentó el cuadro de Yago por todos los medios, hasta remontar un partido y una eliminatoria épicos. Cuando el premio parecía asegurado llegó la cara amarga del fútbol, el gol de Castillo y la eliminación.