El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

“Ha sido un año duro, esto es un premio para todo el club”

McConnell se acuerda “del cuerpo técnico, de los compañeros y de la afición” tras lograr la salvación // Pustovyi: “Sé lo importante que es seguir en la ACB” //

Los jugadores agradecen al público el apoyo recibido - FOTO: ANTONIO HERNÁNDEZ
Ver galería
Los jugadores agradecen al público el apoyo recibido - FOTO: ANTONIO HERNÁNDEZ

ÓSCAR DE LA FUENTE. SANTIAGO  | 07.05.2017 
A- A+

“Esto es un premio para nuestro club, el cuerpo técnico, los compañeros, los aficionados... Ha sido un año duro, el más difícil en cuanto a lesiones en el que yo haya estado, e hicimos un gran trabajo. Seguimos siempre trabajando, trabajando, trabajando, así que es un premio para todo el mundo”, reflexionaba ayer Mickey McConnell en el vestuario local de Sar.

El base estadounidense, despedido por la Caldeira al grito de ¡MVP, MVP!, quizá por su excelente encuentro de ayer o también por su sobresaliente temporada, mostraba su felicidad como del primero al último de sus compañeros. Tímido incluso para valorar que la grada le eligiese el mejor jugador, McConnell compartía el secreto del triunfo contra el Betis: “El ambiente fue increíble, ruidoso desde el principio. En el primer cuarto ya se podía sentir la energía, cómo nos empujaban, no podías sentir cansancio porque la afición te daba fuerzas”. Y añadía: “Un gran ambiente y un gran esfuerzo. Jugamos como en cualquier otro partido y la clave fue estar siempre concentrados”, explicaba Mickey, autor de 19 puntos y 5 asistencias (21 de valoración).
Fue fundamental ayer, pero el director de juego de Arizona no apareció en la estadística como el más valorado. Ese honor correspondió a Artem Pustovyi, que se impuso en todo momento a las torres béticas: anotó 17 puntos, capturó 7 rebotes y sumó 22 créditos de valoración. “Simplemente intenté jugar para el equipo, con dureza. El Betis hace muchos cambios en defensa así que aproveché para anotar cuando me quedaba con jugadores más bajos”, explicaba.
El pívot ucraniano compartía análisis con su compañero. “Ha sido una temporada difícil, hemos estado buena parte de ella en una mala situación, pero sé lo importante que es seguir en la ACB para los aficionados, para los entrenadores, para nosotros... Así que estamos felices”.

LLOVET, LA veteranía. Contribuyó con menos números (13 puntos), pero la veteranía de Nacho Llovet se hizo sentir ayer durante cada segundo que estuvo sobre la pista. “Todo el mundo ha hecho un partido impresionante”, afirmaba él celebrando la salvación. “Ha costado mucho. Durante muchas semanas hemos estado abajo y se hace difícil verte ahí en la clasificación, pero el equipo no se ha rendido pese a las dificultades, las lesiones, las derrotas en finales apretados y nos hemos venido arriba al final”, analizaba.