El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Ibon Navarro y Moncho: dos entrenadores con el mismo patrón

Manresa y Obra pelean por la permanencia bajo la batuta de dos técnicos que imprimen carácter y espíritu de lucha a sus equipos

CRISTINA GUILLÉN SANTIAGO  | 02.02.2017 
A- A+

Su misión es luchar por la supervivencia. Comparten generación (los dos están en la cuarentena), un carácter vehemente (basta repasar el vídeo del último encuentro del cuadro catalán ante el Murcia) pero sobre todo un libro de ruta para conseguir que dos de los clubes más modestos de la Liga Endesa, el Rio Natura Monbus y el ICL Manresa, sobrevivan en la elite.
Moncho Fernández e Ibon Navarro saben que no cuentan con las mejores plantillas, les quedan a años luz los grandes presupuestos de la categoría, su afición es su mejor aval para conseguir ese extra de vitalidad y energía cuando el trayecto se tuerce, pero ante todo abanderan un ADN para sus equipos basado en la lucha, la entrega, el sacrificio grupal y la defensa de esos intangibles que marcan la diferencia cuando se resta al talento o al físico. Este sábado (20.00 horas) expondrán sus filosofías en Sar con una batalla entre los dos últimos clasificados de la Liga que se antoja épica. Porque aunque lo importante de este duelo clave en la pelea por la permanencia se dirimirá sobre el parqué, seguro que no defraudará tampoco el tú a tú entre banquillos.
El obradoirismo ha crecido en los últimos años de la mano de un técnico que ha insistido en infinidad de ocasiones sobre la realidad de un club obligado a las gestas. “En Sar con un triple de Corbacho tiembla el pabellón, pero cuando se roba un balón, hay un tapón, una pelea y se cae saltando por encima de los asientos… Ahí es cuando Sar se enardece. Nuestra gente valora eso por encima de todo, el orgullo. Así que a los jugadores no les pedimos tanto que jueguen bien, que eso ya se les supone. Les decimos que, mientras lleven nuestra camiseta, entiendan lo que significa jugar con ella. Me ayuda el nombre porque les pregunto: “¿Sabéis lo que significa Obradoiro en gallego?”. Me responden que no y entonces les explico: “Lugar donde se trabaja, así que ya lo entendéis”, asevera siempre que se le pregunta sobre los valores que desea inculcar en cada uno de sus proyectos del Rio Natura Monbus.
Prácticamente en la misma línea se manifestaba Ibon Navarro hace quince días durante la rueda de prensa previa a la que sería la tercera victoria del curso para el ICL Manresa. “Nuestra gente no viene aquí buscando ver al equipo ganar, porque saben que es difícil, saben que el equipo no va estar en la parte alta de la clasificación. Pero se identifican con una forma de ser: pelear, luchar”, era el discurso del entrenador vitoriano recogido en un vídeo que se ha hecho viral. “Aquí nadie viene a ver alley-oops, viene a ver un equipo que lucha y que va a defender una esencia. Y la esencia es luchar contra todo”, añadía.
También comparten ambos técnicos defensa del trabajo diario como mejor medicina cuando la balanza suele inclinarse hacia el lado negativo en la cuenta de triunfos y derrotas. ”Pase lo que pase siempre hay un lunes para empezar de nuevo” suele decir Moncho Fernández gane o pierda su equipo. “Aquí lo que hay que hacer es, mañana, entrenar, empezar a solucionar cosas que hemos hecho mal hoy, que hay muchas. Y empezar a trabajar y prepararnos para pelear la semana que viene”, también arenga el entrenador del cuadro catalán a los suyos.
Y es que cuando todo cuenta, cada mínimo detalle suma y se manejan no solo tácticas ni técnicas, es cuando de verdad toca abrir el baúl de los recursos imposibles y empujar a base de motivación y confianza. Hay entrenadores MVP que reciben aplausos por triunfos con plantillas galácticas, y técnicos que entre las trincheras saben obtener también las mejores recompensas. Moncho Fernández e Ibon Navarro son el mejor ejemplo.