El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

AQUELLOS MARAVILLOSOS AROS > 77

Héctor Quiroga, comentarista señor

(1984) Coruñés con raíces argentinas, brilló como periodista deportivo en la TVE de los años 60, 70 y primeros 80 // Estuvo en 5 Juegos Olímpicos

A la izquierda, el periodista Héctor Quiroga entrevistando al jugador Nate Davis (durante su etapa en Valladolid).  - FOTO: Feb.Es/Youtube
A la izquierda, el periodista Héctor Quiroga entrevistando al jugador Nate Davis (durante su etapa en Valladolid). - FOTO: Feb.Es/Youtube

XABI SANMARTÍN   | 02.12.2019 
A- A+

"Señores y señoras ustedes han presenciado el éxito más grande del baloncesto español en todas sus épocas".

Elegante y clásico, así concluía Héctor Quiroga la narración en TVE del España 74 - Yugoslavia 61 durante una madrugada de pantallas encendidas en julio de 1984, cuando nuestro basket selló su primera final olímpica. Plata pura.

Semanas después de esa retransmisión con Pedro Barthe, el maestro Quiroga fallecía en Nueva York a los 51 años sin que la generación del baby boom entendiéramos que se apagaba la voz de las personas, clubes y entidades que surcaron el océano blanquienegro de aquella época para que nosotros pudiéramos pisar la tierra prometida de los mates a color en la NBA cantada por Trecet y Montes, la ACB de audiencias millonarias y una España con cara de Nocilla llena de pecas convertidas en canastas.

Héctor Manuel Castro, coruñés, era hijo de la actriz argentina Nélida Quiroga (hizo mucho Estudio 1) y del actor ceutí Pepe Castro; lucía buena dicción de leve deje lejano desde un rostro algo huesudo pero amable, de ojos bien abiertos, entradas y claro pelo domado.

Sereno ante micrófonos finos, propios de un baladista de la antigua Eurovisión, narraba con tono académico que rompía a ratos con un "Juanito Corbalán" y algun toque de humor para probar que tenía sangre en las venas aunque no llegase al río del nerviosismo ni al contar combates de boxeo, su otra gran especialidad.

Cubrió los Juegos Olímpicos de México, Munich, Montreal, Moscú y Los Angeles, "lo máximo a lo que puede aspirar un comentarista deportivo", dijo en una entrevista de los años 80, probando su visión polideportiva, algo soñadora.

Icono y maestro, avivó la televisión radiada, con respeto al diccionario y hacia los espectadores de teles compradas a plazos en retransmisiones que pedían plus didáctico ("Juegan de izquierda a derecha", decía).

Ora en solitario, ora arropado por Nacho Rodríguez Márquez, en aquella TVE de pocos recursos, narraba mientras hilaba la estadística a boli ante la Copa de Europa o los Torneos de Navidad del Madrid de los años 80, donde se nos caía la baba viendo a los estadounidenses del Marlboro All-Stars y al Real Madrid frente a gigantes (URRS y Yugoslavia) y cabezudos (siempre había un equipo exótico, de Brasil o Australia)...

Voz inolvidable, Héctor Quiroga murió en agosto de 1984, en Nueva York a causa de la enfermedad que padecía.

Desde 1983 a 1991, hubo un memorial dedicado a quien está considerado uno de los mejores periodistas de nuestro baloncesto... ni más, ni menos, señoras y señores.

 

Encuesta en redes entre periodistas deportivos

PRENSA Al preguntar en redes sobre Héctor Quiroga así responde en Facebook, Nacho R. Márquez, histórico de TVE: "Qué voy a decir de mi gran amigo y compañero de micrófono en más de mil partidos... Fue una maravillosa persona, humilde y estudioso del baloncesto". Mel Otero (La Sexta) añade en twitter: "Gran parte de culpa de que sea periodista se lo debo a él. Me encantaba escucharle en los partidos. En casa todos éramos fans suyos". Esteban Gómez (TVE), tuitea: "Perteneció a una época del periodismo polideportivo en el que se valoraba la capacidad para abarcar todo tipo de deportes. Por desgracia eso ya no se lleva y a muchos tampoco les interesa. No tuve oportunidad de trabajar con él pero si fue tan buena persona como su hijo Jorge Quiroga, ¡chapó!".

 

Nacho R.Márquez

periodista y entrenador

"Qué voy a decir de mi gran amigo y compañero de micrófono en más de mil partidos en TVE... Era un gran compañero, una maravillosa persona y un estudioso del baloncesto"